Publicidad

Matan a maracayera en Bogotá

Los sueños de esperanza de una bella venezolana para buscar un futuro mejor en Bogotá, se transformaron en tragedia familiar, cuando su pareja, también de la misma nacionalidad, la asesinó de varias cuchilladas dentro de un Hotel en Puente Aranda, en la calle 17C # 58 – 15. Puente Aranda, al no aceptar que ella lo abandonara tras acabarse el amor.

 

Amigos y familiares de la occisa, identificada como Yudeima Figueroa Figueroa, de 33 años, natural de Maracay, estado Aragua, pero criada casi toda la vida en Monagas, al oriente de Venezuela, narraron que desde el pasado mes de febrero, la bella mujer se vino adelante para Bogotá, en Colombia, a buscar un futuro mejor para sus dos hijos, tras la grave crisis económica y de hambre que se vive en el país vecino, un mes después se vino su pareja de nombre Donavis Calderon, con quien tenía meses de relación y no es el padre de sus hijos.

 

Manifestaron que, cuando se reencontraron en el mes de marzo, se ubicaron en un arriendo en Usme, pero dos meses, a finales de abril, ella decidió terminar la relación, mudándose sola con unas amigas para el sector de Los Laureles, en Bosa, en la 80-63.

 

Dijeron que el venezolano no aceptaba la separación con la bella Yudeima Figueroa, quien estaba trabajando en la Panadería El Maná, muy cerca de su lugar de residencia,  “Siempre la llamaba por celular, la acosaba en el trabajo, la acosaba cerca de la casa, siempre la perseguía, ella aceptaba a verlo y conversar, pero él no aceptaba que lo dejara solo”.

 

Dijeron que el pasado jueves en la noche, el desalmado hombre, había citado a Figueroa para hablar por última vez y tratar de arreglar las cosas, motivo por el cual se citaron en un Hotel de Puente Aranda a las 6:00 pm. Allí presuntamente, tras una acalorada discusión, sacó a relucir un filoso cuchillo y sin piedad alguna, le propinó varias heridas hasta dejarla sin vida.

 

El cadáver fue encontrado sobre la cama y el piso, estaba semidesnudo y bañado en sangre, evidenciando con ello la violencia y rabia de Calderón, quien no aceptaba la separación.

 

Uniformados de policía nacional de Colombia fueron avisados por los trabajadores del Hotel, quienes al entrar a hacer el mantenimiento de la habitación, se encontraron con el dantesco crimen. Sobre el cobarde homicida, se supo que había huido a rumbo desconocido, no obstante, los amigos y familiares de la víctima activaron las redes sociales para que los cuerpos policiales en la frontera den con la captura de este desalmado colocando su foto, quien al no aceptar del fracaso amoroso, la asesinó vilmente, dejando a dos niños venezolanos huérfanos de madre.

 

Fuente: Diario del Arauca

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Martín Flores Araujo

Licenciado en Comunicación Social, egresado de la Universidad Católica Cecilio Acosta de Maracaibo, estado Zulia. Músico, Oboísta y compositor, Es autor de varias obras Musicales y Literarias, además de haber realizado diversos Documentales y videos institucionales, así como diversos trabajados en medios tanto impresos como digitales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad