Publicidad

Lo más cumbre de la Cumbre

La cumbre de Singapur cumplió las expectativas de sus dos protagonistas y de buena parte del mundo que espera la desnuclearización de la península coreana.

 

El hito histórico lo marcó el hecho de ver por primera vez a dos máximos líderes de ambas naciones frente a frente. Y quedó sellado en el documento que Donald Trump y KimJong-un firmaron, con el cual dieron por cumplidos sus objetivos personales.

 

La declaración conjunta fue considerada por los analistas altisonante en sus aspiraciones, pero insustancial, sujeta a negociaciones que pueden extenderse en el tiempo antes de que se produzca efectivamente la tan esperada desnuclearización.

 

Hubo sí aspectos cumbre que vale la pena destacar, aunque para algunos sean solo detalles nimios:

 

-El estrechón de manos entre ambos dirigentes abre las puertas para que el norcoreano sea aceptado como dirigente legítimo en la comunidad internacional y compensa un poco el papel de Trump como líder mundial luego de su papelón en la reunión del G-7, en Canadá.

 

-Kim Jong un dejó de ser el “hombre cohete” –como lo llamó Trump hasta hace un par de meses- para pasar a ser un líder “talentoso” y “honorable”, de acuerdo con la nueva visión del mandatario estadounidense.

 

-Trump, a su vez, hasta hace poco llamado “viejo chocho” por el líder norcoreano, recibió su reconocimiento por “hacer posible este encuentro”.

 

-La Cumbre terminó con el compromiso de ambos líderes de colaborar para mantener un régimen de paz duradero y estable, pero formalmente la guerra de Corea (1950-53) continúa, pues no se firmó ningún documento que la dé por concluida.

 

-En el documento se recoge el compromiso etéreo de Corea de colaborar con la desnuclearización, pero Trump señaló que las sanciones se mantendrán mientras Corea del Norte mantenga sus armas.

 

-Trump indicó que las maniobras militares conjuntas entre Estados Unidos y Corea llegarán a su fin porque son muy costosas y constituyen una provocación (Esto último siempre lo denunció Corea del Norte), pero a los pocos minutos las propias fuerzas estadounidenses emitieron un comunicado en el que señalan que no han recibido instrucciones de cancelarlas y, por lo tanto, seguirán con sus planes previstos.

 

-El tema de los derechos humanos fue tocado de pasadita. La desnuclearización se llevó la mayor parte del tiempo. Para otra ocasión, tal vez, quedaron los 120 mil presos por razones políticas que hay en Corea del Norte, las recurrentes hambrunas y hasta las purgas en el propio seno del Gobierno. Trump se mostró esperanzado en que mejorarán las condiciones de vida en una nación con tan nefasto historial en la metaria.

 

-El almuerzo duró aproximadamente una hora y consistió en una combinación de platos estadounidenses y delicias asiáticas.

 

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad