Publicidad

Guyana provoca tensión en Venezuela por otorgar concesiones, conoce sus antecedentes

El vicepresidente del Parlatino Roy Daza expreso que Guyana cerró la vía diplomática, por la vía del hecho al otorgar concesiones , lo cual replantea las reglas del juego

La Guyana Esequiba, también conocida como Territorio del Esequibo, es el nombre de una parte del llamado escudo guayanés comprendida entre el oeste del río Esequibo hasta el hito en la cima del monte Roraima. Tiene una extensión de 159 542 km² que Guyana administra como propio, pero, cuya soberanía es reclamada por Venezuela basándose en el territorio de la Capitanía General de Venezuela de 1810 y en el Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

Solamente la parte oriental de isla fluvial de Anacoco en el río Cuyuní se encuentra bajo la soberanía de Venezuela pero ha sido protestada por Guyana; para Venezuela la totalidad de la isla está fuera del área en litigio, pero, Guyana no lo entiende así para la mitad oriental y, en consecuencia, ha sostenido que fue un acto de anexión del ejército venezolano cuando en 1966 la ocupó militarmente.

Venezuela reclama el territorio como propio y, en sus mapas, el área suele aparecer rayada oblicuamente o con la leyenda Zona En Reclamación. Sujeto al Acuerdo de Ginebra de 17 de febrero de 1966. El territorio es reclamado como parte integrante de la jurisdicción de los estados Bolívar y Delta Amacuro.

Actualmente numerosos venezolanos ven con preocupación la creciente tensión y desean que esto no genere en una guerra entre la República Cooperativa de Guyana y Venezuela por la controversia de sus fronteras y el otorgar concesiones en la zona en reclamación, porque ya van más de 100 años en disputas territoriales por haber sido territorio de Venezuela como lo prueban sus abundantes mapas al respecto.

El hecho de que Guyana no tenga un ejército grande y moderno como el de Venezuela, no significa que como ellos tienen poderosos aliados, como los EEUU e Inglaterra, por ser una ex colonia británica que pertenece a la organización de la Commonwealth of Nations, la mancomunidad de naciones británicas, ellos pueden anárquica y sistemáticamente adueñarse del territorio de Venezuela porque tienen el apoyo incondicional por parte de los Ingleses.

Desde 1966, cada vez que Guyana daba concesiones, Venezuela protestaba y esto inhibía a las compañías internacionales a meterse en esta disputa. Pero de un tiempo para acá no se  han realizados reclamos,  Guyana sigue realizando concesiones y pretende que el gobierno de Venezuela no reclame  aunque el derecho internacional, diga que en un área en disputa territorial no se pueden otorgar concesiones de ningún tipo.

Así vemos que la concesión que otorgó Guyana a la Exxon Mobil se encuentra en la zona de reclamación en Venezuela, donde también abarca la plataforma continental de Delta Amacuro.

 El país está en riesgo de perder 50% del territorio del Delta

fachada atlantida delta

La pasividad que ha tenido Venezuela en los últimos años durante la reclamación del Esequibo  ante la explotación de petróleo por parte de Guyana ha sido aprovechada por la antigua colonia británica para avanzar e instalarse en buena parte de la plataforma continental del Delta del Orinoco, zona legítimamente venezolana y donde hay una alta concentración de hidrocarburos.

La actuación de Guyana sobre el territorio Esequibo, en los últimos 15 años, no solo ha traspasado los límites legales fijados en el Acuerdo de Ginebra y otros propios del derecho internacional, sino también los límites venezolanos, hasta el punto de que hoy no solo está en riesgo la pérdida de la Guyana Esequiba, reclamada por Venezuela desde el laudo de 1899, sino también gran parte de la plataforma continental del estado Delta Amacuro, territorio soberano sin discusión

En 1999, la ex colonia británica trazó una línea arbitraria sobre la proyección del Delta venezolano, delimitó espacios marítimos ubicados entre la cuenca de la Guyana Esequiba y la cuenca del Delta del Orinoco, los distribuyó en bloques y años más tarde entregó concesiones. Todas tocan aguas venezolanas aunque la línea trazada tiene la intención de hacer ver que todo eso es guyanés. Venezuela reclamó pero Guyana no hizo caso. Indicó  Sujú Raffo presidente del Instituto de Fronteras de Venezuela

Se trata del bloque Pomeron, manejado por la empresa canadiense CGX y ocupando 23.000 Km2 de Venezuela; el Stabroek, en manos de la Shell y Exxon, ocupando 70.000 km2; y el Roraima, asignado a la estadounidense Anadarko Petroleum, en 13.100 Km2, precisa Sujú Raffo

También aclara que la jurisprudencia internacional, emanada del tribunal de La Haya, establece que mientras exista una controversia territorial no se puede hablar de atribuciones en el mar, por lo que no pueden delimitarse áreas marinas y submarinas. Y en el caso venezolano, está el Decreto 1.152 de 1968, que estableció la línea de base recta en el Delta del Orinoco y definió el mar territorial desde Punta Araguapiche hasta la desembocadura del río Esequibo, ordenando el patrullaje de esas aguas.

 

Controversia por la fachada atlantida por decreto 1787

fachada atlantida venezuela

El pasado 27 de mayo  el presidente de la República Nicolás Maduro, firmó un decreto presidencial, donde crea las Zonas de Defensa Integral Marítimas e Insulares (Zodimain), que cubren el espacio acuático jurisdiccional del país y buscan resguardarlo.

Si bien las zonas Zodimain buscan reforzar lo que es la soberanía nacional que coincide con las “áreas marinas y submarinas de la zona en reclamación”, según lo destaca la Gaceta Oficial 40.669, ha generado controversia, aunque varios aplaudieron que el gobierno tomara acción activa frente los convenios que suscribió Guyana –sin consultarle a Venezuela- con la Exxon Mobil para explorar y explotar áreas marítimas de la zona en reclamación y en aguas del Delta.

Esta decisión no fue bien recibida por el ejecutivo de Georgetown, quien califico el referido decreto como ilegal y que viola la normativa del derecho internacional y lo cataloga como una amenaza a la paz y a la seguridad regional y que     cualquier intento de intromisión de militares venezolanos serán repelidos vigorosamente.

Recientemente Guyana anunció que llevará ante la Organización de Naciones Unidas, ONU,  para que una vez por toda se  resuelva el diferendo limítrofe con Venezuela, asegura su ministro para las relaciones exteriores, para que de esta forma el gobierno de Goergetown pueda realizar la explotación petrolera con las compañías Exxon Mobil y la holandesa Shell.

 

¿Conspiración de Exxon Mobil?

proyecion delta

El pasado martes el presidente Maduro indicó que la tensión que tienen ahora Venezuela y Guyana es culpa de la transnacional Exxon Mobil, que según el mandatario, asesoran al gobierno guyanés para crear una confrontación en el bloque de la fachada atlántica. En el referido bloque también se ven afectadas las aguas de nuestro Delta.

Lo cierto es que Exxon Mobil como empresa tiene intereses comerciales en esa zona y le convendría  que las referidas controversias se resolvieran a favor de Guyana para asegurar su explotación. Si ellos están provocando un conflicto entre las dos naciones para salir ganando, tal como diría el refranero popular, en rio revuelto ganancia de pescadores, está por verse.

 

El fin de la vía diplomática por via de hecho para negociar el diferendo limítrofe con Guyana

El vicepresidente del Parlatino Roy Daza expreso que Guyana cerró la vía diplomática, por la vía del hecho al otorgar concesiones , lo cual replantea las reglas del juego, “ya no da lugar para continuar con las negociaciones por la vía diplomática”.

De igual forma el parlamentario convidó a Guyana a rectificar sus acciones y cese con las negociaciones con Exxon Mobil, ya que eso constituye una agresión que se haya permitido esa transnacional llegara a aguas que se encuentran en reclamación por Venezuela.

Daza acotó que para nada está pensada una intervención militar en Guyana para recuperar el territorio del Esequibo como lo está pregonando Guyana.

Por su parte el diputado Omar González se pronunció por una “movilización militar defensiva dentro de la república para resguardar el suelo patrio y para hacer valer los derechos de Venezuela sobre el Esequibo, en el territorio patrio para contrarrestar las ambiciones del gobierno de Guyana.

Dijo que la tradición venezolana ha sido pacifista, pero “una cosa es dialogar y otra es entregar lo que es nuestro”. Como dice el dicho, Bueno es ser bueno, pero, no bobo.

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Martín Flores Araujo

Licenciado en Comunicación Social, egresado de la Universidad Católica Cecilio Acosta de Maracaibo, estado Zulia. Músico, Oboísta y compositor, Es autor de varias obras Musicales y Literarias, además de haber realizado diversos Documentales y videos institucionales, así como diversos trabajados en medios tanto impresos como digitales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad