Publicidad

Esclavitud infantil en pleno siglo XXI

Cada 16 de abril se celebra el Día Mundial contra la Esclavitud Infantil para conmemorar la memoria del niño pasquitaní Iqbal Masih, que fue asesinado en 1995 a los doce años.

 

Iqbal nació en 1982 en Pakistán. A los cuatro años de edad, su padre lo vendió como esclavo a un fabricante de alfombras por 600 rupias, para pagar la boda de su hijo mayor. Desde ese momento. Iqbal fue obligado a trabajar más de doce horas diarias encadenado a un telar y era sometido a constantes golpes. A los 10 años logró escapar de la fábrica, pero las condiciones infrahumanas en las que vivió causaron serios problemas a su cuerpo.

 

En 1992, Iqbal conoció a Ehsan Khan, un activista que luchaba por acabar con las condiciones de esclavitud en el trabajo. Siguiendo su ejemplo, Masih comenzó a denunciar las lamentables condiciones laborales en las que otros niños como él trabajaban en los telares de alfombras, convirtiéndose en un héroe para ellos.

 

Este activismo se convirtió de inmediato en una molestia para aquellos empresarios que se aprovechaban con el trabajo infantil, y el 16 de abril de 1995 fue asesinado de un disparo mientras montaba en bicicleta. A los doce años tenía la estatura y el peso de un niño de seis años.

 

Esclavitud infantil en pleno siglo XXI

 

A pesar de estar en un siglo donde la tecnología crece cada día más, todavía existe la esclavitud infantil.

 

La trata de personas, la explotación sexual, trabajo forzoso, niños soldados, matrimonio forzoso, esclavitud doméstica, son las formas para explotar a los infantes.

 

Las estadísticas varían dependiendo de la ONG que lo calcule, ya que no es fácil contabilizar un problema que se oculta bajo mafias y corrupción en la gran mayoría de los casos.

 

La trata de personas

 

Para la ONU, la trata de personas tiene una ganancia anualmente entre 5 y 7 billones de dólares y unos 4 millones de personas se ven desplazadas de un país a otro.

 

Según Save The Children, cada año 1.2 millones de menores son victima del trafico infantil, un negocio que estima al año 23.500 millones de euro, reseñó Publico.com.

 

Explotación sexual

 

La explotación sexual  se destina a menores, en muchos casos para pornografía infantil o al turismo sexual. Para las Naciones Unidas, España está entre los principales países de destino de víctima de trata con fines de explotación sexual.

 

Niños Soldados

 

La Unicef calcula que hay unos 300.000 niños y niñas soldado en conflictos armados en todo el mundo. Los entrenan en las escuelas y pueblos. No solo usan para primera línea de combate, matando a personas, sino también para ataques suicidas, violaciones o como esclavas sexuales.

 

Para Acnur recuerda que los traumas que estos menores soportan dejan secuelas difíciles de superar. “Algunos son secuestrados; a otros, la pobreza, los malos tratos, la presión de la sociedad o el deseo de vengarse de la violencia contra ellos o sus familias les llevan a unirse a grupos armados y empuñar un arma.

 

Matrimonio Forzoso

 

Según la Organización Internacional de Trabajo (OIT), hay unas 15,4 millones victimas de un matrimonio forzado a cualquier edad y, de ellas, mas de una tercera parte eran de su mayorías niñas.

 

Se ha anunciado de los peligros que conlleva para la salud y la educación el hecho de casarse a edades tempranas. No obstante, durante la próxima década, 100 millones de niñas se casaran antes de cumplir los 18 años de edad.

 

Trabajo Forzoso

 

Un millón de menores trabajan actualmente en minas y canteras en mas de 50 paises de Asia y Sudamerica según cifras de la ONG Save The Children. Solo en África occidental ocupa a 200.000 niños y niñas, más de un tercio del total de la mano de obra.

 

Los trabajos más peligrosos van desde el servicio doméstico, el servicio militar, la pesca en aguas profundas o la agricultura, hasta la construcción y la búsqueda en vertederos.

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Sathya Arteaga

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad