• Entrevistas

Gustavo Villamizar: en 2016 hubo 81% de escasez en los hospitales

9 meses antes
Por Editor Martín Flores

Gustavo Villamizar: en 2016 hubo 81% de escasez en los hospitales

El Doctor Gustavo Villamizar, ex presidente de de la Corposalud del estado Miranda en una entrevista exclusiva para El Clarín web, nos ha indicado que durante el año 2016 la escasez en los hospitales de material médico quirúrgico llegó al 81%,según la encuesta nacional de hospitales de la red médicos por la salud.

De igual forma el Villamizar nos indicó que los servicios ambulatorios y preventivos bajo la administración del gobierno de Miranda son el primer frente, línea de contención del drama del Estado que en Venezuela da atención a casos urgentes y emergentes y que se encuentra como uno de los mejores a nivel nacional.

Villamizar recordó aquel  decreto del 4 de diciembre de 2008, número 6543 donde ordenó ejecutivamente violentando disposiciones legales vigentes para fecha, la recentralización violenta en 72 horas de toda la red asistencial que manejaba el estado Miranda: “Más de 200 ambulatorios, y 18 hospitales y todos los activos financieros de más de 7 mil empleados de la nómina de la gobernación. Se ripostó al TSJ que falló a favor del Gobierno central”.

“Miranda quedó sin nada, sin oficina. Como expresión de un esfuerzo, construimos la red Francisco de Miranda, hoy con 77 establecimientos, 6 para la atención de casos urgentes: “Pronto Socorro” atendiendo a Rio Chico, Higuerote, Guarenas, Guatire, Charallave y Altos Mirandinos, con más de dos millones de atenciones dispensadas con un nivel muy superior al promedio nacional en el sector público. Hay una red de Barrio Adentro que no funciona un 70%, del Ministerio Popular de Salud hay una tradicional y la de las municipalidades del área Metropolitana: manejé la de Baruta a principios de la década pasada”.

El galeno nos indicó que han trabajado en una propuesta para mejorar el sistema de Salud Pública durante casi 20 años.  Con la mesa sanitaria que se fundó en Cedice, en el 93, se debatieron planteamientos que en el estado Miranda se convirtieron en políticas públicas. Fuimos los primeros en postular la tesis del medi ticket como los de alimentación, inspirados en el vaucher de Milton Friedmand (principio de los 50)  de escuelas públicas para niños talentosos de escasos recursos, le daban un ticket a su padre para que pudiera pagar una excelente educación en una buena escuela privada al niño.

“Hicimos una adaptación del vaucher a las necesidades de salud por servicios de la red mirandina que no podía proveer, por falta de hospitales, quirófanos: el paciente recibía un ticket en un hospital privado de Caracas solicitaba una cirugía coronaria o un trasplante, pagaba con ese ticket y luego el proveedor del servicio lo canjeaba por su dinero ante el tesoro del estado Miranda y cobraba con dinero público”. Agrego Villamizar.

El doctor Gustavo indicó que de ninguna manera se  privatizó la salud en la entidad mirandina, “pagamos con dinero público de origen petrolero y se beneficiaba el enfermo que recibía una prestación médica que no teníamos.  Le digo a los críticos, esa claridad, esa transparencia de a quién va y a quién beneficia el dinero público y para que ¿la tenemos ahora? El dinero público en Venezuela ha creado millonarios como hongos con bienes raíces en Florida, yates, caballos de carrera, equipos deportivos, en cambio, la lista de espera quirúrgicas está alrededor de las 500 mil personas.

Villamizar aseguró que actualmente suman más de 500 mil venezolanos que necesitan ser operados: “son pacientes con hernias, con coronarias obstruidas, con cataratas por operar, con aneurisma por reventar, con cáncer y  para ellos no aparecen fondos públicos para operarlo”. Agregó el Dr. Villamizar.

“Fui a  Harvard a un Congreso  de salud pública y visité el Children Hospital de Boston, adscrito al circuito de Harvard rankeado  en ese 2012 como el hospital número 1 del mundo. Parecía Disneylandia: ví a una señora con el hiyad típico de la mujer musulmana y su bebe y nuestro acompañante comentó que viene de los países del Golfo Persico y requiere para su bebe servicios hematoncológicos por leucemia. El cheque llega de la embajada, el Emir, cabeza de un Estado pre moderno,  sin constitución política ni derechos constitucionales, pero, hay las dadivas generosas de un monarca absoluto con sus súbditos que ni siquiera ciudadanos son,  él piensa que sus súbditos merecen el mejor hospital del mundo y toma de la renta petrolera que se genera y manda el cheque”.

“Con todo el dolor de las madres de nuestros niñitos con leucemia en los hospitales de nuestro país, productor de mermelada de arequipe, de petróleo, no recibirán esas rentas que no sabemos a dónde van”.

Villamizar agregó que lo que proponen, con la argumentación ética que eso supone es: “Tomar dinero de la renta y a través de cuentas individuales para cada venezolano, disponer de ese dinero para que el venezolano reciba las estaciones médicas de alta complejidad y costos, en aquellos casos en que la oferta pública no sea suficiente, no sea de nivel”.

El ex funcionario de la gobernación mirandina indicó que cuando él estaba a cargo  se creó el Fondo Mirandino de Salud: “Se intervino enfermedades cardiovasculares a más de cinco mil pacientes sin un quirófano ni un cirujano cardiovascular. Se compraba ese servicio a un proveedor experto en el sector privado y se pagaba con dinero público. Esa jerigonza de la privatización para el capitalismo salvaje es lo que decían los romanos flatus vocis (ruido de viento). Ese dinero  de las arcas públicas se usó en beneficio de pacientes que exclaman: “oye me operaron de…y me curé cuando tenía la muerte asegurada”.

Esa es la propuesta que le estamos haciendo al país. He hecho la crítica al “leviatán sanitario, un ministerio lleno de burócratas : Un gran monstruo -decía mi padre, gran salubrista- de una gran cabeza, pero con unos miembros atróficos”: No le pusieron una dosis de vacuna triple bacteriana a un niño pemón para que no le diera difteria, eso se recibe de bebé por generaciones: ya van 23 muertos por esta causa. Ese monstruo del centro Simón Bolívar que se va acordar que hay niños en el sur de Bolívar sin vacunar.

Si ese monstruo leviatánico se desmonta y  se reparte esta gran torta entre cada entidad federal y nos dividimos en Federaciones Sanitarias, se puede favorecer la sanidad en el estado Bolívar, el estado Miranda, Zulia, en todos. A las distintas regiones, si le va interesar, y él se sienta en la mesa de gobierno de un Gobernador que si lo hace mal va a perder las elecciones: Se premia al que lo haga bien y desalojar al que lo haga mal.

A un ciudadano de por aquí, le pasa algo y lo llevan a Salud Chacao. Se está estudiado anexar la mitad de urgencias de Plaza Venezuela hasta la redoma de Petare y eso lo paga un municipio. Como hace un municipio que lo tienen acogotado por la vía de un situado, por la vía de no poder renovar sus alcaldes, a sus autoridades, eso es algo muy difícil. Deberían haber más iniciativas como Salud Chacao, Salud Baruta, Salud Sucre.

Barrio Adentro está 70% cerrado e inoperativo y costó a la Nación 29 mil millones de dólares,  quince veces la reservas líquidas de la República ¿Que hicieron con esos cobres? (reales),

Federación Sanitaria Nacional

El Dr. Villamizar agregó que es necesario la creación de “La Federación Sanitaria Nacional”, que  no será más que una, sino 24 sanidades atendiendo las necesidades con política transparente y alianza público-privado que permitan (como el mediticket Mirandino) comprar el servicio que el ciudadano que no puede recibir en el sector público: Cada estado toma decisiones de acuerdo a su realidad. Implica tratar a los privados y las Ong de otra forma: “Hay sectores en la Orinoquia venezolana  donde llegaron primero  los Salesianos que el ejército. No se puede llegar a carajearlos, ellos saben más de ese territorio pemón: Se debe buscar alianzas”.

Villamizar agregó que es muy importante la experiencia del subsector privado en Venezuela de cirugía cardiovascular, radioterapia oncológica, cuidados intensivos es superior a la del Estado y se debe ver de qué forma se puede colaborar en beneficio de los ciudadanos venezolanos: “Distinta a la lógica militar, a la marxista de la revolución”. Agregó Villamizar.

“En Venezuela hay un déficit neto de 40 mil camas hospitalarias, según revista médica del 2013.  Cama hospitalaria es una unidad administrativa, alrededor de la cama están las enfermeras, los médicos, la tecnología, las áreas de quirófano.  40 mil camas entre 1200, ( del Hospital Universitario de Caracas) da 33,  o sea, construir 33 hospitales del tamaño del hospital Clínico, uno por estado. De esas 40 mil camas,  un mil tendrían que ser de cuidado intensivos, cama especialmente costosa”.

 

El doctor Villamizar indicó que actualmente en los 18 años de la revolución no se ha construido un hospital general y que  último construido en Caracas fue el Hospital Domingo Luciani, en 1987, año que se gradúo de médico.  El Hospital Clínico de Caracas lo hizo Medina Angarita y terminó Pérez Jiménez, el Pérez Carreño lo hizo Caldera en su primer período y los históricos, el Algodonal lo hizo López Contreras, junto con la Maternidad y el Hospital Vargas es del Post Gusmancismo. No hay hospitales hechos por la revolución después de miles de millones de dólares.

“En Venezuela, según la fuente Encovi (Encuesta de condiciones de vida) versión 2016, la parte de salud con el Dr Marino González: El 65%, las dos terceras partes del dinero de bienes y servicios de salud, medicinas, médicos, estudios, viene del bolsillo de la gente.  Si tienes un enfermo, pides las prestaciones, vendes el carro, el apartamento, vas a una clínica privada y lo  llevas a operar, a tratar. Quedas en la carraplana,  debes llevar a tu ser a un hospital público, pero, el Estado venezolano no atiende por no tener insumos”.

La escasez de rubros claves de material médico quirúrgico en un hospital público estaba alrededor del 57% en el 2015 ascendió al 61% y en el 2016 es de 81% según encuesta nacional de hospitales de la red médicos por la salud.  El hospital universitario en Caracas,  la Ciudad Hospitalaria Enrique Tejera en Valencia: Parecen mercados persas en la entrada, hay buhoneros que venden cigarros, café, comida, inyectadoras, antibióticos, etc, porque los insumos no se consiguen y el mercado negro los provee.

El doctor Gustavo agregó que la red de Barrio Adentro se les regaló la mayor transferencia de dinero de un país a otro, sin guerra. Ahora los venezolanos están sin quimioterapia o con un bebé que nació en terapia neonatal que no hay o el abuelo que requiere  terapia intensiva: “Se privatizó la salud en Venezuela en la revolución.  Francisco Farad: Este es el legado del gigante a 18 años de revolución, lo que quedó de una salud pública, hasta al paciente hay que llevarle comida desde su casa porque aquí no hay nada que darle”.

“Venezuela debe terminar con soluciones estatistas, socialistas: Ningún ministro o funcionario espera ser atendido en un hospital público, o hace cola para conseguir medicamentos. Chávez fue a uno de los mejores hospitales oncológicos del mundo: el Hospital Sirio Libanes de Sao Paulo, Brasil. La Sra de Petare, tengo que ver como la ayudo, tiene un cáncer de mama y no puede ir a ése hospital”.

En último punto el Dr Villamizar señaló que se está cumpliendo aquel dictum terrible de Orson Wells en la novela 1984. En esta revolución, unos son más iguales que otros. “Es inaceptable que alguien sea dejado a merced de una condición que no escogió y no he conocido a nadie que haya escogido para sí o para los suyos la opción de la enfermedad. Puntualizó Villamizar.

 

Compartido
Loading...

Noticias recientes