Publicidad

Mató a su mujer y luego se pegó un tiro en un ataque de celos

Las balas resonaron a las 12 del mediodía de este jueves, cuando Luis Fernando Chinchilla Márquez, de 21 años de edad, tomó un arma de fuego y en medio de una acodalara discusión que sostuvo con su pareja Leonelis Carolina Verde Bastidas, de 18 años, decidió quitarle la vida a la joven asestándole un disparo en el pecho y luego uno en la cabeza.

 

Luego del dantesco crimen, Chichilla Márquez decidió acabar con sus existencia: se asentó un disparo en la cabeza. Los cuerpo quedaron sin vida y ensangrentados en medio de una pieza  donde vivían en el barrio La Arreaga, calle 128, casa número 25-113-44 del sector Los Haticos 2.

 

Vecinos de la zona comentaron que como a las 11:00 de la mañana se escucharon fuertes gritos dentro de la vivienda, posteriormente un profundo silencio se apoderó de la barrida para luego escucharse los disparos.

 

Vecinos y parientes corrieron hasta la humilde pieza donde se toparon con los cuerpos sin vida. El crimen fue notificado a funcionarios del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (CPBEZ), quienes resguardaron la escena.

 

En medio del dolor y el llanto de algunos familiares, Iliannys Gil, hermana de la joven asesinada, comentó a Noticia al Día que su hermana estaba separada del hombre asesino. La mujer tenía un mes de haber regresado de Santa Marta, Colombia, donde vivía con Chinchilla.

 

Problemas pasionales en el vecino país fue el detonante que llevó a la joven a regresarse a Maracaibo en diciembre. Se conoció que durante los dos meses que la joven llevaba radicada en Maracaibo, Chinchilla Márquez la visitó en varias ocasiones para golpearla y exigirle que regresara con él.

 

La pariente recordó que la negativa de la joven siempre fue constante. 15 días atrás hombre  regresó para intentar reanimar la relación, pero no fue posible.

 

La noche de ayer miércoles Chinchilla entró al inmueble, donde las palabras obscenas y el maltrato fue presenciado por varios curiosos; curiosos que volvieron a asomarse la mediodía de este jueves, cuando la muerte estaba concretada.

 

La pareja se dedican al comercio. Dejan una niña de 2 años en orfandad. Los cuerpos fueron trasladados por funcionarios de la policía científica a la morgue de LUZ, para la necropsia reglamentaria.

 

Fuente: Noticia al día

 

 

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad