Publicidad

Argentino encontró maletín con medio millón de dólares y lo devolvió a su dueño

Un hecho poco común en la sociedad que tenemos y llevamos, ocurrió en Argentina, cuando José Sánchez un ciudadano argentino de la cuidad de Nogoyá, el pasado sábado observó como un hombre se olvidaba de su maletín en una de las plazas de la cuidad, Sánchez al revisar el contenido del maletín se encontró con montón de dinero, dentro había medio millón de dólares, no obstante aun estando desempleado y sin dinero, José decidió devolver todo el dinero encontrado.

 

Lo primero que hizo fue comunicarse con la policía, sin embargo no obtuvo respuesta de la mismo, así que se acercó a una radio local para comunicar lo ocurrido, para así intentar contactar al dueño del maletín, Sánchez decidió volver a la plaza en dónde se encontró con el dueño que había regresado de nuevo al lugar en busca del maletín.

 

El dueño era un empresario llamado Gustavo que le agradeció el noble gesto,  hora más tarde este le realizó dos oferta para compensar el gesto. Primero le ofreció un millón de pesos, lo que equivale a (24.800 dolares), no obstante Sánchez rechazó la oferta, el empresario insistió en que aceptara de que el le comprara una casa, ya que José vive alquilado junto a su esposa y sus dos hija, sin embargo, no lo aceptó.

 

José expresó que lo único que el buscaba era un trabajo estable en «blanco», con todos los derechos laborales cubiertos como un seguro social, aportes jubilatorios, vacaciones etc.

 

Así que el empresario le prometió contratarlo, luego de que montara un sitio turístico con el dinero que devolvió el joven.

 

Cuando muchos medios se hicieron eco de la noticia, a José le comenzaron a llegar ofertas laborales «De mañana, me dedico a hacer trabajos de pintura y por la tarde, soy panadero», declaró a FM Libertad, radio local a la que había avisado de su hallazgo.

 

Allí detalló que cuando encontró el maletín se puso «muy nervioso». «Yo nunca vi en mi vida esa plata. No la conocía. La plata que conozco acá es la de 100 pesos, pero dólares jamás», agregó. Finalmente, explicó que se decía a sí mismo: «No Dios, no me recompenses con esto porque yo soy un humilde trabajador. Mientras vos Dios, me des salud y trabajo, yo ya estoy contento».

 

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Prensa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad