Opinión

Maite Araujo Olivares: En el día de las Aves, ¡Salvemos al Águila Harpía Venezolana! (+Videos)

5 meses antes
Por

Maite Araujo Olivares: En el día de las Aves, ¡Salvemos al Águila Harpía Venezolana! (+Videos)

Día Internacional de las Aves: Este día se celebra por iniciativa de BirdLife International. Esta organización es una red de ONGs que tiene como objetivo la conservación de todas las especies de aves que habitan en la Tierra así como de sus hábitats.

Además, trabaja por la conservación de la diversidad biológica del mundo y la adecuada utilización humana de los recursos naturales.

Se realizan  festivales, eventos, exposiciones, conferencias y presentaciones para  enaltecer y reconocer la grandeza de estos singulares seres vivos.

Día internacional de las aves

Es importante para Venezuela este día internacional de las Aves debido a la gran diversidad de aves que poseemos (un poco más de 1361 especies registradas hasta la fecha.

De las 9.799 especies de aves conocidas en el planeta, más del 33% se encuentran en América del Sur y de este porcentaje, Venezuela posee el 44%. Esto nos ubica como el sexto país de mayor diversidad de aves a nivel mundial.

El 15% de la avifauna venezolana está considerada en alguna categoría de extinción, esto representa 217 especies según el libro rojo de la fauna, .

Se tiene 1.463 especies de las 10.507 especies conocidas del mundo. Esto es el 35,4% de especies de la región neo tropical, el 14% de las especies del mundo, el 43% de las aves de Sudamérica. En tan solo el 1,25% de la superficie del planeta y el 10,75% de la superficie de américa del sur. Nuestras aves están agrupadas en 80 familias y 21 órdenes.

Venezuela ocupa el sexto lugar en cantidad de aves, detrás de Colombia (1903 especies), Perú (1838 especies), Brasil (1798 especies), Ecuador (1652 especies), Indonesia (1604 especies), Venezuela (1463 especie). Somos el país de américa donde existen las mayores densidades poblaciones de aves, superando a Brasil y Colombia, debido a la diversidad de sus hábitats.

El P.N. Henri Pitiier (Aragua) es el lugar con más registros de aves (también el mejor estudiado) con 582 especies; esto es un promedio de 5,4 especies por cada 10 km2, seguido del P.N. el Tamá (Táchira) con 555 especies, 3.9 especies/10km2 solo superado por Uganda a nivel mundial.

Tiene el país 55 especies endémicas, ocupando el 5to lugar en américa en este renglón. Endémica, quiere decir el único lugar del mundo en el que viven es aquí y además 48 especies casi endémicas; es decir especies compartidas con otro país, pero que en Venezuela cuentan con más del 50% de su área de distribución.

El 15% de la avifauna venezolana está considerada en alguna categoría de extinción, esto representa 217 especies según el libro rojo de la fauna, edición 2015.

Resultado de imagen de Aguila harpía venezolana

Esta hermosísima y majestuosa ave rapaz, el águila harpía, tiene una mancha negra en su pecho, su penacho y su cola con tres grandes barras grises. Cuando va de caza para alimentarse puede llegar a alcanzar en vuelo los 200 Km/h.

Como ave con amenaza de extinción dedicaremos este edición al  Aguila harpía (científicamente Harpia harpyja). Silenciosa y hábil, muy tolerante a los cambios ocasionados por el hombre, pero, muy vulnerable si se le molesta con regularidad.

Según la Convención Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites) laHarpia harpyja se encuentra en peligro de extinción.

Para el Libro Rojo de la Fauna Venezolana es una especie considerada vulnerable a la desaparición.

Y la Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza (UICN) la reporta como casi amenazada.

Resultado de imagen de Aguila harpía venezolana

En nuestro país, su distribución natural e histórica del águila Harpía abarcaba la cordillera de la Costa, los estados Aragua, Carabobo, la sierra de Falcón, la sierra hacia Monagas y en la Sierra de Perijá en el estado Zulia.

Su hábitat comprende las selvas húmedas y nubladas prístinas y poco intervenidas entre los 600 y 1.200 msnm. Es capaz de tolerar áreas intervenidas por el hombre y su presencia en los bosques y hoy en día la mayor población se ubica al sur del río Orinoco en los estados Bolívar, Delta Amacuro y Amazonas.

¿Qué se está haciendo para acabar con el águila harpía en Venezuela?

Resultado de imagen de Aguila harpía venezolana

Rara vez baja al suelo para cazar, pero cuando lo hace depreda especies terrestres como cachicamos, venados, monos, entre otros.

Causas y amenazas a las poblaciones de águilas harpías  que están disminuyendo:

  • La tala y deforestación salvaje que depredan nuestros bosques nacionales incluyendo el Parque Nacional Canaima, la Sierra de Perijá, la serranía de Imataca y demás afectados por la codicia de las empresas madereras  y la explotación del Arco Minero del Orinoco que destruyen los bosques, y por ende toda forma de vida que en ella se encuentre.
  • Los incendios forestales provocados en su gran mayoría por manos criminales que lo hacen para terminar de destruir lo que todavía nos queda a los venezolanos de recursos naturales y reservas forestales.
  • También la desafortunada cacería indiscriminada de muchos depravados  por creer que van a hacerle daño estas inteligentes aves que no atacan a los humanos les disparan friamente,  o para satisfacerse de sus “medallas” los matan solo por curiosear en su ambiente natural sin consideraciones.
  •  Lo más doloroso para una especie vulnerable y para un país es el contrabando de vida silvestre que coloca a las especies al borde de la extinción en mayor peligro, aparte del desfalco del patrimonio natural de los países por mafias contrabandists que llevan a otros países las especies autóctonas de otros países y las revenden a precio de oro.
  • Imagen relacionada
  •  Así vemos como la pérdida del hábitat es la primera causa de la disminución de las poblaciones y extinción de especies en los bosques, porque provoca que especies animales pierdan sus espacios, sus alimentos, nidos, etc. y los obligan a emigrar a otros ambientes, otros árboles extraños para ellos que no son de los cuales se alimentaban y sin saber si es que encuentran otras aves y depredadores que no les permitan  hacer sus nidos por extraños en la zona o peor, porque no consiguen árboles antes de los maten.

El Águila Harpía, de 40 años, que permanecía en el Parque Generalísimo Francisco de Miranda desde que era solo un polluelo, falleció hace dos años.

El águila harpía (Harpia harpyja) del Parque Recreacional Generalísimo Francisco de Miranda de Caracas (también conocido como Parque del Este), está siendo sometida al proceso de taxidermia para ser expuesta al público en el Museo de Ciencias de Caracas (Muci) y servir para el estudio de la biodiversidad.

El ave falleció el 03  de marzo de 2015 de un ataque cardíaco  teniendo ésta más de 40 años de vida, siendo una de las edades más longevas reportadas para esta especie en cautiverio y llegó al área recreativa administrada por el Instituto Nacional de Parques (Inparques) en mayo de 1975, producto de un allanamiento realizado a una de las casas de los banqueros prófugos del antiguo Banco Nacional de Descuento.

Ya oficialmente “Morena” forma parte del fondo de colecciones del área de Ornitología del Muci, gracias a la donación realizada por parte de Inparques a la Fundación Museos Nacionales.

Resultado de imagen de Aguila harpía venezolana

El águila harpía juega un papel muy importante en nuestra naturaleza, ya que controla las poblaciones de otras especies de animales, evitando así una proliferación de mamíferos que acarrearían grandes problemas a cosechas, a animales de corral y al ganado vacuno.

Con sus 1.08 metros de porte y hasta 2.20 metros de envergadura, el Águila Harpía se ubica como el ave más poderosa y entre las más grandes del mundo. Vuela a una velocidad de hasta 200 Km por hora y ésto la convierte con sus inmensas garras y aguda visión en un depredador implacable.

El águila harpía por naturaleza es escasa, ya que se reproduce aproximadamente cada 2 años y pone entre 1 a 2 huevos y en el caso de 2 huevos sólo uno sobrevive, y el polluelo vive con sus padres hasta los 3 años. Sólo se le ve en pareja cuando están en período de reproducción, de resto es un ave solitaria.

Sus nidos llegan a medir hasta 2 metros de diámetro y los hacen en el dosel alto del bosque, a una altura entre 20 y 50 metros del suelo, es construido con ramas secas y la pareja trabaja en conjunto en su elaboración y pueden llegar a pesar hasta los 100 kilogramos, sus árboles preferidos para construir sus nidos son las Ceibas, pero también los hacen en los Zapateros, Merecurillos Algarrobos y Capaetabacos.

Imagen relacionada

En cuatro lugares principalmente se puede observar al ave más poderosa del  mundo: el río Cuao (Reserva Forestal del Sipapo) y en el río Cataniapo ambos en el extremo noreste del estado Amazonas, en el río Caura y en la Reserva Forestal de Imataca en el estado Bolívar.

La Harpia harpyja  tiene una muy aguda visión y audición que en conjunto con sus garras de 7 cm de largo (las 2da garras de mayor tamaño del reino animal) la convierte una de las depredadoras más eficaces y temidas de nuestros bosques.  La harpía junto al águila morena de las Filipinas y el águila coronada Africana son las tres águilas más grandes del mundo.

Cuando va de caza para alimentarse puede llegar a alcanzar en vuelo los 200 Km/h para atrapar a sus presas que principalmente representan mamíferos arbóreos cómo perezas, monos y coatíes;  de reptiles cómo serpientes e iguanas, y también de otras aves; tiene un fuerte pico con el que desgarra la carne de sus presas.

Foto de Ricardo Kuehn en Flickr

El águila harpía puede  llevar en sus garras a un mono aragüato (Alouatta seniculus) que puede pesar hasta 8 kilos. trasladaba al mono al nido dónde se encontraba la hembra cuidando sus huevos.

Ella no representa peligro alguno al ser humano, pero sí lo representa para los demás seres vivos del bosque,  se le puede considerar una perfecta máquina depredadora.

Resultado de imagen de Aguila harpía venezolana

Es una especie que presenta muy bajas densidades poblacionales, y ligado a esto se encuentra en estado de peligro de extinción por factores antrópicos. Un águila harpía requiere de por lo menos 30 Km2 de selva para poder  sobrevivir.

 ¿Qué se está haciendo para la conservación del águila harpía en Venezuela?

Conservación del Águila Harpía en Venezuela

Así se realiza la Conservación del Águila Harpía en Venezuela

Un grupo de investigadores y ambientalistas, liderados por Alexander Blanco Márquez y Eduardo Álvarez Cordero (Earthmatters) crearon en 1992 el Proyecto de Conservación del águila harpía en Venezuela, desarrollando sus actividades, en la Reserva Forestal de Imataca, estado Bolívar, localidad donde se ubica la especie en estado silvestre.

Este proyecto busca “la preservación del Águila Harpía, como especie de la fauna silvestre en su ambiente natural y el lograr la protección de corredores de hábitat selvático que conecten a las reservas amenazadas de aislamiento. La mayor importancia de este proyecto radica principalmente en la protección de los nidos localizados y asegurar la cooperación de las personas e instituciones más allegadas a esta situación”, según explica el doctor Alexander Blanco.

Programa de Conservación del Águila Harpía en Venezuela

Alexander Blanco es Médico Veterinario especialista en fauna silvestre, gracias a su perseverancia y buenos principios heredados de sus padres, a logrado casi todo lo que se ha propuesto, tanto así que su primer paseo, fue al enigmático zoológico chorros de milla en la ciudad de Mérida, marcando desde entonces su destino y convirtiéndolo, no sólo en uno de los mejores especialistas en su área sino además, en el coordinador del programa de conservación del águila harpía en Venezuela.Programa de Conservación del Águila Harpía en Venezuela

Trabaja en este proyecto desde 1992 centrándose en la localización de nidos activos, así a las harpías encontradas se les pone un anillo de identificación, se registran sus datos biológicos y se les colocan transmisores para seguir sus movimientos.

Programa de Conservación del Águila Harpía en Venezuela

En la Reserva Forestal de Imataca se está haciendo 6 cosas fundamentales:

  1. Evaluación anual de los nidos que ubicamos en años anteriores para ver si están activos o no.
  2. Ubicación exacta e identificación de nidos nuevos.
  3. Estudiar las características de los ciclos reproductivos en esos nidos.
  4. Evaluación del hábitat donde se encuentran los nidos.
  5. Observar la cantidad y diversidad de las presas que consumen las águilas harpías.
  6. Capturas de águilas harpías tanto juveniles como de adultos para la colocación de transmisores de telemetría tanto satelital como convencional para hacer seguimiento a los movimientos que realizan estas aves y de los patrones de dispersión que pudieran tener los juveniles para establecer su territorio posterior a cuando salen del nido. Igualmente estamos haciendo pruebas bacteriológicas, sanguíneas, parasitarias, estudios genéticos, etc.

Programa de Conservación del Águila Harpía en VenezuelaTodo este trabajo en Imataca tiene un punto muy importante y es que se está involucrando a las personas de las comunidades locales, convirtiéndolos en los principales aliados para la conservación de estas águilas.

Pero esta unión con la comunidad no es sólo en Imataca sino a nivel nacional e internacional porque el proyecto de conservación del águila harpía en Venezuela es el punto de referencia para otros países, dentro del área de distribución de la harpía.

Indicó el investigador que han colocado transmisores que hacen posible la actualización periódicamente de los mapas de dispersión de estas aves, logrando a su vez poder establecer territorios y hábitos de cacería específicos de estos rapaces, en aras de presentar los resultados a los gobiernos regional y nacional, para reorientar el desarrollo agrícola y urbano, así como cualquier otra actividad productiva que amenace los ecosistemas donde viven.

Este proyecto busca “la preservación del Águila Harpía, como especie de la fauna silvestre en su ambiente natural y el lograr la protección de corredores de hábitat selvático que conecten a las reservas amenazadas de aislamiento. La mayor importancia de este proyecto radica principalmente en la protección de los nidos localizados y asegurar la cooperación de las personas e instituciones más allegadas a esta situación”, según explica el doctor Alexander Blanco.

Asimismo acotó que en el transcurso del programa se ha logrado el rescate y la rehabilitación de algunos ejemplares enjaulados, hoy ya puestos en libertad.

Registros del Aguila Harpia en el Parque Nacional Henri Pittier

Programa de Conservación del Águila Harpía en Venezuela

El Parque Nacional Henri Pittier posee registros de que esta ave esta aún presente en él:

  • La ubicación de un nido en el sector de Romerito, en el año 2001, lamentablemente en esta área solo quedaba un ejemplar, a la hembra le habían dado caza en años anteriores y el macho seguía utilizando el árbol nido, como lugar para percharse.
  • En noviembre del 2010 en un sector de Pico Vigirima, se localizó a tres individuos, dos adultos y un juvenil, aunque se desconoce el lugar de anidación,.
  • El Parque Nacional Henri Pittier  tiene zonas de vida y territorios establecidos de parejas de Harpías.

El águila Harpía es una especie muy vulnerable que enfrenta muchos peligros y que hoy en día se encuentra amenazada por la  indolencia e ignorancia humana, por el abandono que se está viviendo en Venezuela, no solo de este singular y único ejemplar sin sub especies, sino de todas las aves que pueblan nuestro país que pierden su habitat en todos los bosques por la depredadora tala que atenta contra la vida de tan variada fauna que existe en Venezuela.

Programa de Conservación del Águila Harpía en Venezuela

Salvemos nuestra águila harpía, considerada el ave de presa más poderosa del planeta y que desempeña un papel fundamental en el equilibrio de nuestros ecosistemas por encontrarse en el nivel más alto de la cadena alimenticia, no sólo de Venezuela, si no de todo Centro y Sur América.

El Ave Nacional de Venezuela es el Turpial

Resultado de imagen para turpial

El turpial o turupial ha sido catalogado como el ave nacional de Venezuela desde 1957. Su nombre de presuntas raíces indígenas, obedece, según opinión de Bruno Manara, estudioso de la flora Y fauna venezolana; a la forma onomatopéyica de su canto, que puede escucharse como turu-pio, turu pio.
Los tonos de su plumaje van con la edad del ave, así los turpiales amarillos son los más jóvenes, siendo los adultos anaranjados.
“ El Turpial es un ave con muchas virtudes que justifican ampliamente su condición de emblema nacional. Es ante todo muy hermoso, resaltando entre el follaje, en el caso de los adultos, sean ellos machos o hembras, su brillante colorido anaranjado, combinado con el negro azabache y el blanco puro, a lo cual se agrega su llamativa franja ocular azul celeste envolviendo sus ojazos amarillos. Su pico agudo de destellos plateados y sus patas de igual color, largas y coronadas por sus robustos muslos emplumados de color amarillo subido, complementan su estampa estilizada que trasluce a la vez fuerza y delicadeza. Representativo de tal dualidad es su canto, tan sonoro que se puede escuchar desde bastante lejos, pero tan pausado y modulado que a nadie podría atormentar.” Sociedad conservacionista audubon Venezuela
Otras aves representativas de Venezuela:

Pajaros venezolanos

El contrabando de vida silvestre al borde de la extinción desfalca el patrimonio natural de los países y fortalece las redes criminales internacionales. Por ello son imprescindibles nuevas medidas de cooperación a nivel nacional e internacional para prevenirlo y eliminarlo, como declararlo un “delito grave” en las leyes de los países.

Es muy importante tomar conciencia para respetar los periodos de veda, denunciar la tenencia ilegal de animales en peligro de extinción, no contaminar las aguas de ríos, no dejar basura en paseos o excursiones así como evitar la alteración del hábitat de los animales.

aves venezolanas

Promoviendo el conocimiento científico a través de la Ornitología, el Instituto Nacional de Parques, de la mano del Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, implementa medidas para la preservación de nuestra biodiversidad en aras de conservar nuestra fauna para el estudio y disfrute de nuestra futura generación.

Naturaleza, Salud y Bienestar te invita a reunirte con tus allegados, conocidos, amigos y formar grupos conservcionistas en pro de proyectos ambientalistas que pueden comenzar con necesidades básicas en tu comunidad, lugares de recreación y otros para que juntos, unifiquemos  esfuerzos y logremos llevar adelante el  progreso tecnológico, el rescate agroindustrial, la puesta en marcha de procesadoras de alimentos en estado de bancarrota actualmente y toda la red productiva que leve ancla para echar a andar a nuestra madre Venezuela, en paz, en armonía y sin descalabrados planes que mermen la calidad de vida del venezolano.

Cada uno con su granito de arena y volveremos a vivir felices por siempre. Hay que desearlo todos juntos en el nombre de nuestro Padre celestial que está entre nosotros.

Maite Araujo Olivares /sandaliadelpescado@gmail.com/ @maitetiens