Publicidad

Cuatro décadas sin Renny Ottolina

El 16 de marzo de 1979 Renny Ottolina, se encontraba en su avioneta Cessna 310, rumbo al foro “Venezuela hoy y su futuro”, actividad organizada por la Seccional Nueva Esparta, donde se llevaría a cabo en la Isla de Margarita. La avioneta estaba piloteada por su abogado y piloto aéreo Carlos Olavarria y en donde estaban a bordo su jefe de campaña Ciro Medina, Luis Duque y Cesar Oropeza.

 

En horas de la mañana de ese día, la avioneta se estrella en las inmediaciones del Pico Naiguatá, accidente en el cual fallecieron todos los ocupantes de la misma. Las autoridades tardaron una semana en localizar los cadáveres, ya que se presumía que la avioneta se había estrellado en el mar.

 

En esa época Ottolina, tenía entre sus metas ser candidato presidencial. Para el 30 de marzo de 1979, debía formalizar su candidatura ante el Consejo Supremo Electoral (hoy en día Consejo Nacional Electoral).

 

Su inscripción contaba con la entrega de 140.000 firmas requeridas legalmente. Ese mismo día debía presentar ante el país su agenda política a implementar, durante su gobierno, si lograría obtener la presidencia.

 

Su inesperada muerte trajo muchas hipótesis. Una de la que tomo mayor fuerza, fue que se rumoró que el accidente de Ottolina, fue producto de un plan orquestado por el presidente de ese momento Carlos Andrés Pérez.

 

Su secretario del partido Movimiento de Integridad Nacional (MIN), Gonzalo Pérez Hernández, dijo que una de las acciones en mente que tenía Renny, era enjuiciar al mandatario Pérez por traición a la patria. Ante esto el militante de la coalición decía que “el dignatario de ese entonces no veía con buenos ojos la figura de Ottolina”.

 

Los seguidores del animador continuaban responsabilizando a Carlos Andrés Pérez, por no iniciar las investigaciones pertinentes al accidente, quienes afirmaban que se intentó “tapar” las evidencias que involucraran al presidente ya que la causa del accidente no había sido investigada, fue entonces cuando el Ministerio de Transporte y Comunicación (MTC), en conjunto con otros organismos de rescate, comenzaron con las investigaciones.

 

Conseguir a los cadáveres tardó una semana porque las autoridades presumían que la avioneta se había estrellado en el mar.

 

Nedo Pániz quien era el responsable de esta investigación, indicó que todo ocurrió con normalidad los primeros minutos, pero cuando se revisó el contenido de la cinta, junto a expertos norteamericanos, se escuchaba algo extraño en la voz del piloto Carlos Olavarría.

 

Durante el levantamiento de los cadáveres participó el Grupo de Apoyo Táctico Operativo (GATO) del Cuerpo Técnico de Policía Judicial (CTPJ), hoy en día Cicpc. Se rumoró que estas personas alteraron la escena. Por el lugar en que sucedió el accidente, fue necesario que participara este grupo de rescate.

 

Reinaldo José Ottolina, fue enterrado a las 4 de la tarde del miércoles 22 de marzo de 1978 en el Cementerio General de La Guairita, al acto acudió una multitud no se había visto en Caracas desde la época en que enterraron al locutor deportivo Pancho Pepe Cróquer.

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Sathya Arteaga

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad