• Música

“No fue a Rocío Dúrcal quien dedicó Juan Gabriel su “Amor eterno”, sino a uno de sus íntimos amigos”

Miércoles, 9 Agosto 2017
Por Editor Martín Flores

“No fue a Rocío Dúrcal quien dedicó Juan Gabriel  su “Amor eterno”, sino a uno de sus íntimos amigos”

Por más de cuatro décadas, los admiradores de la famosa artista española Rocío Dúrcal (1944+2006) y el no menos renombrado cantautor mexicano Juan Gabriel (1950+2016), han creído que “Amor eterno”, la triste canción aclamada mundialmente, es su propia historia.

Y mayor credibilidad le concedió la cantante madrileña cuando en varios conciertos internacionales, que dio a conocer el tema y lo popularizó al grabarlo por primera vez en México en 1977, lloró inconsolablemente como si su propio hijo era quien había muerto, allá en un  imaginario balneario turístico de Acapulco.

Entonces, en conciliábulos artísticos y populares, comenzó a fantasearse que “Juanga” le había dedicado su composición por la trágica muerte de uno de los hijos de la cantante española, quien habría perecido ahogado cuando se bañaba en una de las playas del estado mexicano de Guerrero.

Fue años después cuando varios periodistas y cronistas publicaron que la versión era apócrifa al revelarse que la actriz sólo había tenido tres hijos, dos hembras  y un solo varón (Carmen, Shaila y Antonio), pero que todos estaban vivos. Sin embargo, siguió propalándose la falsa especie hasta que el propio Juan Gabriel en un programa de televisión en 1990 desde el Palacio de los deportes en la capital azteca, en el cual interpretó por primera vez su canción, aseguró que la había compuesto dedicada a todas las madres del mundo.

Contradictoriamente, a mediados de ese mismo año de 1990, en varios programas radiofónicos en el mismo México se comentó que “Amor eterno” había sido creado por el divo de Juárez en homenaje póstumo a su madre, pese a que lo abandonó muy pequeño y lo internó a los 5 años apenas en la Escuela de mejoramiento social, por su precaria situación económica, pero en realidad la muerte de María Váladez fue después que “Juanga” concibiera su controvertible canción en 1974.

No obstante, la supuesta historia del verdadero origen de la melodía, fue develada en público por el ex representante del artista, el abogado Joaquín Muñoz Muñoz desde 1972 a 1982, días después de la desaparición física del compositor el 29 de agosto de 2016, al día siguiente de su último concierto ante miles de admiradores en el Forum de Las Vegas, al inicio de una nueva gira por Estados Unidos.

Ya en 1985, al publicar Muñoz la sorprendente versión en su libro titulado “Juan Gabriel y yo”, en el cual se revelaban nombres y fotografías de todos los presuntos amantes del cantante en sus desviaciones sexuales juveniles, había sido prohibida al desautorizarlo el propio “Juanga”, ordenándose que fuera retirado de las librerías por orden judicial.

Muñoz ratificaba así en 2016 similares testimonios publicados en varias revistas y seminarios mexicanos sobre la doble vida gay secreta del cantante y compositor, en reafirmación que a quien realmente había dedicado “Amor eterno” era a Marcos, un adolescente de 16 años, compañero de travesuras y primer amigo íntimo en su desquiciada juventud.

—-Marco estaba allá cerca de Popocatepel, un volcán que hay aquí en México —, entonces se puso a jugar a la ruleta rusa con  tres amigos en lúgubre apuesta y se mató al tocarle el tiro—- desesperada la mamá del muchacho llamó por teléfono a Juan Gabriel y al mencionarle no se sabe por qué algo sobre Acapulco, tal vez algún percance entre los dos, le dijo llorando sin cesar: ‘Juan Gabriel… Juan Gabriel, Marco se murió… mi hijo está muerto, Juan Gabriel…’.

Y como para convalidar su versión, Muñoz asentaba en su narración:

—– Por eso es que “Juanga” refiere en su tema “…oscura soledad estoy viviendo/ la misma soledad de tu sepulcro/ tú eres el amor del cual yo tengo/ el más triste recuerdo de Acapulco…”.

No obstante, todavía hoy a los 40 años de grabarse y  difundirse “Amor secreto” sigue siendo una de las canciones latinoamericanas más emblemática y conocida universalmente, aunque persisten dudas, suspicacias y discordancias sobre las tres versiones.

Todos los personajes centrales del complejo drama, han muerto. Uno de los pocos que sobrevive, es el ex-representante artístico de Juan Gabriel, pero nunca ha presentado pruebas documentadas de sus testificaciones.

Quizás por siempre perdurará la historia.

gercasisgcs@gmail.com

 

Compartido
Loading...

Noticias recientes