Publicidad

El City acaricia la Premier gracias a Kompany

El City acaricia la Premier. Los de Guardiola han sudado y mucho para llevarse el partido contra un ordenado Leicester y vuelven a situarse en lo alto de la tabla superando al Liverpool. Kompany marcó el único gol del partido con un disparo desde fuera del área que se coló por la escuadra.

 

Durante la primera mitad el City probaba fortuna pero sin criterio ante un Leicester ordenado. A pesar de que los foxes no se jugaban nada, se plantaron en el Etihad con las ideas claras: cerrados en defensa y tras recuperación, salida a la contra buscando a Vardy. Eso sí, salidas contadas. La tónica del partido fue la del City golpeando contra el muro que propuso el Leicester. Hasta once ocasiones desperdiciaron los de Guardiola durante la primera mitad. Reseñable tan sólo una de Agüero, que tras golpear en el larguero botó en la línea de gol y se salió.

 

La segunda parte empezó como terminó la primera, con el cambio de que el City empezó a tocar con más criterio. Las llegadas comenzaron a tener más peligro y el muro del Leicester empezó a dejar espacios. Sterling reaccionó tras una primera parte insulsa y en dos ocasiones, creó más peligro que todo el equipo en la primera mitad.

 

A Guardiola le entraban las prisas. La Premier se escapaba y dio entrada a Sané por Foden para buscar algo más de mordiente en el ataque. Con su entrada el equipo mejoró. Sterling se escoró a la derecha y comenzó a generar sensación de peligro. La tuvo Gündogan con un disparo desde la frontal que se marchó lamiendo el palo. A pesar del dominio incontestable del City, el Leicester se dejó ver y dio un susto a su rival en el 63’ con un disparo de Maddison desde fuera del área.

 

El dominio era absoluto y el gol del City parecía cuestión de tiempo. En el 69’ la tuvo Agüero dentro del área pero Schmeichel la salvó con una sensacional parada. Y sólo un minuto después la resistencia del Leicester llegó a su fin. Kompany clavó un disparo desde fuera del área por toda la escuadra. Un gol que puede valer una Premier. Antes del final Ihenacho puso el miedo en el cuerpo del City, con una clara ocasión que desperdició delante de Ederson.

 

La liga inglesa se decidirá en la última jornada este próximo fin de semana. La diferencia entre el City y el Liverpool es de tan sólo un punto. Los de Guardiola visitan al Brighton, mientras que los de Klopp, recibirán al Wolves.

 

Vía: AS

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Prensa

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad