Publicidad

Panamá tramita salida a magistrados

Se trata del magistrado suplente designado, Gustavo Sosa Izaguirre y Manuel Antonio Espinoza Melet

La vicepresidenta y canciller panameña, Isabel De Saint Malo, dijo hoy que el país está tramitando un “salvoconducto” para sacar de Venezuela a los dos magistrados venezolanos que la semana pasada acudieron a la residencia del embajador panameño en Caracas para pedir protección.

“Estamos en el trámite con el Gobierno de Venezuela de los respectivos salvoconductos para que puedan salir de territorio venezolano e ingresar en territorio panameño”, explicó a los periodistas De Saint Malo.

Los dos magistrados venezolanos, considerados por el máximo tribunal de ese país “traidores a la patria”, ingresaron en la embajada de Panamá el pasado 4 de agosto y desde entonces han permanecido allí, confirmó la jefa de la diplomacia panameña.

Se trata del magistrado suplente y abogado de la Fiscal General de Venezuela, Gustavo Sosa Izaguirre, y del magistrado suplente de la Sala Político-Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia, Manuel Antonio Espinoza Melet.

Sosa Izaguirre y Espinoza Melet son dos de los 33 magistrados nombrados por el Parlamento de mayoría opositora y cuya designación no fue reconocida por el Gobierno de Nicolás Maduro. Algunos de sus compañeros han pedido asilo en la embajada de Chile en Venezuela o han huido a Colombia.

Al principio de la crisis venezolana, el Gobierno de Panamá se mostró dialogante y apostó por el entendimiento, pero en los últimos días ha endurecido su discurso y se ha sumado al grupo de países y organismos internacionales que no reconocen la nueva Asamblea Constituyente.

De Saint Malo, de hecho, participó el pasado 8 de agosto en la reunión de cancilleres convocada de urgencia en Lima para condenar la situación en Venezuela y dijo recientemente que el país centroamericano no descarta retirar a su embajador en Caracas.

En un procedimiento urgente en diciembre de 2015, el Parlamento venezolano, entonces controlado por el chavismo, designó a decenas de jueces justo después de la holgada victoria opositora en las legislativas del 6 de diciembre y antes de que traspasara el poder de la Cámara a la nueva mayoría.

El pasado 21 de julio, la oposición venezolana aprobó las designaciones de los nuevos magistrados, pero el Supremo no reconoció los nombramientos y advirtió a los 33 juristas que estaban incurriendo en “delitos de traición a la patria”.

Maduro, por su parte, dijo que los 33 magistrados irán presos “uno por uno” y se les congelarían sus bienes y sus cuentas bancarias

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Martín Flores Araujo

Licenciado en Comunicación Social, egresado de la Universidad Católica Cecilio Acosta de Maracaibo, estado Zulia. Es autor de varias obras Literarias, como haber realizado diversos Documentales y videos institucionales, así como haber trabajado en diversos medios tanto impresos como digitales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad