Publicidad

Liberales ganaron elecciones parlamentarias de Holanda

Los liberales del VVD seguirán siendo la formación más votada

Las elecciones parlamentarias en Holanda terminaron con la victoria del Partido Popular por la Libertad y la Democracia (VVD) del primer ministro Mark Rutte, después de que consiguieran 33 escaños. Este resultado lo distancia claramente del partido del ultraderechista Geert Wilders, el Partido de la Libertad (PVV), que quedó en una segunda posición, con 20 diputados.

Con 95% de los votos escrutados, el Partido de la Libertad (PVV) de Wilders -apodado el Trump holandés- escala hasta la segunda posición con 20 diputados (13% del voto), desde los 15 de escaños de los anteriores comicios, por lo que será el partido más importante de la oposición si, como está previsto, no entra en el Ejecutivo.

Los liberales del VVD seguirán siendo la formación más votada, con 33 escaños (21% de los votos) y su líder Mark Rutte tendrá prioridad para intentar formar gobierno a pesar de haber perdido 8 diputados con respecto a las elecciones de 2012.

En su búsqueda de compañeros de coalición podría optar por los democristianos de la Llamada Demócrata Cristiana (CDA) o los liberales progresistas de Demócratas 66 (D66), partidos que han quedado empatados en el tercer puesto, con 19 diputados cada uno. Este rendimiento representa una subida de seis y siete escaños respectivamente.

El quinto puesto se lo disputan el Partido Socialista (SP), a la izquierda del laborista, que pierde un diputado y se queda en 14, y los Verdes de Izquierda, que han sido la formación que más ha subido en estas elecciones y pasa de 4 a 14 diputados.

Los socialdemócratas del Partido del Trabajo (PvdA), que en los últimos cuatro años han gobernado en coalición con el VVD, han sufrido una derrota histórica y pasan de 38 a 9 diputados, por lo que rompen su suelo: los 23 escaños de las elecciones de 2002.

El Partido por los Animales pasa de 2 a 5 diputados, empatando con los Cristianos Unidos, que obtienen el mismo resultado que en las elecciones de 2012.

Las dos últimas formaciones tendrán tres escaños y serán los calvinistas del SGP, que también repiten resultado, y Denk, una escisión de dos ex diputados turco-holandeses del PvdA que irrumpe como nuevo partido en la Cámara Baja y que ha hecho campaña entre la comunidad de inmigrantes y personas con doble nacionalidad del país.

En total, entrarían 12 partidos en el Parlamento holandés, dos más que en 2012, y se quedarían fuera Nuevas Maneras, Partido Pirata, Voor Nederland y Artikel 1.

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Katherine Dona Cumana

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad