• Exclusiva El Clarin

La Malaria: peste mortal que invade a Venezuela

Viernes, 21 Octubre 2016
Por Editor Martín Flores

La Malaria: peste mortal que invade a Venezuela

Estos mosquitos pican entre el anochecer y el amanecer, cuando está oscuro y baja la temperatura.

Los casos de malaria  o paludismo en Venezuela parecen subir como la espuma. Los países latinoamericanos han reducido progresivamente las infecciones desde el año 2000, Venezuela, el país petrolero, aumenta contrariamente la Malaria.

Venezuela fue el primer país del mundo en acabar con esta enfermedad en sus zonas más pobladas; lo hizo en 1961, mucho antes que Estados Unidos y otros países desarrollados, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En 1961, con el Ministro de salud “el Maestro” Arnoldo Gabaldón se logra erradicar la malaria en Venezuela, pero, en 2016 por falta de control epidemiológico reaparece de nuevo y van hasta la fecha 180 mil casos hasta la fecha reportados, la mayoría en Bolívar. Lo que significa que aterradoramente retrocedimos peligrosamente en salud.

La enfermedad se ha expandido rápidamente por todo el país; ahora hay casos en más de la mitad de los 23 estados.Las cifras indican un aumento desmesurado. Más del 80% de los casos son en Bolívar, seguido de los estados Amazonas, Sucre, Delta Amacuro, Monagas, Zulia, Apure, Anzoátegui, Trujillo y Guárico, siendo  muchos de ellos casos importados de Bolívar.

Venezuela solo vivió su auge después del declive de la malaria. Era la década de 1920 cuando se descubrieron los yacimientos masivos de petróleo que desencadenaron una bonanza económica. Por ese entonces dos tercios de Venezuela estaban muy afectadas por la malaria, una situación que se interponía entre el país y su riqueza: muertes provocadas por la malaria entre los trabajadores petroleros que luchaban por sobrevivir.

Liberar a la nación de la malaria se convirtió en un tema central para el desarrollo de Venezuela:  “Solo después de que la malaria se fuera podían llegar los caminos y la industria”…“Era un país enfermo y, cuando se recuperó, las cosas cambiaron”.aseguró Oletta, el exministro de Salud.

Esta tarea transformadora fue liderada por Arnoldo Gabaldón, el exministro de Salud que inició uno de los primeros esfuerzos a gran escala para erradicar la malaria y se convirtió en héroe nacional: Varios equipos construyeron canales de irrigación en las zonas rurales de Venezuela para drenar las pozas de agua estancada y construyeron casas de hormigón para que los mosquitos tuvieran menos sitios donde reproducirse.

Gabaldón fundó un centro de investigación en la ciudad de Maracay para ampliar la misión y capacitar a funcionarios de América Latina y África, entre otras regiones.

Sin embargo, fue el uso de insecticidas —inicialmente DDT y otras sustancias— lo que comenzó a revertir la situación. Las paredes de casi todas las casas rurales fueron rociadas, una técnica que mataba a los mosquitos cuando estos se posaban a descansar. Los fumigadores dejaban un sobre con la fecha en que volverían. Para 1949, las muertes por malaria habían descendido drásticamente: de 300 por cada 100.000 personas a solo nueve.

Fue un gran logro para una pequeña nación, una acción que allanó el camino para el desarrollo de Venezuela como potencia petrolera y alimentó las esperanzas de que fuese un modelo que ayudaría a erradicar la malaria en todo el mundo.

Desde entonces, el mundo ha dedicado enormes cantidades de dinero y de tiempo para erradicar esta enfermedad. En los últimos años, se ha logrado reducir un 60 por ciento las muertes en los lugares donde la población sufre de malaria, según la OMS.

Pero en Venezuela, la salud marcha hacia atrás.}}

La malaria o paludismo es una enfermedad causada por el parásito “Plasmodium  falciparum” ó “Vivax”, “Malarie” y se transmite a través de la picadura de mosquitos hembras infectados conocidos como “Anopheles”.

Entre las cepas presentes en los nuevos casos 76% son infecciones del tipo de malaria más leve (Plasmodium vivax) y 23,53% de la más fatal (Plasmodium falciparum), que ocasiona insuficiencia renal y edema cerebral, la forma más letal y grave de la malaria.explicó Pedro Navarro, jefe de la Cátedra de Medicina Tropical, de la UCV.

El parásito plasmodium pone huevos inicialmente en las células del hígado, los cuales  dan origen a más parásitos que penetran a otras células, las devoran, crecen otros parásitos, que se posesionan de las células sanguíneas.

Dentro de los glóbulos rojos los parásitos también los devoran alimentándose de la hemoglobina y llenándose de más parásitos que siguen invadiendo a más glóbulos rojos, esto, hasta que la persona se enferma gravemente.

CADENA EPIDEMIOLÓGICA  DEL  PALUDISMO  O  MALARIA

*Reservorio: Aves, reptiles, mamíferos, incluyendo a los monos y al hombre.
*Vector: Los principales anopheles vectores en Venezuela son: Falciparum, Vivax, Malarie,  Núñez tovaris, darlingi, emilianus, albitarsis, albimanus. En ellos se realiza el ciclo sexuado o esporogónico.
*Población susceptible: Individuos expuestos a la picadura del mosquito anopheles, en zonas, focos o áreas endémicas de paludismo.

Transmisión:

La malaria o paludismo se transmite exclusivamente por la picadura de mosquitos del género Anopheles.

La intensidad de la transmisión depende de factores relacionado con el parásito, el vector, el huésped humano y el medio ambiente.  También depende de condiciones climáticas que pueden modificar el número y la supervivencia de los mosquitos, del régimen de lluvias, la temperatura y la humedad. En muchos lugares la transmisión es estacional alcanzando su máxima durante la época lluviosa e inmediatamente después.

Se pueden producir epidemias de paludismo cuando el clima y otras condiciones favorecen súbitamente la transmisión en zonas donde la población tiene escasa o nula inmunidad o cuando personas con escasa inmunidad se desplazan a otras zonas con transmisión intensa como ocurre con los refugiados o trabajadores migrantes.

También es posible la infección durante una transfusión sanguínea infectada y el empleo de jeringas contaminadas. Puede producirse mientras circulen formas asexuales en la sangre.

En mujeres embarazadas, más vulnerables, principalmente ante infecciones por Plasmodium  falciparum, puede presentarse paludismo severo, parto prematuro, aborto y transmisión congénita.

El plasmodium más mortífero y letal.

Una vez los parásitos entran en el torrente sanguíneo, se desplazan hasta el hígado, donde se multiplican. Cada pocos días, miles de parásitos abandonan el hígado y colonizan el torrente sanguíneo, donde destruyen los glóbulos rojos, multiplicándose en ellos luego de alimentarse con la hemoglobina…pueden llegar a miles de millones de parásitos que pueden invadir a otros órganos como el cerebro y el corazón.

El período de incubación de la malaria es el tiempo que transcurre entre la picadura del mosquito y la salida de parásitos desde el hígado. La duración de este periodo dependerá del cuál sea el parásito de la malaria que ocasione la enfermedad. Por lo general, varía entre 10 días y un mes. 

Con tratamiento, la malaria se suele curar en unas dos semanas. Sin tratamiento, puede llegar a ser mortal, sobre todo en niños desnutridos.

 Signos y síntomas

Los primeros síntomas de la malaria incluyen:

  • la irritabilidad y la
  • somnolencia, así como l
  • a falta de apetito y los
  • problemas para conciliar el sueño.

*Fase de escalofrió: De 15 minutos a 1 horade duración. Se acompaña de castañeteo de los dientes, dolor de cabeza, náuseas, vómitos y frío intenso.   Estos síntomas suelen ir seguidos de escalofríos y después de fiebre asociada a respiración agitada.

*Fase de ascenso de la temperatura: Entre 2 y 6 horas de duración. Se caracteriza por fiebre de 40-41ºC, piel seca y caliente, pulso rápido, dolor intenso de cabeza, vómitos y mucha sed.   La fiebre puede ir aumentando progresivamente durante uno o dos días o bien subir de golpe hasta los 40,6° C (o 105° F) o incluso más.

A continuación, cuando baja la fiebre y el cuerpo recupera rápidamente su temperatura normal, se produce un episodio de sudores intensos.

*Fase de sudoración profusa: Entre 2 y 4 horas de duración. Durante esta fase hay sudoración excesiva que moja la ropa. Luego el enfermo pasa entre 24 horas y 48 horas sin fiebre.

El mismo patrón de síntomas (escalofríos, fiebre, sudores) puede repetirse a intervalos de dos o tres días, en función de cuál sea la especie de parásito en concreto que haya provocado la infección.

Síntomas

Los síntomas de la malaria incluyen:

  • Fiebre alta (a menudo puede ser de 104 °F y más alta).
  • Escalofríos.
  • Sudoración extrema.
  • Molestias (Malestar general)
  • Dolores por todo el cuerpo.(especialmente en la espalda y el abdomen)
  • Dolor de cabeza.
  • Agrandamiento anómalo del bazo.
  • Dolor muscular.
  • Náuseas.
  • Vómitos.

Debido a que los síntomas iniciales pueden confundirse con los de otras enfermedades, la malaria puede ser difícil diagnosticar. En los países donde abunda la malaria, no es raro que los médicos administren tratamiento contra la malaria a personas que presenten fiebre en ausencia de causa evidente sin ni siquiera confirmar el diagnóstico mediante pruebas de laboratorio.

Síntomas adicionales

Cuando la malaria afecta al cerebro, puede haber convulsiones o pérdida de conciencia.

Si afecta a los riñones, se puede reducir considerablemente la cantidad de orina producida por el organismo.

El crecimiento del bazo (esplenomegalia) es un hallazgo frecuente en zonas endémicas. Es posible encontrarlo en sujetos aparentemente sanos en dichas zonas. En ocasiones, el bazo puede encontrarse disminuido de tamaño debido a infartos por frecuentes exposiciones previas al parásito y no es palpable.

En la malaria falciparum, provocada por el parásito Plasmodium falciparum, los episodios de una ligera ictericia, fiebre y escalofríos son especialmente intensos y este tipo de malaria es mortal en aproximadamente el 20% de los casos.

Gran parte de los hallazgos clínicos son causados, entre otros mecanismos patogénicos, por la adherencia de eritrocitos parasitados y no parasitados a los capilares, fenómeno conocido como “citoadherencia”, que redunda en infartos, extravasación capilar, y trastornos en diferentes órganos.

Hallazgos físicos de la enfermedad severa o complicada comprenden:

Pueden identificarse: Trastornos de la conciencia (con o sin convulsiones), anemia severa, hemólisis, hipoglucemia, síndrome de dificultad respiratoria aguda, colapso circulatorio, acidosis metabólica, insuficiencia renal, hemoglobinuria, insuficiencia hepática, coagulopatía (con o sin coagulación intravascular diseminada).

Palidez, petequias, hepatomegalia y/o esplenomegalia (se ha reportado ruptura esplénica), heces sanguinolentas, ictericia (coloración amarillenta de la piel) y convulsiones.

Pueden sufrir de  parasitemia, habitualmente <5000 parásitos/microL de sangre, con alrededor de <0.1 % de eritrocitos parasitados, anemia, trombocitopenia, transaminasas elevadas, BUN (urea-nitrógeno en sangre, para evaluar la cantidad de nitrógeno en sangre, en forma de urea) y creatinina elevados.

paludismovenezuela2630

Los pacientes que sufren complicaciones o enfermedad severa pueden presentar hiperparasitemia >100,000 parásitos/microL de sangre con un >5 – 10 % de eritrocitos parasitados.

Aunque la mayor parte de estos casos son causados por P. falciparum,existen diversos reportes sobre complicaciones causadas por P. vivax.

Son factores adicionales de riesgo el inmunocompromiso, la edad (niños pequeños, entre 6 meses y 3 años) y el embarazo. (Lacerda et al. 2012).

Si no se trata la malaria o paludismo,  puede poner en peligro la vida del paciente en muy poco tiempo, pues altera el aporte de sangre a órganos vitales.

Malaria – Plasmodium vivax

Oficialmente, la propagación de la malaria en Venezuela se ha convertido en un secreto de Estado. El gobierno no ha publicado informes epidemiológicos sobre la enfermedad durante el último año y afirma que no hay crisis.

Doce instituciones académicas y de salud se han unido para alertar sobre la epidemia de malaria que vive Venezuela.

Reportó la Sociedad Venezolana de Salud Pública: “Desde hace dos semanas las reservas de medicamentos para tratar la enfermedad son “críticas”. Piden al Gobierno nacional aceptar la ayuda humanitaria internacional.

 

En el Dique, una población rural de Bolívar donde la malaria no se conocía hasta hace dos años,  en la casa de Padrón, sus dos hijos también combatían la malaria. La fiebre comenzó en la mañana: a las 8 en el caso de Omar, de 8 años; y a las 11 empezó con fiebre Arístides, de 7 años. La familia no había encontrado ninguna medicina. Los niños solo habían recibido analgésicos. “Estamos rezando”, dijo la madre.

El lunes 17 de Octubre de 2016, informa  Douglas León Natera, presidente de la Federación de Médicos de Venezuela: “Hay más de 180 mil casos de malaria, de los cuales el 83% está en el estado Bolívar”.

“Es una situación de vergüenza nacional”, dijo José Oletta, exministro de Salud de Venezuela que vive en Caracas, donde los casos de malaria también están apareciendo ahora. “Yo veía este tipo de casos cuando era un estudiante de medicina, hace medio siglo. Esto me duele. Esa enfermedad había desaparecido”.

Médicos del Centro de Estudios del Desarrollo de la UCV retomaron las denuncias sobre la existencia de Malaria en el país e informan que no se están tomando las medidas requeridas para afrontar la situación.

Resultado de imagen para douglas natera leon

Douglas León Natera, presidente de la Federación de Médicos de Venezuela. “Hay un holocausto de la salud, hay una crisis humanitaria…es una situación muy calamitosa”, subrayó en rueda de prensa.

“Le hacemos un llamado de atención al gobierno para que tome los correctivos necesarios debido a los alarmantes reportes que tienen los hospitales del país”

Exministro de Salud: Urgen medidas contra la malaria en Venezuela

El exministro de Sanidad, y director del Cendes, Carlos Walte

El  exministro de Sanidad, y director del Cendes, Carlos Walter,  declara que están agotados los medicamentos antimaláricos, sobre todo aquel tipo de malaria que compromete más el riesgo de vida, “malaria de vida Plasmodium falciparum”…debieron solicitarse durante los años pasados de acuerdo al calendario del Organismo Panamericano de la Salud, OPS, y sus recomendaciones al respecto”, agrega Carlos Walter.

Walter aseguró que hizo un llamado al OPS para que se erradique de una vez la malaria en Venezuela, pues a su juicio, las medidas futuras que se tomen serán en vano, “ya que estamos exportando la enfermedad a Colombia, Brasil y Guyana, y esto es un problema de salud internacional.Resultado de imagen para noticias de la malaria en venezuela actuales

Venezuela aparece en el Registro de Áreas de Malaria de la Organización Mundial de la Salud con la Malaria erradicada, pero, ahora recrudece.

Aunque los focos están concentrados en el estado Bolívar, la afección se ha extendido hacía otros 10 estados de la nación, de acuerdo a los registros de la Red Defendamos la Epidemiología.

El problema en Bolívar es que muchas veces el paciente no recibe el tratamiento completo y el parásito no es erradicado completamente de la sangre y como el paciente no está totalmente curado, llega el zancudo de los montes, pica a una persona infectada y la enfermedad sigue propagándose.

Denuncian los habitantes del estado Bolívar: la falta de tratamiento en los hospitales y ambulatorios, la falta de información por lo que en ocasiones el paciente muere al infectarse o sufrir una recaída y de paso, las fumigaciones  en las calles matan al zancudo adulto, pero, no a los que se posan en las paredes de las casas adonde pican a sus moradores: Hay que hacerla intramuros.

Arco Minero del Orinoco: deforestación, devastación, desertización, causa originaria de la Peste del paludismo o Malaria.

La malaria o paludismo no es la única enfermedad que se “compra” en las minas. La Difteria, el dengue y la leishmaniasis, entre otras, destacan como los padecimientos más comunes de los habitantes del estado Bolívar.

Edgard Yerena, jefe del Departamento de Estudios Ambientales de la Universidad Simón Bolívar: “La deforestación cambia el clima local. Se crean, además, condiciones favorables para que los mosquitos vectores de las enfermedad entren en contacto directo con los seres humanos”.

“En la selva se está expuesto a afecciones provocadas por insectos y parásitos por los kilómetros de devastación, por la deforestación que se hace en Bolívar por la explotación minera a cielo abierto que se hace en el ARCO MINERO DEL ORINOCO”.

El colapso económico del país ha traído de regreso esta enfermedad; la sacó de las remotas minas de la selva donde sobrevivía en silencio, y volvió a diseminarla por todo el país a niveles que no se veían desde hacía 75 años, según los expertos.

Todo comienza en las minas. Por la crisis económica, al menos 70.000 personas de todos los estratos sociales han visitado esta región minera desde el año pasado, asegura Jorge Moreno, un médico venezolano experto en mosquitos que actualmente trabaja cerca de las minas. Miles de personas se están infectando a medida que aumenta la explotación de oro en pozos llenos de agua, que son el caldo de cultivo perfecto para los mosquitos que transmiten malaria.

“El oro hizo que este lugar se volviera atractivo; provocó una gran migración y, en consecuencia, la diseminación de la malaria”, explicó Moreno. “Con la crisis llega esta enfermedad que se agudiza con las malas condiciones”.

Algunas operaciones mineras tienen el tamaño de pequeñas piscinas donde dos hombres tamizan el barro con cacerolas, como si fuese una escena sacada de las explotaciones de yacimientos auríferos que se realizaban en California hace más de un siglo. Otros drenan anchos pantanos con enmarañadas redes de tubos y bombas. En otro lugar, cientos de buscadores de oro hurgan la tierra roja y blanca en una excavación que tiene 15 pisos de profundidad y la longitud de un campo de fútbol americano. La llaman Cuatro Muertos. Así se contagian de Malaria y…la diseminan.

Una vez que sale de las minas, la malaria se propaga rápidamente. A cinco horas de distancia, en Ciudad Guayana, un antiguo enclave industrial donde hay muchos desempleados que se han dedicado al trabajo en las minas, un grupo de 300 personas llenaba la sala de espera de una clínica en mayo. Todos tenían los síntomas de la malaria: fiebre, escalofríos y temblores incontrolables.

Luego, cuando ya tienen el parásito en la sangre, las personas regresan a sus casas en distintas ciudades de Venezuela y la desatan por donde van. Por la crisis económica a menudo no hay medicinas y la fumigación es escasa, entonces la malaria enferma a decenas de miles de personas y causa la desesperación en ciudades enteras.

Un médico pincha la oreja de Soraya Rodríguez durante una prueba de sangre para detectar la malaria en una clínica de Tumeremo.

Hace unos días, José Yoel Castillo se tambaleaba en la entrada de la clínica de malaria en Las Claritas; cargaba en sus hombros a dos familiares mientras convulsionaba y no podía hablar.

Muestras de sangre de pacientes con síntomas de malaria en una clínica de Ciudad Guayana.

El contagio de malaria. “Nosotros llevamos la enfermedad”, dijo Pérez. A veces recuerda su vida antes de llegar a las minas durante el otoño pasado: era supervisor en una refinería estatal de metal.

 

Maribel Supero sostiene a su hijo, un minero ilegal que llevaba 21 días enfermo de malaria.

El regreso de la malaria

TRATAMIENTO DE LA MALARIA

la enfermedad es curable a base de la administración oral de cloroquina en terapia de combinación con artemisinina, medicamentos que proporciona el Estado,

Si no se trata, la malaria puede volverse muy grave rápidamente y puede incluso ser mortal. azota mayoritariamente a las zonas tropicales, donde provoca unas 600.000 muertes por año.

Medicamentos para prevenir la malaria

Esto se llama medicamento “profiláctico” contra la malaria. Sin embargo, debe recordar que ningún medicamento puede protegerlo un 100% y que aún así debe tomar otras precauciones para prevenir la malaria.

Los medicamentos profilácticos contra la malaria deben comenzar a tomarse unos pocos días o una semana antes de salir de viaje. El medicamento se sigue tomando durante el viaje y después de su viaje durante alrededor de 1 a 4 semanas, según el medicamento que tome.

Es importante que siga tomando el medicamento después de su viaje porque los parásitos de la malaria aún podrían permanecer en la sangre. Si usted deja de tomar el medicamento demasiado pronto, podría darle a los parásitos una oportunidad de crecer y hacer que se enferme.

Los medicamentos para la malaria tienen algunos efectos secundarios y no todo el mundo puede tomarlos. Su médico puede informarle qué medicamento es adecuado para usted. El tipo de medicamentos que usted toma también depende del lugar al que viajará.

La mefloquina y la atovacuona/proguanil son dos medicamentos que usted puede tomar.  Si no puede tomar ninguno de estos, es posible que su médico le recomiende que tome doxiciclina.

La doxiciclina hace que la persona se queme con el sol fácilmente, por lo que se debe usar sombrero, camisetas de mangas largas y protector solar cuando esté al aire libre durante el día.

Si usted viaja a algunas partes de América Central, la República Dominicana, Haití o algunas áreas del Medio Oriente, es posible que su médico le recete cloroquina.

Tenga cuidado con los medicamentos homeopáticos que se venden como métodos de prevención de la malaria ya que no están regulados, es difícil saber si serán eficaces.

Los CDC también recomiendan no comprar medicamentos profilácticos contra la malaria en el exterior. En algunos países, los medicamentos que se venden para ayudar a prevenir la malaria podrían ser falsos o menos eficaces que lo necesario.

En 2016, los médicos aseguran que hay escasez de casi todos los fármacos para combatir la malaria, sobre todo de un coctel de medicamentos para contrarrestar la Plasmodium falciparum, una cepa mortífera cuyo remedio apenas cuesta un dólar por dosis.

Leopoldo Villegas, un experto internacional en malaria que se encuentra en Bangkok, aseguró que el gobierno también dependía de métodos poco actualizados, como el rocío de insecticidas al aire libre, lo que tiene poco efecto en los mosquitos de malaria.

Gustavo Bretas, un experto brasileño en malaria, afirma que en el pasado Venezuela capacitó a los expertos de toda la región en la prevención de la malaria. Sin embargo, su incapacidad para contener este brote implica que ahora está desempeñando el papel contrario: es una amenaza para los países que lo rodean, particularmente Brasil, donde también hay minas de oro ilegales.

“Está comenzando a diseminarse por los países vecinos”, dijo, y añadió que la falta de estadísticas oficiales hace que sea difícil medir la dimensión del problema.

Oscar Noya ahora trabaja en el viejo laboratorio de Gabaldón en Caracas debajo de una fotografía de su mentor luciendo traje y corbata. En los últimos días los pacientes con malaria volvieron a sentarse en esos escalones; muchos han venido desde las minas.

Una mañana hace poco llegaron 15: 12 de ellos dieron resultados positivos en las pruebas de malaria, los pozos llenos de agua de las minas son el caldo de cultivo perfecto para los mosquitos que transmiten la malaria a los mineros.

“Una noche reciente un grupo entró en uno de sus laboratorios de malaria y se robó las computadoras”. “Es uno de los 20 ataques que este año se perpetraron contra el Instituto de Medicina Tropical, dijo Noya”. “El médico se pregunta si serán personas alineadas con el gobierno por las declaraciones públicas que ha hecho sobre la malaria y la propagación de otras enfermedades”.

Miguel Martínez, un funcionario estatal de Salud monitorea la enfermedad en una oficina ubicada cerca del burdel de la mina donde examina las muestras de sangre de los mineros: en el microscopio, una tintura pinta el parásito plasmodium de la malaria de color morado oscuro, el registro mostraba que la mitad de los pacientes de ese día habían dado positivo.

Después de que el gobierno abandonara la zona, las minas crecieron de nuevo. Esta vez desplegaron un ritmo ingobernable mientras arrasaban el bosque, generando charcos de agua estancada y una población que es presa fácil de los mosquitos, con lo que allanaron el camino para la explosión de la malaria.

 

 Balocha comenzó como “palero”,  recordaba la primera vez que tuvo malaria: “Los escalofríos por todo el cuerpo como si estuvieras entre dos bloques de hielo”.

Salen de La mina Cuatro Muertos, y los mineros vuelven a sus hogares para recuperarse de la malaria, a menudo no consiguen las medicinas necesarias.

Algunos usan rociar alcohol en las habitaciones para matar los mosquitos. Dicen que es efectivo.

Es necesario el control a larga escala mediante el empleo de mosquiteros y mallas rociados con insecticida de larga duración, el rociado intramuros de insecticidas residuales y la utilización de terapia basada en la combinación de derivados de la artemisina.

Cabe mencionar que en el rubro de control, la resistencia a los insecticidas se refieren a dos más tipos de insecticidas, sobre todo a los piretroides. Sin embargo, muchos países no monitorean dicha resistencia.

El número de mosquitos también puede ser reducido a través del manejo de las fuentes de larvas mosquitos durante su etapa de maduración en los hábitats acuáticos, a través de dos sistemas: La modificación (manipulación) de los hábitats larvarios, o mediante adición de sustancias al agua con el objeto de destruir o inhibir el desarrollo de las larvas.

Lo más importante es  la protección personal contra las picaduras de los mosquitos con cremas mezcladas con una ampolla de Vitamina B12, con ropa adecuada, evitar lugares con monte y plagas, entre otros.

Descubren un parásito de la malaria que desarrolla resistencia a los medicamentos

malaria-plasmodium-vivax

Científicos han descubierto que el parásito de la malaria «Plasmodium vivax» está evolucionando rápidamente para adaptarse a las condiciones en diferentes ubicaciones geográficas, en particular, para defenderse de los medicamentos antimaláricos utilizados.

El estudio, publicado en la revista ‘Nature Genetics‘, proporciona una base para el uso de la vigilancia genómica con el fin de realizar estrategias eficaces para controlar y eliminar el paludismo.

Plasmodium Vivax, se encuentra principalmente en Asia y América del Sur, y 2,5 millones de personas están en riesgo de infección en todo el mundo. Es extremadamente difícil trabajar con esta especie de parásito de la malaria, por lo que el nuevo estudio ha creado uno de los mayores conjuntos de datos genómicos de esta especie hasta la fecha, que está a disposición de todos los investigadores.

El equipo internacional de investigadores, en el que participaron Dominic Kwiatkowski, del Wellcome Trust Sanger Institute y el Wellcome Trust Centre for Human Genetics, en Reino Unido, y numerosos investigadores internacionales, estudió los genomas de más de 200 muestras de parásitos desde múltiples ubicaciones en todo el sudeste de Asia, identificando las cepas trasportadas por cada paciente y revelando su historia de infección.

A diferencia de Plasmodium falciparum, su primo más ampliamente estudiado, Plasmodium vivax puede permanecer latente en el interior del hígado de una persona durante años hasta que emerge causando una recaída de la malaria. Es extremadamente difícil de cultivar en condiciones de laboratorio y los pacientes presentan niveles muy bajos de ADN de P. Vivax en la sangre.

Sólo ahora, con las modernas tecnologías de secuenciación de ADN, ha sido posible analizar en detalle la genética del parásito que causa la malaria recidivante. Los investigadores encontraron que los parásitos están evolucionando rápidamente para evadir los medicamentos contra la malaria y que P. Vivax ha evolucionado de manera diferente en Tailandia, Camboya e Indonesia, probablemente debido al consumo diferente de medicamentos en cada lugar.

Este estudio mostró que las señales genómicas podrían ayudar a identificar las áreas locales de resistencia a los medicamentos, a medida que surgieron, información que podría ayudar al personal local de salud pública.

El doctor Richard Pearson, primer autor del documento del Instituto Sanger, señala: «Podemos ver en el genoma que la resistencia a los medicamentos es un gran conductor de la evolución. Curiosamente, en algunos lugares, este proceso parece estar ocurriendo en respuesta a los fármacos empleados fundamentalmente para tratar un parásito de la malaria diferente, ‘P. Falciparum’.

Aunque la causa exacta no se conoce, ésta es una señal preocupante de que la resistencia a los fármacos está profundamente arraigada en la población de parásitos».

Hay varias razones posibles por las que «P. Vivax» puede estar evolucionando para evadir los medicamentos utilizados contra ‘P. Falciparum’. Muchas personas tienen infecciones mixtas de ambas especies de parásito, de modo que en el tratamiento de una especie, la otra automáticamente se expone al fármaco. El uso de medicamentos no supervisado donde muchas personas toman el más fácilmente disponible, en lugar del antimalárico más adecuado, también puede contribuir.

Un hallazgo clave adicional fue que, cuando los investigadores, financiados en parte por el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, identificaron a los pacientes que eran portadores de múltiples cepas del parásito en su sangre, los datos genómicos permitieron determinar cómo de cerca estaban relacionadas entre sí las diferentes cepas.

El profesor Kwiatkowski afirma: «Esto significa que ahora podemos empezar a separar la complejidad genética de las infecciones individuales por ‘Plasmodium vivax’ y averiguar si los parásitos procedían de una o más picaduras de mosquitos. Proporciona una forma de abordar cuestiones fundamentales acerca de cómo se transmite ‘P. Vivax’ y cómo persiste dentro de una comunidad y, en particular, acerca de la biología de las infecciones recidivantes», añade.

El profesor Ric Price, de la Universidad de Oxford, Reino Unido, y la Escuela Menzies de Investigación en Salud, Australia, señala: «El fármaco de primera línea se utiliza para tratar la malaria vivax es cloroquina. Nuestro estudio muestra que la evidencia más fuerte de evolución es en Papua, Indonesia, donde la resistencia de ‘P. Vivax’ a la cloroquina está ahora subiendo. Estos datos proporcionan información crucial a partir de la cual podemos empezar a identificar los mecanismos de resistencia a los medicamentos en ‘P. vivax».

«Durante mucho tiempo, no ha sido posible estudiar los genomas de ‘P. Vivax’ en detalle, a gran escala, pero ahora podemos y estamos viendo el efecto que el consumo de medicamentos tiene sobre cómo evolucionan los parásitos. En un futuro próximo, los datos genómicos proporcionarán herramientas de vigilancia más potentes que las están tratando de hacer frente a estos problemas y tomar decisiones sobre cómo controlar y eliminar la malaria», concluye Kwiatkowski.

Malaria, compuesto promeedor que la elimina

Un equipo internacional de investigación ha aclarado el modo en que actúa un prometedor compuesto contra la malaria.  Esta sustancia hace que el sistema inmunitario destruya con rapidez los glóbulos rojos infectados con el parásito de la malaria, en tanto que deja ilesas a las células sanas.

El equipo integrado, entre otros, por María Belén Jiménez Díaz de GlaxoSmithKline en Madrid, España, y R. Kiplin Guy, del Hospital St. Jude de Investigación Pediátrica, de Memphis, Tennessee, Estados Unidos, ha constatado que la rápida acción de ese compuesto, denominado (+)-SJ733, refrenará muy probablemente la farmacorresistencia creciente de los parásitos de la malaria, por lo que el compuesto se perfila como un prometedor fármaco en la lucha contra la malaria.

Ciclo de los Plasmodium Malaria

El fármaco ha sido desarrollado a partir de una sustancia identificada en un estudio previo impulsado por el Hospital St. Jude de Investigación Pediátrica.

Hay quienes no saben que esta enfermedad puede ser letal, porque no hay campañas informativas.Tampoco se divulgan las cifras de fallecidos, no hay campañas preventivas.

Los casos de malaria en el país pueden cerrar el año en 350 mil.

Como podemos ver, el mercurio, vertido sobre los suelos, arrasa varias hectáreas de la selva y no para…, los desechos de árboles que no sirvieron para vender, se pudren y apoderan de los caminos. Los animales que murieron envenenados por el agua de los ríos con mercurio, HIEDEN. Las grottas que dejan llenas de agua, además de parásitos, son criaderos de zancudos que diezman la población minera en todos los poblados y caseríos de los Estado Bolívar y Amazonas.

Como medidas preventivas hacia la comunidad, de manera urgente es, proveer de      repelentes y mosquiteros y  fumigar.

Por eso decimos, la malaria, peste mortal, invade a Venezuela.

Compartido
Loading...

Noticias recientes