Publicidad

Comerciantes y transportistas rechazan el billete de 50 y 100 Bs

A la escasez del efectivo se suma una nueva variante que lleva de cabeza a los Maracayeros. Y es que, a vísperas de una reconversión monetaria, transportistas y comerciantes se niegan aceptar el billete de 50 y ahora de 100 bolívares.

 

De esta manera, en los comercios y transportes públicos del municipio Girardot han dejado de recibir los billetes de 50 bolívares y la explicación más lógica que ofrecen a las personas es lo complicado que es contar el dinero.

 

El mercado libre de Maracay, centro de expendio popular, fue uno de los primeros lugares donde se comenzó a rechazar los billetes de 50 bolívares. Los vendedores justificaban su acción con el hecho de no querer “llenarse de billetes que ya no valen”.

 

Los expendedores insisten que todos los productos al mayor aumentan a diario, por lo que se le hace más cómodo pagar con billetes del nuevo cono monetario.

 

Por ello ya el consumidor no ve con asombro los carteles improvisados con la frase “solo billetes nuevos”, los vendedores de pescados, verduras y condimentos rechazan el papel moneda de 50 bolívares, tal como restringieron la circulación de los billetes de 2, 5, 10 y 20 bolívares a principios del año 2016 y parte del 2017.

 

Comercios y transportes públicos se suman a esta negativa

 

Desde finales del mes de abril, establecimientos comerciales y los transportistas también dejaron a un lado el billete de 50 bolívares, que forma parte del cono monetario que nació en el año 2008, cuando fueron denominados como bolívares fuertes para intentar contrarrestar la inflación en aquel entonces.

 

Esta irregularidad se ha estado evidenciando en los autobuses urbanos, así como también en los extras urbanos. Choferes de carros por puesto y de busetas también se están negando a recibir el papel moneda de Bs 100.

 

Situación ilógica para los usuarios, quienes no entienden como los transportistas no quieren recibir el billete de Bs 100, cuando las entidades bancarias lo siguen entregando.

 

Sin embargo, la mayoría de los usuarios se han visto obligados a cancelar con billetes del nuevo cono monetario para poder ser trasladados. Incluso, algunos colectores avisan a los pasajeros que cancelen antes de subirse a la unidad.

 

Esta imposición deja a los Maracayeros sin opción para afrontar la crisis que atraviesa el país, ya que muchas familias intentan subsistir con este billete en plena escasez de efectivo, pero las trabas de los comerciantes impiden esta adaptación coyuntural.

 

Los usuarios de los transportes públicos también se han mostrado en desacuerdo porque tienen que pagar obligatoriamente con dinero en físico, pero la carencia del mismo lo imposibilita.

 

Autor: María Eugenia Hermoso

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad