Publicidad

775140742AB00019_Jorge_Lina

El Niño cayó en el décimo

La pelea estaba empatada hasta que llegó un demoledor gancho al hígado del venezolano

El púgil ucraniano Vasyl Lomachenko se proclamó nuevo campeón del peso ligero, versión Asociación Mundial de Boxeo (AMB) al vencer por nocáut técnico en el décimo asalto al exmonarca, el venezolano Jorge El Niño Linares.

Un portentoso y demoledor gancho al hígado cuando se llevaban 2:08 minutos de pelea en el 10 asalto, de la pactada a 12, fue lo que hizo que acabase un combate plagado de magia y de unas acciones que ya forman parte de la historia positiva del deporte del boxeo.

Linares, de 32 años, a pesar de haber perdido mostró toda la clase y valentía que posee, lo que le hace merecedor a que se de una pelea de revancha entre ambos púgiles.

De hecho, antes que llegase el golpe demoledor de Lomachenko, la pelea estaba empatada con un juez que tenía al nuevo campeón por delante, otro a Linares y un tercero que daba combate nulo.

Para entonces la pelea, celebrada en el legendario Madison Square Garden de Nueva York, había sido ya mágica y brillante por toda la acción y los golpes que ambos púgiles se habían intercambiado.

Cierto que Lomachenko reivindicó su condición de nueva figura del boxeo mundial, pero Linares hizo honor a su condición de campeón defensor y mandó a la lona al púgil ucraniano en el sexto asalto que hizo que la pelea cayese de su lado.

Ahora Lomachenko, de 30 años, ya ha conseguido el título mundial en tres categorías diferentes después de hacerlo primero en el peso pluma, luego en el superpluma y ahora como campeón dentro de los ligeros, y todos coronas logradas en apenas 12 peleas realizadas como profesional, algo que nadie antes otro púgil había conseguido.

“Ha sido la pelea más difícil que he tenido, Linares fue un gran rival y demostró que también pudo haber conseguido la victoria”, declaró Lomachenko, que se mostró interesado y no tener problemas en realizar una revancha. “Siempre peleo ante los mejores y Linares lo es”.

La victoria dejó a Lomachenko con marca de 11-1 y nueve triunfos conseguidos por la vía del nocáut, incluidos ocho que ha logrado de manera consecutiva.

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Gustavo Gil

Licenciado en Comunicación Social, egresado de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). Periodista de amplia trayectoria en distintos medios que abarcan la prensa escrita, semanarios, radio y televisión. Actualmente ejerce libremente su profesión, es asesor institucional y de imagen.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad