Publicidad

Filipinas gana Miss Universo 2018

La representante de Filipinas, Catriona Gray, se coronó este domingo como la nueva Miss Universo 2018, tras dominar la ronda final en la que Venezuela estuvo a punto de ganar.

 

Aunque la venezolana Sthefany Gutiérrez figuraba entre las favoritas para llevarse el título, quedó como segunda finalista, mientras que Sudáfrica perdió su oportunidad de lograr un “back to back”, cuando Tamaryn Green fue nombrada primera finalista.

 

Gray, de 23 años de edad, es la cuarta filipina en conquistar el máximo certamen de la belleza universal, al recibir la banda y corona de su predecesora, la sudafricana Demi-Leigh Nel-Peters en la gala celebrada en el Impact Arena de Bangkok (Tailandia).

 

Si bien Filipinas logró clasificar desde el principio al corte de las 20 semifinalistas por la región de África/Asia del Pacífico, no fue así para Venezuela, que entró de repechaje junto a Estados Unidos, Brasil, Australia e Indonesia gracias a las “Wild cards”.

 

Después del desfile en traje de gala, donde Gutiérrez sacudió la pasarela con un vestido de transparencias y Gray resaltó con un conjunto de color rojo brillante, el cuadro de las cinco finalistas quedó conformado por Puerto Rico, Vietnam, Filipinas, Sudáfrica y Venezuela, que luego se redujo a tres tras de la fase de preguntas.

 

Este año, el concurso estuvo fuertemente marcado por el empoderamiento femenino y la valoración de la belleza interior, teniendo por primera vez un jurado integrado en su totalidad por mujeres, y haciendo énfasis en las historias de vida detrás de cada una de las participantes.

 

Desde una concursante que sobrevivió a la tuberculosis, hasta el caso de Miss Vietnam, que se negó a participar en un matrimonio arreglado cuando apenas tenía 14 años de edad, cada una de ellas mostró lo que hay más allá de las sonrisas perfectas y los cuerpos esculturales, resaltando sus logros, luchas y objetivos como aspirantes a un título que obliga a su ganadora a ser parte de numerosas campañas sociales alrededor del mundo.

 

En el caso de Venezuela, Gutiérrez destacó la influencia que ha tenido su madre como ejemplo a seguir tras luchar contra el cáncer. Aprovechó su intervención para hacer un llamado de atención sobre la grave escasez de medicamentos que vive el país.

 

“He aprendido a tener confianza y a ser una mujer determinada, gracias al ejemplo de mi madre, quien me dio el valor de la familia. Ella peleó y venció el cáncer en un país donde la gente sufre las consecuencias de no tener medicinas… Estoy aquí muy orgullosa de decirle al mundo que los venezolanos somos guerreros del amor”, dijo.

 

La más polémica de las participantes fue sin duda la Miss España Angela Ponce, quien encendió las redes sociales por ser la primera concursante transgénero en la historia del evento. Aunque no logró ingresar al cuadro de las 20 semifinalistas, sí protagonizó un emotivo momento en el que fue homenajeada contando su vida, los años de bullying que debió enfrentar y su lucha por aceptar su identidad de género, como un símbolo contra la intolerancia.

 

“La realidad de muchas personas va a cambiar, y si yo puedo llevar eso al mundo, yo no necesito ganar el Miss Universo. Solo necesito estar aquí”, señaló Ponce tras desfilar una última vez en el escenario.

Fuente: El Universal

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Prensa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad