• Exclusiva El Clarin

Embarazo precoz afectan la formación de las jóvenes

Martes, 13 diciembre 2016
Por Editor Martín Flores

Embarazo precoz afectan la formación de las jóvenes

El embarazo en la adolescencia causa un gran impacto en la vida de los jóvenes, familias y la comunidad. Esto lo corroboran especialistas como el doctor Ricardo Feo, sexólogo, quien advirtió con preocupación que la edad media de iniciación sexual en La Victoria se sitúa entre los 12 y 14 años de edad. “Si a esto se agrega la escasez de información y la falta de prevención, tenemos el caldo de cultivo de los embarazos precoces”.

La situación es complicada porque los adolescentes no suelen usar métodos anticonceptivos en sus primeras relaciones sexuales. A pesar de que nueve de cada diez los conoce, solo uno de cada diez los usa.

El embarazo precoz es considerado un problema de máxima prioridad para la salud pública. Las consecuencias no solo se centran en una joven que aún no está preparada para asumir responsabilidades de esa índole, sino en su propia salud y, por supuesto, en la del bebé. El riesgo de mortalidad es alto: suelen ser prematuros o presentar poco peso al nacer. Y la madre precoz sufre con frecuencia males relacionados con su poca educación sexual.

En su explicación, el doctor Feo precisa que las adolescentes pueden tener la madurez biológica para tener un bebé, pero no la madurez emocional y social que les permita tener un hijo, cuidarlo, amarlo y protegerlo responsablemente.

Madres jóvenes, madres pobres

Daniela Díaz, psicóloga clínica del centro de salud Padre Lazo, reveló que de cada 100 nacimientos de madres adolescentes que atienden, 95% provienen de comunidades de escasos recursos. Destacó que algunos cálculos indican que 25,8 % de los partos en hospitales son de adolescentes, mientras que en el sector privado representaron 1,5 %.

“Es difícil creer que esta tendencia se debe a la abstinencia. La diferencia hay que encontrarla en conocer cómo viven quienes usan los hospitales. Son personas con más limitaciones económicas, menos acceso a la información, menos servicios públicos y poca capacidad económica para comprar preservativos”, precisa la psicóloga.

Comentó que “el comportamiento del adolescente siempre dependerá de sus relaciones afectivas y de en su entorno. En los casos de embarazo precoz, siempre acuden a nosotros cuando ya el niño existe. Aquí en el país, lamentablemente, la mayoría de las jóvenes de 20 años tiene tres hijos. La sociedad estimula mucho la denotación del objeto sexual, es decir, mientras más buena estás más chévere es la cosa, sin mediar las futuras consecuencias”.

Chamas en riesgo y rechazadas

Díaz advirtió que las madres adolescentes se exponen a muchos riesgos: padecer anemias, partos complicados, abortos o expulsión del feto antes de completar su desarrollo embrionario, y, en casos extremos, pérdida de vida. Y en el aspecto psicológico: frustración y depresión porno poder llevar una vida normal, acorde a su edad; sentimiento de culpa y baja autoestima”.
Además, están las consecuencias sociales: rechazo de las personas, problemas familiares, deserción escolar, dificultad para conseguir empleo y matrimonio precoz.

“Las jóvenes tienen que asumir el rol de madre en plena adolescencia. Esto les afecta el desarrollo personal, les cambia las expectativas y la vida: no pueden seguir compartiendo en grupo de compañeros y amigos, dejan de crecer con su grupo, con lo cual pierden una importante fuente de satisfacción social y psicológica y un elemento de apoyo efectivo para el logro de la confianza en sí misma, de autoestima y de identidad personal”.

Díaz alertó que las adolescentes embarazadas se ven obligadas a interrumpir sus estudios, lo cual limita sus posibilidades de completar la escolaridad, de alcanzar buenos niveles profesionales y laborales. De igual modo, tienen alto riesgo de sufrir desventajas económicas y sociales, de permanecer en la pobreza, de no tener matrimonios estables y problemas en la formación de sus hijos: ellos continúan sufriendo el rechazo que comenzó durante el embarazo.

Plan de apoyo

Jesús Colmenares, Director de Salud del municipio José Félix Ribas, se encarga de la realización de jornadas de salud por mandato del Ministerio de Salud. Informó que se implementó el programa Salud Sexual y Reproductiva, a través del cual se le hace seguimiento al embarazo, en especial en las mujeres más jóvenes. Hay ayuda post parto, vacunas, alimentación y salud del bebé.
A las adolescentes que no están embarazadas les dantips de prevención y una explicación detallada sobre métodos anticonceptivos.

Adolescentes, tomen nota

Los expertos indican que mantener relaciones sexuales durante la adolescencia es una opción personal que cada persona toma en función de consideraciones de diversa índole. En cualquier caso, cuando se decide mantenerlas, hay que tener en cuenta que siempre existe la posibilidad de un embarazo.
Aunque físicamente los adolescentes pueden ser padres, no significa que están emocionalmente preparados para ello, ni que están capacitados para afrontar la crianza de un hijo, considerando lo que esto supone desde el punto de vista personal y social. Por tanto, es esencial estar informado sobre métodos anticonceptivos y, si se decide mantener relaciones sexuales, hay que hacerlo con responsabilidad.

 

 

Compartido
Loading...

Noticias recientes