Publicidad

Lorenzo Linares: Un momento de darme un tiempo I

Hoy es un día cualquiera, una noche cualquiera, un momento cualquiera… es decir que en cualquier momento la vida podría cambiar, y evolucionar sobre si misma ya sea para bien o para mal, ese es el dilema.
A lo que se podría decir que esta avanza y se aproxima cada vez mas a su meta, algo lenta pero inexorablemente pero siempre logra su objetivo, ahora bien ¿Alguna vez mientras estas de copiloto en un auto has mirado la línea de la carretera?, Sí, esa que a veces es continua, otras veces se entrecorta… otras veces incluso no existe, no me refiero necesariamente a la de en medio, sino también la que flanquea la carretera, lo cual para muchos resulta algo extraño algo que yo comparo a mi propia vida con esa línea, algo tan útil pero a la vez tan insignificante.
Mas concretamente comparo esa línea con las relaciones sociales que lleva mi vida, pues mi vida en ese aspecto es muy dispar, inconstante e imprevisible, pero se ve marcada totalmente por esa faceta, igual que la carretera. Últimamente he sufrido muchos cambios sociales mi carrera, la cual me llevó a convertirme en líder de varios grupos que logre formar, gracias a esos conocimientos aprendidos, así como logrado dar talleres de superación he logrado conseguir lo que deseo, hasta el punto de conseguir escribir estas líneas, por este medio gracias a unos amigos que me inspiraron a comprender mejor este mundo, gracias a los Flores Araujo crecí mas en este mundo aunque claro gracias a todos estos conocimientos he conservado la amistad de muchas personas, por supuesto mi vida parecía estar parada y de repente todo se ha acelerado hasta el punto de darme vértigo… al final he tenido que parar para darme un tiempo
Es así que un día cualquiera en la mañana me levanté y puse a pensar y analizar bien qué es lo que realmente quiero, así como también qué es a lo que aspiro y en resumen con palabras mayores, “qué cojones espero de esta vida”, la respuesta lamentablemente muy simple y es la más conocida en la cabeza de muchos: “No lo se”, y es que es bastante difícil aclararse las ideas cuando estás confuso y ahogándote en un mar de dudas, más cuando deseas aprender muchas cosas y conocer todo lo que puedas, es allí donde te das cuenta que la vida avanza muy deprisa y tienes que verte forzado muchas veces a tomar decisiones que tal vez no te gusten o que si te gustan, no te hacen estar conforme con lo que realmente deseas.
A lo que sueles decirte después que te has equivocado “Qué idiota he sido”, pero por desgracia es así, y lo mejor que puedes hacer es tragar saliva porque una vez hayas tomado una decisión, no hay marcha atrás, afortunadamente nunca es tarde para rectificar, pero el trago amargo del error que hayas cometido te deja marcado siempre y eso no te lo quita nadie. En fin aunque en ocasiones sea cojonuda tal reflexión pero  siempre te das cuenta de lo que realmente te gusta cuando más cuando esas decisiones se toman aveces por la prisa que requiera pero si te puedes arrepentir, es perfecto ya que así uno siempre podrá mirar hacia delante y decir el pasado. pasado😉
Tal vez necesite estar un tiempo en calma, amueblar mejor la cabeza, conocer el mundo mejor como a mi mismo como persona… así como reconozco que me he equivocado, que he hecho cosas que siquiera tienen sentido, pero todo se debe en ocasiones a la presión o a la prisa con la que he tomado las decisiones, algunas buenas como otras malas pero que al final me han mostrado las distintas variedades de la vida la cual me han llevado con el tiempo a sentar cabeza, pensando en mi mismo, evolucionando completamente… tal como dice el título. “Un momento de darme un tiempo: para tener un sentido de propósito, una meta en esta vida, que de hecho la tengo… pero debo afilar ese conocimiento para estar seguro de que es lo que realmente quiero.
Ahora bien viendo la realidad en la que nuestra sociedad actualmente está viviendo es cuando te das cuenta que ta grave es la vida para las distintas personas, mas cuando para algunos las deudas son tan grande que en ocasiones no saben cómo resolverla, al igual que el desamor son causales para los infortunios que lleva a muchas al estreno del suicidio, especialmente, llegando al punto de preocupare mas en sus asuntos que se olvidad del mundo que les rodea, y desafortunadamente se olvidan de sus padres, hermanos hijos e incluso de Dios llegando al punto de arrojarse para acabar con su vida la gran mayoría de las veces en las vías del metro, lo cual es una acción muy egoísta llegar a pensar que eso solucionara sus problemas lo cual es falso, ya que si la familia de este ser egoísta esta pasando por problemas financiero, le deja una enorme carga, ya que tiene que buscar los recursos para poderlo velar y de paso pagar donde será enterrado.
Por otro lado si vemos bien el mundo que nos rodea podríamos darnos cuenta que en realidad somos la población mundial según el último informe demográfico de las Naciones Unidas (2017) es de 7550 millones de personas, según el World Fact Book de la CIA (2017) 7400 millones de personas, pero en realidad la Población mundial actual a tiempo real según los datos de Census.gov (2018) ≈ 7750 millones de personas, así que pensar solo en mi vida sin analizar bien el estilo de vida los otros seres humanos es cuando te das cuenta que al momento de tomar una decisión no debes de sentirte mal ya que si  crees tener tu meta en la vida, síguela, vívela y no te apures si no sabes si es lo que realmente quieres, pero nunca lo intentas jamás lo sabrás, ya que las metas que deseamos alcanzar si no nos esforzamos estas Irremediablemente cambian, se amplían, se reducen, se van como la línea de la carretera, así que aunque te tomes todo el tiempo del mundo, comprenderlo y toma la decisión correcta no siempre sera la acertada😀.
En ocasiones es necesario equivocarse ya que veces hace falta comprender que si vamos en una carretera y vemos la línea pintada cortarse para cuando vuelvas a verla pintada sepas si está derecha o no y si eres tú quien maneja el auto recuerda que puedes reducirlo hasta el punto de pararlo y echarlo a andar cuando quieras, porque solo tú lo conduces, más si estás demasiado cansado para seguir descansa… quien te quiera acompañar en el viaje permanecerá ahí cuando estés listo para continuar, ya en el ámbito del conocimiento, la filosofía educativa influye en nuestra manera de ver el mundo.

En fin podríamos escribir muchísimo más acerca de la maravilla de la percepción humana así como la linea de la carretera pero quizás el punto medular sea que es parte de nuestra esencia, que está directamente relacionada a nuestro ser individual y que constantemente está siendo modificada por todos los acontecimientos, pequeños o grandes, afortunados o no, que marcan nuestra vida, la cual cambia según nuestra situación laboral, familiar y emocional, por lo tanto, percibimos siempre de acuerdo a nuestra propia historia, que con cada nueva experiencia nos enfrentamos a un mundo en total evolución.
Lic. Lorenzo  Linares, Coach de negocios
Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Lorenzo Linares

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad