Publicidad

Ya no sirve la excusa del tiempo para no quemar calorías

Lo ideal sería conseguir tiempo para combinar la Alta Intensidad con trabajo aeróbico convencional (correr, nadar, bici, etc)

Actualmente, el ritmo de vida que llevamos nos hace disponer de poco tiempo; si queremos tener un estilo de vida saludable tenemos que intentar desconectar haciendo ejercicio.

Hoy en día existen algunos entrenamientos que podemos realizar para salvar el día a nivel deportivo en tan solo 20 minutos, además de métodos útiles en otros casos concretos que también se explican más adelante. Si nos fijamos en el gasto calórico durante el entrenamiento dejaríamos de lado algo muy interesante como que el tipo de estimulo hará que nuestro metabolismo basal se active en mayor o menor medida y el post entrenamiento pueda ser productivo.

Estos son algunos de los ejercicios más efectivos:

Tábata: Este entrenamiento tiene origen en los famosos. Son entrenamientos de Alta Intensidad. En el Tábata se entrena 4 minutos en relación 20” trabajo y 10” descanso del mismo ejercicio o diferentes. Al 100% de intensidad, es decir trabajo anaeróbico. El estímulo es tremendo, ya que hará que posteriormente al ejercicio el cuerpo tenga que recuperar lo estimulado. Un ejemplo para alargar a 20´podría ser: 2 tandas de 4´con trabajo Aeróbico en medio, tipo Remo (ejercicio de gasto calórico alto). Más adelante podríamos hacer 3 tandas o parecido cuando nuestro estado de forma mejore.

Entrenamiento de Alta Intensidad (A.I.): Es otro entrenamiento de Alta Intensidad que proviene del Tábata pero se modifica alargándolo hasta 20-40 minutos. En este, la intensidad baja a 85/90% y se trabaja de forma aeróbica/anaeróbica. El gasto calórico igualmente es muy alto, siendo muy interesante que el gasto post ejercicio es más del doble del pre ejercicio (aquí esta el punto de la cuestión para utilizar este método y no hacer por ejemplo 20´de natación o carrera continua).

Otros trucos que podemos aplicar son entrenar en exterior o combinando el frío y calor, ya que ello hará que nuestro gasto calórico aumente por la termoregulación y su consumo. Entrenar en ayunas será positivo siempre y cuando nos adaptemos a este tipo de entrenamiento que un principiante debería informarse y hacerlo de forma progresiva antes de empezar. Tras ver las distintas opciones lo ideal según Raúl Gómez, Licenciado en CCAFD y entrenador personal en el O2 Centro Wellness El Perchel, sería conseguir tiempo para combinar la Alta Intensidad con trabajo aeróbico convencional (correr, nadar, bici, etc). Si no tienes tiempo, opta por la primera opción.

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Mirley Navas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad