Publicidad

Jesús Trujillo: Papá no es llamarse sino serlo

Cuando este domingo que ha pasado celebramos en Venezuela como cada tercero de junio año tras año el Día del Padre, se nos presenta la oportunidad para recordar la importancia de este rol el cual representa una de las dos columnas principales de la  familia, porque junto a la madre el padre tiene la responsabilidad de sembrar en sus hijos la semilla de los valores para obtener una cosecha humana con excelencia para la sociedad de hoy.

 

Así como la mamá́, el papá tiene un instinto paternal, pero por supuesto debe desarrollarse. ¿Cómo hacerlo? Pues se debe interactuar con cada uno de sus hijos, hay que convivir con ellos y compartir muchos momentos con calidad más que con cantidad. Por eso debemos buscar esos instantes de estar con ellos tanto para satisfacer sus necesidades básicas, como para jugar con ellos, ver como se relacionan con el medio que los rodea, y estar presentes cuando alcancen logros significativos, así como también durante sus tristezas y fracasos.

 

Mucho antes, se había encasillado el papel del padre como que era solo el guía y ejemplo. Esto no permitía el poder disfrutar de sus hijos al hombre, porque se debía mantener el rol de jefe de familia. Ahora, los papás pueden relajarse más y aflorar para sus hijos a un ser humano que sigue creciendo como persona, con errores y defectos, con debilidades y fortalezas y sobre todo con mucha capacidad para amar a sus hijos demostrándoles su amor de una manera más expresiva. Es el momento de aprender más de los hijos, de estudiar, leer y prepararse para ser un padre que en verdad los eduque.

 

Por esta razón el papá es el que logra hacer equipo con mamá́, que entre los dos definan bien sus roles y responsabilidades, que logren ponerse de acuerdo y actuar conjuntamente para educar de manera correcta a sus hijos. Ser padre hoy, es demostrarle a los hijos que los amamos profundamente. También hay que aprender a conocerlos y que sientan que los aceptamos y respetamos con sus personalidades propias, como ellos son.

 

En la actualidad los hombres deben saber que para ser papá, hay que sacrificar tiempo, necesidades personales, dinero, actividades que antes de ser padre podía realizar sin estar pendiente de algunos detalles, pero que ahora debe tomar en cuenta muchos momentos para estar con sus hijos. Pero todo esto nos debe llevar a comprender que a la larga se podrá gozar de los frutos de ver a sus hijos convertidos en personas integras y felices.

Hasta un nuevo encuentro, donde seguiremos aportando ideas por un Rescate
Ciudadano…y si quieres, colaborar para que sigamos mejorando, escribe a mi correo.

 

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad