Publicidad

Comerciantes de La Victoria trabajan “entre rejas”

La creciente inseguridad que reina en las calles de La Victoria y ante los reiterados atracos que se han venido perpetrando en comercios de esta localidad, muchos empresarios han decidido trabajar “tras las rejas”, a fin de evitar ser víctimas del hampa. Es así como algunos negocios han colocado grandes estructuras metálicas en sus instalaciones, como una medida preventiva que les permita trabajar tranquilos.

 

La misma razón que les motivó a laborar encerrados, les impidió dar sus nombres a la hora de emitir declaraciones, sin embargo, amparados en el anonimato, dijeron que “la inseguridad en la ciudad se ha vuelto incontrolable”, agregaron que “las rejas no te salvan de un sujeto armado que te obligue a abrirlas, pero al menos le pone las cosas más difíciles”. Esta estrategia viene acompañada de otras tantas, entre las que destacan la colocación de cámaras y la contratación de vigilantes.

 

Los comerciantes están conscientes de las incomodidades que ocasiona trabajar de esta manera, e incluso afirman que “muchos clientes no les gusta ser atendidos de esta manera”, mucho menos en establecimientos que están ubicados en barriadas y donde se resguarda a los dependientes, más no a los compradores. Dicen que “los que los que despachan están bien resguardados, pero los compradores quedan en la calle y obstaculizados por las rejas a la hora de protegerse de un eventual quieto”.

 

Lo cierto del caso es que una reja es apenas un paño de agua tibia, por lo que el sector productivo pidió mayor protección a las autoridades policiales y es que según comentaron “aquí llamas a una patrulla y llega cuando ya no hay nada que hacer”. Sin embargo la mayoría reconoció que “nuestros policías están en desventaja en cuanto al hampa, si hablamos de armamentos municiones y vehículos”.

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Simón Jesús López

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad