Publicidad

Lenking Torres: El Padrino. La Obra Maestra del Cine De Mafias

El Padrino es la obra maestra del cine del género de la mafia. Aún más es una de las mejores películas de todos los tiempos. Estructurada como una historia de mafias ubicada en la década de los cuarenta con todas las particularidades muy propias de este género  se convierte en una profunda reflexión sobre el tema del poder que nunca pierde vigencia porque este es un asunto de carácter universal que no deja indiferente a nadie. Con magistrales toques de suspenso muy bien logrados une el género de las pandillas con la reflexión sociológica y hasta antropológica sobre el mundo de los criminales y sus códigos de honor, pero no se queda aquí sino que profundiza también en el alma y la esencia de la familia Italiana y lo sagrado que ella esto representa para los nativos de esa raza. Todo está construido con una belleza tal por Francis Ford Copolla, su director, que asombra durante cada escena hasta su vertiginoso final muy operático. La fotografía y el diseño de producción de este film es de una factura impecable. Asimismo pasa con su musicalización a cargo de Nino Rota. Que podemos decir de su casting. Simplemente irrepetible. Nombres como Marlon Brando, Al Pacino, Robert Duvall, John Cazale, James Caan, Richard Conte, Diane keaton, Talia Shire, Abe Vigoda y otros más, conforman el elenco más grandioso reunido alguna vez en una producción cinematográfica. Todos cumplen su papel a la perfección sin desentonar en ningún momento del relato. Brando se adjudicó su segundo premio Oscar por su brillante interpretación del jefe del clan Don Vito Corleone y en general todos recibieron la aprobación de la crítica especializada. Luego este director realizó dos películas más de esta saga en la cual la segunda parte se constituyó en la mejor secuela que se ha hecho en la historia del cine. Digna heredera de la primera parte El Padrino II continuo de manera magistral el relato de la primera añadiendo al maravilloso actor Robert De Niro quien interpretó a Don Vito en sus años de juventud alternando la narración con la vida presente de Michael Corleone, el heredero jefe del clan estupendamente realizado por Al Pacino en un estado de éxtasis artístico. El tercer fragmento de la saga no tuvo ni de cerca el brillo y la grandeza de las dos primeras ediciones. Hubo muchas coas que fallaron ahí. Sin embargo, esto no le quita méritos a esta incomparable odisea construida por el genio de Copolla. Es de tal magnitud la belleza y el impacto de las escenas de El Padrino I y II  que el espectador termina por amar a esta familia tan particular y llena de crímenes. Eso la hace merecedora de haber alcanzado la inmortalidad como una obra imperecedera. Desde este espacio la recomiendo ampliamente a todos mis lectores. Véanla lo antes posible si no lo han hecho. Y vuelvan a verla si ya la vieron una vez. No se arrepentirán.

 

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Lenking Torres

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad