Opinión

Maite Araujo Olivares: Día del árbol Araguaney que ilumina en Venezuela

Jueves, 1 Junio 2017
Por

Maite Araujo Olivares: Día del árbol Araguaney que ilumina en Venezuela

Declarado el Araguaney (Tabebul Crysanta) como Árbol Nacional (1948) hace 69 años.

Don Rómulo Gallegos decía: “Llegó la primavera de oro de los araguaney en los llanos y sabanas de Venezuela”

Fue proclamado árbol nacional el 29 de mayo de 1948 (día del árbol) por el Presidente Don Rómulo Gallegos.

Don Rómulo Gallegos en la publicación (Árboles que son emblemas) describía los bosques cercanos a las sabanas, de la siguiente manera:”un incendio que llena de áureos resplandores cuanto lo rodea”.

Como otros árboles, el Araguaney (también verde) permanece muchas veces confundido en el conjunto de árboles que pueblan un determinado espacio y es reconocido cuando se ilumina con su atractivo color durante su etapa de floración  entre los meses de febrero a mayo, cuando los suelos se encuentran extremadamente secos, porque en pantanos no crece.

Resultado de imagen para Declarado el Araguaney como Árbol Nacional (1948),

Conocido por los Indios Caribes como ARAVANEI .

Declarado árbol nacional de Venezuela el ARAGUANEY, su nombre de Aravenei quedó asentado en la historia cuando al sur de Píritu  se  fundó la población de Araveneyenan nombre que se le dió en honor a este pintoresco y genuino árbol nacional.

El nombre específico de chysanta se deriva del griego, que significa oro, nombre que hace alusión al color amarillo­oro de sus flores, según lo describe el extinto botánico Jesús Hoyo F., quien en su obra Árboles Cultivados de Venezuela, indica que es conocido en todo el territorio con distintas maneras, entre ellos en los Estados Táchira, Apure y Guárico como Flor Amarilla, y en la región guayanesa con el nombre de Acapro y Pui.

El araguaney es un árbol autóctono y su altura oscila entre 6 y 12 metros, es de lento crecimiento, pero de larga duración. Su tronco es recto, cilíndrico y de unos 60 centímetros de diámetro. Es una planta fuerte y tiene el don de crecer casi en cualquier suelo, incluso en aquellos que son pobres en sustancias orgánicas, menos en terrernos anegados.

Su adaptación a la diversidad climática y a los diferentes suelos del país es grande. El Araguaney florece en campos, llanos, montañas, selvas y sabanas, tierras cálidas, frías y áridas.

El araguaney florece a los pocos días después de haber llovido en medio de la temporada seca, es curioso observar como todos los araguaneyes de un sector florecen al mismo tiempo.

El extinto botánico Jesús Hoyo F., en su obra Árboles Cultivados de Venezuela, indica que es conocidLas flores de este árbol duran pocos días y resulta un atractivo para las abejas que las polinizan, y para los pájaros que buscan el néctar.o en todo el territorio con distintas maneras, entre ellos en los Estados Táchira, Apure y Guárico como Flor Amarilla, y en la región guayanesa con el nombre de Acapro y Pui.

En Venezuela celebramos este 30 de Mayo el Día Nacional del Árbol. Originalmente, la Fiesta del Árbol se celebraba con carácter de obligatoriedad en todas las escuelas del país, el 23 de mayo, de acuerdo con el decreto de Cipriano Castro, de 10 de abril de 1905.

El árbol es la fuente natural del oxígeno que respiramos, razón por la cual se les llama, nuestros PULMONES que nos permiten respirar.

Así al extenso Amazonas se le llama el PULMÓN DEL MUNDO por la inmensa variedad de árboles y especies vegetales que purifican nuestro aire, protegiéndonos de la desaparición de la delgada capa de ozono que impiden los peligrosos rayos ultravioleta del Sol.

El árbol es el laboratorio que procesa nuestro oxígeno y produce nuestros alimentos, nos recrea con la hermosura de s8s vistosas ramas y sus bellísimas flores. Son morada de las aves y muchos animales que se resguardan en ellos.

Sus raíces toman las sales minerales del suelo y guardan el aguay  forman riachuelo y su tronco que nos proporciona la maderos, se llena de hojas verdes que procesan  el intercambio gaseoso carbono-oxígeno  y forman flores y frutos para nuestro deleite.

Como aliado en la lucha contra el calentamiento global, la desertificación y la contaminación de nuestro planeta presentamos este magnate de los árboles que podría generar un  CAMBIO CLIMÁTICO IMPORTANTE por su inmenso ramaje de gigantescas hojas.

kiri-arbol

De origen chino, este árbol catalogado como el “árbol de la vida” es conocido como Kiri o árbol emperatriz, presenta una serie de características como la de resistencia al fuego, al frío y cualquier tipo de agresión.

Este árbol tan increíble pertenece a la especie Paulownia tomentosa y presenta una altura de 27 metros, un tronco entre 7 y 20 metros de diámetro y hojas de 40 cm de ancho. Vive hasta 100 años y puede crecer tanto en planicies como en montañas.

hojas-kiri

Por ello, puede utilizarse en suelos poco fértiles ya que el nitrógeno de sus hojas aporta nutrientes al suelo al descomponerse en grandes cantidades.

Sus grandes hojas de 40 cms., emiten grandes cantidades de oxígeno y absorbe hasta diez veces más dióxido de carbono que otros árboles lo que le convierte en un firme aliado en la lucha contra el cambio climático.y al caer, se descomponen y enriquecen el suelo dándole la capacidad de generar vida. kiri

Además soporta bien el frío y el calor y resiste condiciones moderadas de sequía una vez desarrollado, de 1-2 años.

En Venezuela podemos distinguir los siguientes arboles: El Araguaney, los árboles emblemáticos de cada región, donde encontramos El Bucare, El Samán, el Cedro, El Merecure, La Sarrapia, el Camoruco, El Apamate, El Cují y La Palma Llanera; El Cereipo, Anzoátegui; El Saman, Aragua; El Merecure, Apure: El Cedro, Barinas; La Sarrapia, Bolívar; El Camoruco, Carabobo: El Apamate, Cojedes; El Cují­Yaque, Falcón; La Palma Llanera, Guárico; El Semeruco, Lara; El Bucare Ceibo, Mérida; El Roso Blanco, Miranda; La Palma Moriche, Monagas; El Guayacán, Nueva Esparta; La Caoba, Portuguesa; El Roble, Sucre; El Pino Criollo o Pino Laso, Táchira; El Bucare Anauco o Reinoso, Trujillo; El Chaguaramo, Yaracuy; El Cocotero, Zulia; El Caucho­Hevea, Amazonas; El Mangle Rojo, Delta Amacuro; y La Ceiba, en el Distrito Metropolitano de Caracas, entre otros.

Steege y  Nigel Pitman, ecólogo del Field Museum en Chicago,  escribe que la selva amazónica alberga cerca de 12.000 especies de árboles amazónicas en las colecciones de los nueve países amazónicos: Brasil, Perú, Colombia, Ecuador, Bolivia, Venezuela, Surinam, Guyana y Guyana Francesa y muchas más que aún no han sido descubiertas, según estudio publicado por Steege el año pasado en la revista Scientific Reports y creen que miles de especies extraordinarias de árboles aún no han sido descubiertas.

Los árboles como benefactores de la humanidad:

* Absorben el dióxido de carbono, que es transformado en substancias nutritivas para la misma planta y el resto de los seres vivos

* Liberan oxígeno como parte de la fotosíntesis

* Con el crecimiento de sus raíces, airean la tierra

* Purifican el aire y reducen el calentamiento de la tierra

* Desempeñan una función vital en la regulación de los ciclos climáticos e hidrológicos

* Sirven de alimento y refugio a decenas de seres vivos, incluyendo a los seres humanos

* Fuente de madera para la construcción

* Dependiendo de la especie, proveen frutas, caucho, corcho, tinturas, fibras, aceites y medicamentos

* El látex se utiliza para fabricar neumáticos, tubos, prendas de vestir, goma y cola.

* Símbolo de culturas y civilizaciones

* Atractivo para el turismo y la recreación.

* Proveen sombra en lugares de alta exposición solar.

Como día internacional  de la Biodiversidad fue declarado el 22 de mayo por la Asamblea General de la ONU.

La biodiversidad es considerada como la totalidad de los genes, especies y ecosistemas de una región siendo la riqueza actual de la vida en la Tierra, producto de cientos de millones de años de evolución histórica.

Venezuela es reconocida por su diversidad biológica, es un país “mega diverso” con autóctonas flora y fauna con maravillosas formas y colores que se destaca en la sexta posición por su biodicversidad; y dentro de esta, destacan especies que han sido designadas símbolos nacionales naturales y otros que, forman parte de su patrimonio ecológico, tanto por su extendida presencia a todo lo largo y ancho del territorio patrio como por su colorido y belleza.

Tenemos en Venezuela a la Orquídea (Cattleya mossiae), designada como Flor Nacional el 23 de mayo de 1951, fue descubierta en Venezuela en 1830 y nombrada en el país como Flor de Mayo, con especial presencia en los Estados que forman parte de la Cordillera de la Costa, generalmente alojada sobre árboles como planta epífita no parásita.

Resultado de imagen para Declarado el Araguaney (Tabebul Crysanta) como Árbol Nacional (1948), conocido por los Indios Caribes como ARAVANEI.

Aunque es predominantemente conocida en su color violeta, este puede variar en toda una gama, donde podemos apreciar el blanco, amarillo y rosado hasta una especie muy parecida al negro más difundida en Australia y Asia. Se le considera entre las familias más grandes del reino vegetal, con alrededor de 800 géneros y 30.000 especies, y su nombre científico se debe al botánico William Cattley, a quien se atribuye haber cultivado esta especie en Inglaterra a partir de plantas enviadas desde Brasil en 1818.

Resultado de imagen de el cocuyo

BIOLUMINISCENCIA: la luz de los seres vivos

Entre la fauna silvestre  encontramos al llamativo cocuyo que ilumina los bosques y selvas venezolanas sobrevolando sobre los árboles irradiando luz y resplandor. El cocuyo, en Venezuela es utilizado como símbolo de claridad, por la luz que emite, y su nombre vinculado a la publicación digital “Efecto Cocuyo”.Imagen relacionada

Entre las especies acuáticas venezolana encontramos el arenque,  el Atún,  el pavón, el corocoro como algunas de las especies preferida por quienes practican la pesca en ríos venezolanos, especialmente en el oriente y en el sur del país, en el Orinoco. El pavón es de gran tamaño y en sus colores se incluyen tres manchas oscuras generalmente bordeadas de amarillo en los lados del cuerpo.

También existen en Venezuela una inmensa variedad de aves, más de 1.380 especies  en nuestras selvas, en todos sus hábitats, con hermosos plumajes como el Turpial, el Arrendajo, el Águila Harpía, el pájaro León, el Gallito de las rocas, el pájaro Sombrilla, el Siete Colores, El  Moriche, el Violinero, el Carpintero, el Colibrí, la Paloma, la Gallina Azul, la Guacharaca, el loro, el Guacamayo, el tucán y muchas más incluyendo nuevas especies encontradas en los Tepúis, a cual más bellas, coloridas y con armoniosos trinos en sus cantos que nos alegran nuestra mortal existencia.

Resultado de imagen de el turpial ave nacional

El Turpiañ fue declarado Ave Nacional de Venezuela el 23 de mayo de 1958

Nuestra ave nacional en Venezuela es el Turpial (Icterus icterus), Originario del continente americano, por su presencia en la mayoría de los Estados del país, por el contrastante colorido de su plumaje donde predominan el negro el blanco y el amarillo con variaciones entre el naranja y rojo, y su peculiar y bello canto que lo distingue del resto de los pájaros que pueblan las distintas comunidades bióticas del país. Son pequeños o medianos (De entre 15 y 22 cm), de picos robustos y puntiagudos.

Resultado de imagen de turpial

 Por su especial belleza colorido y variedad las aves son una rica fuente del turismo que viene a Venezuela para observarlas y recrearse con su natural presencia en todos nuestros bosques, por lo cual es importante promover la conservación de la biodiversidad a través del conocimiento, el amor y la protección de las aves y sus hábitats en Venezuela, mediante programas de educación, investigación, divulgación y recreación, incorporando a las comunidades, con el fin de contribuir al uso sustentable de los recursos naturales y a mejorar su calidad de vida”.
Conservar a las aves es sumamente importante para el desarrollo ambiental además del síquico y espiritual para el humano que se recrea con su belleza, colorido,variedad, trinos y armonía que se desprende en el hábitat donde habitan

Estudios realizados han demostrado que la biodiversidad en los ecosistemas terrestres en América Latina tiene una función muy especial en la mitigación del cambio climático por cuanto además de purificar la atmósfera con el oxígeno que aportan, son grandes consumidores del carbono que alienantemente se produce en el ambiente:

  • por las quemas de basureros rebozados contaminando con su fetidéz el ambiente,
  • por los incendios forestales tan salvajemente provocados la mayoría,
  • por la autocombustión vehicular,
  • por las emanaciones de gases industriales y volvemos a recordar …Vamos a contar…

Esta es la causa de como crecen los desiertos, mientras disminuye la fertilidad de la corteza cultivable, envenenada por la química. Constituyen ya la tercera parte de planeta, pero van a ir en aumento a medida que continúe la tala incontrolada de los árboles, pues de cada diez hay uno en peligro de extinción.

Y con ellos la desaparición masiva de la diversidad de especies. Menos árboles significan menos lluvias y más desiertos y muertes de los animales, y las plantas. De estas ya están en peligro de extinción más de 34.000 especies, muchas ya desaparecidas para siempre.

Se ha alterado el clima por los artificiales por la producción de energías sucias y  desechos radioactivos. Las emisiones de gases impiden que el sol penetre en la tierra para hacerlo fértil: El efecto invernadero,fatal para la salud respiratoria, entre otras.

Más del sesenta por ciento de los peces que viven en las aguas ya ha desaparecido o están amenazados de extinción por las pescas masivas incontroladas, y la contaminación marina y fluvial que también envenena las plantas acuáticas y los microorganismos que nutren a los animales de agua. que luego se pescan sin control y se los comen con todos sus venenos radiactivos y químicos.

Se ha demostrado la importancia de la biodiversidad para fortalecer la resistencia de los ecosistemas y reforzar los vínculos entre los sistemas socioeconómicos y ambientales.  Así también, vemos como los sistemas forestales más diversos pueden crear sumideros de carbono más grandes.

Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) no sólo contaminan el aire que respiramos, sino también ocasiona la acidificación del mar y los océanos, un proceso que no sólo destruye corales y moluscos, sino que podría afectar a otras especies marinas e incluso acelerar el cambio climático.

Resultado de imagen para capa de ozono definicion

El efecto que acarrea esto sobre el planeta es grave, ya que al aumentar la temperatura se producirá un cambio del clima en el mundo y los cultivos, que son una de nuestras fuentes de alimentos, sufrirán cambios en su entorno y pueden verse afectados; así también, se puede producir un derretimiento de los hielos de los polos, con catastróficos resultados.

La observancia y práctica de las Normas basadas en principios éticos de respeto y valoración de las distintas formas de vida, que emergen de la diversidad cultural del país, sin mezquindades ni discriminaciones, menos de restricciones por hegemonías y nazismo garantizan el rescate de la biodiversidad en nuestro país, la multipluralidad, la multicultura que eriquece a Venezuela.

Así como el Araguaney y el cocuyo iluminan, Venezuela sea iluminada por el Espíritu Santo y nos fortalezca en espíritu, alma, vida y corazón para revivir a este caos territorial que consume el oxigeno y la vitalidd del venezolano.

Naturaleza, Salud y Bienestar es lo que deseamos tener los venezolanos, conservarla y renovarla con el amor más grande de sus hijos..

Maite Araujo Olivares

Twitter: @maitetiens

Email: sandaliadelpescador@gmail.com