Publicidad

Jesús Trujillo: Un tiempo que nos llama a cambiar

Las sociedades en todo el mundo de alguna u otra manera se encuentran para prepararse y celebrar uno de los acontecimientos más significativos a los que nos han acostumbrado, un momento histórico y religioso que permite a todos en cualquier nivel social donde nos encontremos reunirse en familia para unir votos por la paz  y vivir momentos donde el amor sea el protagonista de estas festividades.

Hemos comenzado una época realmente especial en la que los seres humanos en todos los rincones del planeta a pesar de las diferencias y dificultades buscamos la unión en todos los sentidos, donde podemos olvidar y desaparecer de nuestras mentes todas las cosas negativas que nos han sucedido o podamos estar padeciendo, y es porque nos acoge el espíritu hermoso de la Navidad.

Las sociedades en todo el mundo de alguna u otra manera se encuentran para prepararse y celebrar uno de los acontecimientos más significativos a los que nos han acostumbrado, un momento histórico y religioso que permite a todos en cualquier nivel social donde nos encontremos reunirse en familia para unir votos por la paz  y vivir momentos donde el amor sea el protagonista de estas festividades.

Es propicio estos encuentros para demostrar como seres humanos que si nos proponemos a estar en paz con nosotros mismos y por supuesto con los demás, para compartir en armonía con nuestros seres queridos y aprender a sobreponer lo espiritual sobre lo material, teniendo así la oportunidad de construir sociedades más humanitarias, participativas, tolerantes que manifiesten cambios necesarios para conformar un país con mayor calidad en su gente y un mundo donde se trabaje por el bienestar de los pueblos.

En estos momentos donde nuestra vida esta mas convulsionada por tantos eventos negativos que día a día agobian a la gente, tenemos la responsabilidad de contribuir a ese cambio o conversión como lo indica la Biblia para de una vez por todas darle esperanza a muchos que sufren por la ambición y mal distribución de poder que tienen pocos. Debemos alzar la voz en cada nación para que las mayorías sean escuchadas y las transformaciones se cumplan, que el poder del hombre sea para construir y no para seguir destruyendo, porque Dios nos llama a cambiar para mejorar nuestras vidas.

Hasta un nuevo encuentro, donde seguiremos aportando ideas por un Rescate Ciudadano…y si quieres, colaborar para que sigamos mejorando, escribe a mi correo.

Lic. Jesús Gustavo Trujillo Campos

CNP: 22453

Email: [email protected]

Twitter: @gttrujillo  Instagram: chucho062013

Facebook:www.facebook.com/gustavotrujilloo   www.facebook.com/groups/venezuelasolovenezuela

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Jesús Trujillo

T.S.U. en Informática, Licenciado en Comunicación Social, Locutor, Productor Nacional Independiente.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad