• Entrevistas

Omar Ávila: sentencias del TSJ son nulas de toda nulidad

7 meses antes
Por Editor Martín Flores

Omar Ávila: sentencias del TSJ son nulas de toda nulidad

El diputado de la Asamblea Nacional por la Mesa de la Unidad Democrática y secretario general del partido Unidad Visión Omar Ávila indicó en una entrevista exclusiva para El Clarín web que las sentencias que ha emitido el Tribunal Supremo de Justicia están viciadas de nulidad dado que los magistrados que fueron colocados fuera del lapso legal por los diputados salientes de la Asamblea Nacional, se saltaron todos los procesos y varios magistrados no cumplen con los requisitos mínimos para optar por el referido cargo.

Ávila señaló que la decisión tomada por el TSJ la noche del miércoles y la madrugada del jueves  donde se les despojó de los poderes a la Asamblea Nacional agregó es una decisión que deriva de un régimen totalitario que conculcan los derechos políticos y los derechos ciudadanos.

Expresó el parlamentario: “Las garantías constitucionales las han utilizado a su antojo, cuando por ejemplo le interesó defender una decisión o un acto inconstitucional, apelaron a lo democrático, cuando defendieron una posición antidemocrática apelaron a lo constitucional, cuando les tocó defender un acto antidemocrático y anticonstitucional apelaron a la soberanía popular y cuando les toca defender algo que atenta contra la soberanía popular aparecen ahora con la idea del bien común”. Indicó el parlamentario.

El diputado Ávila indicó que la razón que adujo la sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia para despojar de sus facultades a la Asamblea Nacional, fue el presunto desacato en que se encuentran desde el año pasado por la proclamación de los diputados electos en el estado Amazonas.

  1.  Al asumir el TSJ todas las funciones de la Asamblea Nacional ¿se está haciendo un fujimorazo?

“Indudablemente esta decisión confirma lo que algunos manifiestan desde hace rato: Se habla de una dictadura ya que este tipo de decisión deriva de lo que es un régimen totalitario, donde no solo los derechos políticos van a ser confiscados sino todos los demás derechos e incluso se pretende que no seamos sujetos de nuestras propias condiciones éticas sino objeto de una visión ética “la socialista” que pretender imponer desde el Estado. Hay que recordar que desde hace años venimos siendo manipulados con el derecho y algunos de la oposición han coqueteado con este juego”, indica  el diputado.

Las garantías constitucionales las han utilizado a su antojo, cuando por ejemplo le interesó defender una decisión o un acto inconstitucional, apelaron a lo democrático, cuando defendieron una posición anti democrática apelaron a lo constitucional, cuando les tocó defender un acto anti democrático y anticonstitucional apelaron a la soberanía popular y cuando les toca defender algo que atenta contra la soberanía popular aparecen ahora con la idea del bien común.

  1. El TSJ alega que motivado al desacato que tenía asume estas funciones, pero, cuando los diputados del estado Amazonas abandonaron sus curules el parlamento salió del desacato.

“Nosotros nunca estuvimos de acuerdo con separar a los diputados de Amazonas legítimamente electos y acreditados por el Consejo Nacional Electoral, el Gobierno, indudablemente lo que buscó desde un primer momento es quitarle esas dos terceras partes que nos dio el pueblo el 6 de diciembre del 2015 y por ello se fueron por el lado de los tres diputados, sin embargo, es hasta ocioso hacer consideraciones jurídicas sobre juicios de formas y de fondo, no solo de esta sentencia sino de muchas otras que tenemos la garantía que son otras decisiones írritas de una sala “inconstitucional” con muchos magistrados ilegales sin los requisitos mínimos para optar a  dichos cargos y que la Asamblea Nacional roja rojita saliente eligió de manera ilegal inconstitucional violando todos los procedimientos”, explica el parlamentario.

Añade: “Procedimientos que violan nuestra Constitución y las leyes, fíjense en la decisión de antier después del tema de la Carta Democrática que en el pasado a María Corina y a María Aranguren le quitaron su inmunidad parlamentaria, la sacaron del parlamento, saltándose el procedimiento, pero utilizando la mayoría que tenían en ese momento la Asamblea Nacional incluyendo al diputado Eustoquio Contreras, simpatizante del proceso cuando para allanar la inmunidad parlamentaria de cualquier diputado se debe solicitar la autorización de la Asamblea Nacional solo cuando se tenga una sentencia definitiva de acuerdo a lo establecido en el artículo 266 en su numeral 2 de la Constitución”.

“Ahora no solo quieren saltarse este procedimiento, agrega Omar Avila,  sino que además pretenden saltarse el que sea la Asamblea quien apruebe, pero, además la sala constitucional no es competente de conocer el enjuiciamiento de cualquier parlamentario de conformidad con lo que establece el artículo 24 numeral 2 de la Ley Orgánica del TSJ sino la sala plena la competente, por esta razón esta decisión y todas la de la sala Constitucional de conformidad con el artículo 25 de la Constitución nacional, es nula de toda nulidad y todas estas decisiones le van a acarrear a estos propios magistrados violadores de las leyes, una acción penal, administrativa y civil que nosotros invitamos desde ya a que la Asamblea Nacional evacue las pruebas de todos estos casos para que una vez que volvamos a tener un estado de derecho con poderes independientes estos 7 magistrados tendrán que responder por todas estas aberraciones jurídicas que han venido implementando”

Continúa, “con esta última decisión quieren aniquilar “por ahora” a la Asamblea Nacional, por ello no podemos dejar de hablar de la Carta Democrática Interamericana proceso iniciado hace aproximadamente un año donde necesitábamos 18 votos y ahora contamos con 20 votos para que se abriera el debate en el consejo permanente de la OEA en el cual Bolivia, Nicaragua, Ecuador y Venezuela se oponían a que se realizara. Lo cierto es que se abrió la discusión que tuvo como conclusión exigir  la observancia de esa falta de democracia que tenemos ahorita. Revisar todos esos elementos”

“Para ser responsables tenemos que activar ahora la Carta Democrática, indica el diputado, se debe convocar a una reunión de cancilleres, no con los embajadores en ese consejo permanente y lograr los dos tercios de los votos de los países integrantes de la OEA, ya que todavía no tenemos los votos necesarios para que se active la Carta Democrática. El Gobierno habla que no se ha activado nada, pero, llevamos 20 votos para activarlo, gústele o no al gobierno de Maduro”

El parlamentario aclara: “Ahora si salen para no rendir cuentas a la OEA ese sería otro atentado a la Constitución en los artículos 23 y 123 como lo hizo al dejarnos sin referéndum revocatorio el CNE, como lo hace el gobierno día a día al no cumplir con los derechos consagrados en nuestra Constitución como es el derecho a la salud, a la educación, a la seguridad, a la alimentación, como lo hacen al negarle la libertad tal como lo establece el artículo 44 y 49 de la Constitución a más de 50 presos políticos violando también el artículo 253 y 257, este último establece que los jueces deben acatar”

“A quien el TSJ debería declarar en desacato, afirma,  es a los organismos policiales como el Sebin quien no ha querido liberar aun teniendo boletas de excarcelación a más de 50 presos. La gente tiene que entender que la democracia va más allá del derecho a elegir que ya nos lo quitaron y que además hay una ruptura del orden constitucional”

  1. Acciones  a tomar por la Asamblea Nacional para defender su legitimidad.

“Nos hemos estado reuniendo con la directiva en pleno para coordinar las acciones necesarias y aclarar en lo jurídico -como es nuestro deber hacerlo-recalca el diputado Omar Avila.

Reafirma el mismo: “También la Organización Ciudadana, la mayoría ciudadana quiere un cambio para lograr la presión necesaria retomar el camino democrático, pacífico y constitucional y cambiar el peor gobierno que hemos tenido en toda la historia contemporánea de Venezuela.

Compartido
Loading...

Noticias recientes