Publicidad

Maite Araujo Olivares: La contaminación afecta nuestro Sistema Cardiorrespiratorio

Un estudio realizado en Londres advierte que no todas las áreas de una ciudad son recomendables para la práctica del ejercicio y que el perjuicio puede ser mayor que el beneficio

En artículos anteriores donde les comente sobre ¿Cuál es la esperanza de Vida? Y ¿Cómo ser joven de espíritu?, lo cual para algunas personas era un tema difícil de lograr porque en cuanto a mente cuerpo y alma se consideraban que estaban envejeciendo muy rápido como lo hacen los demás.

Es así que pese a que muchas personas luchan para tratar de sobrevivir a cualquier tipo de mal donde podríamos decir que mientras los años van pasando, crece el sentimiento de querer vivir muchos años,  pero en las sociedades modernas, no hay mucho espacio para que esto ocurra como se quiere, ya que un estudio que se publicó en «The Lancet», donde decía que “El caminar por las calles en rodeado de contaminación”, puede anular los beneficios cardiorrespiratorios en las personas que deseen mantenerse en forma o preservarse mas joven, especialmente los mayores de 60 años.

Es así que en un estudio realizado por profesionales sanitarios informaron que en sitios donde hay basura el amiente suele estar rodeado de muchos problemas especialmente por la gran cantidad de enfermedades que esta desprende y aun así cuando la contaminación que esta emita aunque no sea mucho y no se vea las consecuencias por la misma serán catastróficas especialmente si las vemos por cada esquina como es el caso de ciudades de Venezuela, especialmente de Caracas,  donde en comparación con Madrid o Buenos Aires, o New York o cualquier otra ciudad del mundo sus cuídanos pedían a las autoridades que realizaran saneamientos a las calles o sectores donde la práctica de ejercicios no era acta y mucho menos sana para la salud y recomendaban algún sector específico donde deberán hacer un mapa de las calles saludables y señalar en rojo las que no los son.

Resultado de imagen para Organización Mundial de la Salud

Ahora bien y desde 2001, la Organización Mundial de la Salud, pública estadísticas donde advierte que, incluso periodos cortos -2 horas- la exposición a pequeñas partículas de hollín o polvo que se encuentran en el humo del tráfico de las calles más transitadas frustran los beneficios que tiene caminar sobre el corazón y los pulmones de los mayores de 60 años y solo en Reino Unido, el aire contaminado contribuye a 40.000 muertes cada año, casi una cuarta parte en Londres. La evidencia científica muestra que la exposición a las partículas finas (con un diámetro de 2,5 micrómetros o menos, PM2.5) procedente de los gases de escape diésel aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular y de muerte, además de que puede reducir la función pulmonar, particularmente en los ancianos y las personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

La exposición prolongada a ciertos contaminantes del aire pueden incluso causar la infertilidad humana, según un reciente los investigadores médicos. La contaminación del aire y sus efectos sobre la salud efectos de contaminación atmosférica en gran medida la salud humana, principalmente el sistema respiratorio y cardiovascular, donde las reacciones individuales a los contaminantes atmosféricos pueden variar en función del tipo de agente al que están expuestas las personas, el grado de exposición y las condiciones de salud, y el factor genético de la persona por causas de los contaminantes  en el aire los cuales pueden causar diversos efectos en la salud, que van desde cambios bioquímicos y fisiológicos de las dificultades respiratorias, como la tos, y el agravamiento de trastornos respiratorios y cardíacos.

Se deja sin tratar, las condiciones médicas puede dar lugar a hospitalizaciones e incluso la muerte prematura, ahora bien para que el cuerpo utilice la energía que obtiene de los alimentos es necesario el oxígeno, que se encuentra en el aire mezclado con otros gases, donde el aparato respiratorio es el conjunto de estructuras cuya función es la de abastecer de oxígeno al organismo, principalmente al cerebro, mediante la incorporación de aire rico en oxígeno y la expulsión de aire enrarecido por el anhídrido carbónico, la cual consta de dos partes: las vías aéreas, con las fosas nasales y los conductos, y los pulmones.

Imagen relacionada

De los 119 voluntarios, 40 estaba sanos, 40 tenía EPOC estable y 39 cardiopatía isquémica estable. Los participantes fueron asignados aleatoriamente a pasear durante dos horas por el extremo oeste de la calle Oxford de Londres –área donde está restringido el tráfico de taxis y autobuses- o a través de una zona libre de tráfico de Hyde Park. Entre 3 y 8 semanas después, los participantes hicieron otra caminata. Ninguno de los participantes había fumado desde, al menos, 12 meses y todos mantuvieron sus tratamientos a lo largo del estudio realizado en la ciudad de Londres, el trabajo ha comparado en 119 adultos mayores de 60 años, los efectos en la salud de caminar a por un calle contaminada por el humo tráfico, como Oxford Street, con hacerlo en un parque como Hyde Park. Y los resultados son desalentadores para los que pasean por las calles de Londres, especialmente para aquellas personas con enfermedades respiratorias existentes, donde la contaminación del aire es responsable, cada año, de cerca de 5.5 millones de muertes prematuras en todo el mundo.

Datos que reflejan un aspecto claro, dice el autor principal, el profesor Fan Chung, del Instituto Nacional del Corazón y los Pulmones del Imperial College de Londres (Reino Unido): «si vas a caminar por la ciudad, mejor hazlo por un parque o una zona contaminada. De lo contrario los efectos cardiosaludables de caminar se diluyen entre el humo del tráfico».

La Dra. María Neira, Directora del Departamento de Salud Pública y Determinantes Medioambientales y Sociales de la Salud de la OMS, señala que “la contaminación del medio ambiente tiene un altísimo costo para la salud de nuestros hijos. Toda inversión encaminada a eliminar los riesgos relacionados con el entorno, como la mejora de la calidad del agua o el empleo de combustibles menos contaminantes, reportará mejoras importantes para su salud”.

Un ejemplo de riesgo emergente son los residuos eléctricos y electrónicos (por ejemplo, los teléfonos móviles usados) que, al no ser reciclados adecuadamente, exponen a los niños a toxinas que pueden afectar a sus aptitudes cognitivas y causar déficits de atención, lesiones pulmonares y cáncer. Se ha estimado que, entre 2014 y 2018, los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos se incrementarán en un 19% y alcanzarán los 50 millones de toneladas.

Debido al cambio climático, están aumentando las temperaturas y las concentraciones de dióxido de carbono, factores que favorecen la producción de polen, que se ha asociado a un incremento de las tasas de asma en los niños. Entre un 11% y un 14% de los niños de cinco años presentan síntomas de asma, y se estima que el 44% de esos síntomas guardan relación con la exposición a riesgos ambientales. La contaminación del aire, la exposición al humo de tabaco ajeno, y el moho y la humedad de los espacios interiores agravan el asma en los niños.

Problemas Relacionados con la Minería.

Imagen relacionada

Las actividades de extracción de oro en la zona de Guayana han generado una significativa contaminación de las aguas con mercurio. El uso del mercurio en una forma apropiada no debería causar problemas ambientales y es una manera segura y efectiva de extraer oro. Sin embargo, el uso indiscriminado del mismo afecta las fuentes de agua de las cuales se nutren actividades agrícolas, ganaderas y de pesca. Como ejemplo, un estudio de peces extraídos de la región de Guayana encontró que los niveles de mercurio en los hígados de los mismos era siete veces mayor que el nivel aceptable. Para los humanos, el exceso de mercurio es un problema grave que genera numerosas enfermedades cerebrales, motoras y de la piel.

Son dos las causas principales de este fenómeno. La primera es la venta indiscriminada de mercurio, tanto en Venezuela como en Brasil. La segunda proviene de la poca vigilancia fronteriza que contribuye a la presencia de centenares de mineros ilegales que operan en nuestro país sin reparo alguno por el daño ambiental que originan.

Resultado de imagen para Problemas de salud Relacionados con la Minería.

La prohibición de la venta del mercurio solo incrementaría el contrabando del mismo y no solucionaría el problema. De nuevo, harían falta mecanismos de mercado (impuestos o tasas) coordinados entre Venezuela, Brasil y Colombia, que eleven el precio del mercurio y desestimulen su consumo hasta niveles racionales. Los ingresos que origine este impuesto podrían utilizarse para la dotación de la frontera en las zonas mineras y así impedir actividades económicas ilegales en nuestro territorio que dañen el ambiente. Quizás hasta se podría lograr un proceso de saneamiento ambiental atacando las dos causas del mismo y financiándose de modo propio.

El Problema de la Gerencia de Tierras

Las riquezas naturales de Venezuela se ponen de manifiesto en sus bosques. El 58% del territorio nacional es boscoso. Venezuela tiene un gran potencial forestal, ya que más de la mitad de los bosques están conformados por especies comerciables. Sin embargo, la actividad forestal ha sido poco planificada hasta ahora. El 0.7% de nuestros bosques se pierde anualmente y, aunque esta cifra está por debajo del promedio regional, podría ser aún mejor.

La causa primordial de la reforestación en Venezuela es la búsqueda de terrenos para la cría de ganado, actividad que degrada a capa vegetal de los suelos rápidamente. La región donde esto es más frecuente es en el piedemonte andino. Por otro lado, la explotación de los bosques con fines madereros ha carecido de visión de futuro. Igualmente, permisos de explotación a corto plazo (a veces hasta de un ajo) han prevalecido en los últimos veinte años, originando una explotación irracional de los bosques.

La disposición de desechos tóxicos y sólidos constituye asimismo un problema grave en Venezuela. El déficit de rellenos para desechos se ha venido atacando en los últimos años a nivel municipal y permitiendo la participación de ONG, lo cual ha dado excelentes resultados. Esta es una señal de que, en el caso específico de recursos terrestres, hace falta la colaboración de organizaciones locales que vigilen en cumplimiento de ordenanzas y velen por el cumplimiento de metas ambientales específicas. En este sentido, el conocimiento de los ‘locales’ acerca de las peculiaridades de cada región y los actores que influyen sobre el ambiente hace que la actividad privada tenga mucho que aportar.

Las personas más jóvenes también se ven negativamente afectadas por hacer ejercicio en lugares en contaminación 

Imagen relacionada

Y los resultados fueron muy claros: en los voluntarios sanos, caminar por Hyde Park acarreó una mejora en la capacidad de los pulmones y en la rigidez arterial que se mantuvo durante hasta 26 horas. Por el contrario, caminar por Oxford Street solo mejoró mínimamente la capacidad pulmonar pero produjo un endurecimiento de las arterias. Síntomas como tos, producción de esputos, dificultad para respirar y sibilancias y aumento de la rigidez arterial fueron frecuentes después de caminar por Oxford Street en comparación con Hyde Park. Estos efectos tóxicos se han asociado con la combustión de combustibles fósiles y son particularmente tóxicos para las personas con enfermedades cardiovasculares y pulmonares.

¿Significa esto que las personas que corren o montan en bici por áreas contaminadas podrías sufrir el mismo efecto? Chung responde a ABC que «sería lo más lógico a tenor de nuestros resultados», pero matiza que aunque «las personas más jóvenes también se ven negativamente afectadas por hacer ejercicio en lugares contaminados, tal vez los efectos son menores que en los adultos más mayores».

De acuerdo con el estudio Chung afirman que sería aconsejable hacer ejercicio en los parques de la ciudad, espacios verdes o áreas a una distancia mínima de 50 metros de las carreteras de tráfico. Además, advierte, la exposición prolongada a la contaminación del aire aumenta el riesgo de cáncer de pulmón, que en un comentario que acompaña al informe, George Thurston y Jonathan Newman, de la Escuela de Medicina de Nueva York (EE.UU.) afirman que tanto el cambio en la rigidez arterial y la capacidad pulmonar reportados en el estudio son biológicamente compatibles con la contaminación del aire. Y aunque se necesitan más estudios, los resultados de este y otros estudios recientes marcan como prioridad el control de la contaminación del aire PM2.5 en las ciudades como una medida de salud pública.

Las consecuencias de la contaminación ambiental: 1,7 millones de defunciones infantiles anuales, según la OMS

Resultado de imagen para Las consecuencias de la contaminación ambiental: 1,7 millones de defunciones infantiles anuales, según la OMS

6 de marzo de, 2017 | Ginebra – De acuerdo con dos nuevos informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de una cuarta parte de las defunciones de niños menores de cinco años son consecuencia de la contaminación ambiental. Cada año, las condiciones insalubres del entorno, tales como la contaminación del aire en espacios cerrados y en el exterior, la exposición al humo de tabaco ajeno, la insalubridad del agua, la falta de saneamiento y la higiene inadecuada, causan la muerte de 1,7 millones de niños menores de cinco años.

En el primer informe, titulado La herencia de un mundo sostenible: Atlas sobre Salud Infantil y Medio Ambiente, se indica que una gran parte de las enfermedades que se encuentran entre las principales causas de muerte de los niños de un mes a 5 años —como las enfermedades diarreicas, el paludismo y las neumonías— pueden prevenirse mediante intervenciones que reducen los riesgos ambientales, tales como el acceso al agua potable y el uso de combustibles menos contaminantes para cocinar, por otro lado la Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS, señala que “la insalubridad del medio ambiente puede ser letal, especialmente para los niños pequeños, que son especialmente vulnerables a la contaminación del aire y el agua debido a que sus órganos y su sistema inmunitario se están desarrollando y a que todo su cuerpo, en especial sus vías respiratorias, es más pequeño”.

Imagen relacionada

La exposición a sustancias peligrosas en el embarazo aumenta el riesgo de prematuridad. Además, la contaminación del aire en espacios cerrados y en el exterior y la exposición al humo de tabaco ajeno aumenta el riesgo que corren los bebés y niños en edad preescolar de contraer neumonías en su infancia y enfermedades respiratorias crónicas (por ejemplo, asma) durante toda la vida. La contaminación del aire también puede aumentar el riesgo de sufrir cardiopatías, accidentes cerebrovasculares y cáncer a lo largo del ciclo de vida.

Las cinco principales causas de muerte en los niños menores de cinco años guardan relación con el medio ambiente, mientras que en el otro informe, titulado ¡No contamines mi futuro! El impacto de los factores medioambientales en la salud infantil, se ofrece un panorama general de las consecuencias de la contaminación del medio ambiente en la salud de los niños, aportando datos que ilustran la magnitud del problema. Cada año:

Donde 570 000 niños menores de cinco años fallecen como consecuencia de infecciones respiratorias (entre ellas las neumonías) causadas por la contaminación del aire en espacios cerrados y en el exterior y la exposición al humo de tabaco ajeno, mientras que 361 000 niños menores de cinco años fallecen a causa de enfermedades diarreicas debidas al acceso insuficiente a agua salubre, saneamiento e higiene y 270 000 niños fallecen en el transcurso del primer mes posterior al parto por diversas causas —entre ellas la prematuridad— que podrían prevenirse proporcionando acceso a agua potable y a instalaciones de saneamiento e higiene en los centros de salud, y reduciendo la contaminación del aire, además 200 000 defunciones por paludismo de niños menores de cinco años podrían evitarse actuando sobre el medio ambiente, por ejemplo, reduciendo el número de criaderos de mosquitos o cubriendo los depósitos de agua, donde a 200 000 niños menores de cinco años mueren a causa de lesiones o traumatismos involuntarios relacionados con el medio ambiente, como envenenamientos, caídas y ahogamientos.

Imagen relacionada

Factores de riesgo ambientales actuales y emergentes para la salud infantil principalmente ocurre en los hogares que no tienen acceso a servicios básicos, como el agua potable y el saneamiento, o en los que se respira el humo de combustibles contaminantes, como el carbón o el estiércol utilizados para la cocina y la calefacción, los niños corren un mayor riesgo de contraer enfermedades diarreicas y neumonías.

Los niños también están expuestos a productos químicos nocivos contenidos en los alimentos, el agua, el aire y otros productos de su entorno. Los productos químicos, como los fluoruros, los plaguicidas que contienen plomo y mercurio, los contaminantes orgánicos persistentes y otras sustancias presentes en productos manufacturados pueden acabar entrando en la cadena alimentaria. Asimismo, aunque la gasolina con plomo se ha eliminado casi por completo en todos los países, muchas pinturas contienen este metal y pueden afectar al desarrollo del cerebro.

Medidas para que los niños vivan en entornos saludables

La reducción de la contaminación atmosférica dentro y fuera de los hogares, el acceso a agua potable, el saneamiento y la desinfección (en especial en los paritorios), la protección de las embarazadas frente al humo de tabaco ajeno y las medidas de higiene del entorno pueden prevenir muchas muertes y enfermedades infantiles, donde es necesario el trabajo conjunto de varios sectores gubernamentales, que pueden trabajar juntos para aplicar las siguientes medidas.

Imagen relacionada

  • Hogares: usar combustibles no contaminantes para la cocina y la calefacción, sin mohos ni plagas, y eliminar los materiales de construcción contaminantes y las pinturas que contienen plomo.
  • Escuelas: garantizar el saneamiento y la higiene, crear entornos sin ruido ni contaminación y promover una buena nutrición.
  • Centros de salud: garantizar el abastecimiento de agua potable, el saneamiento, la higiene y el suministro eléctrico sin cortes.
  • Urbanismo: crear más zonas verdes y espacios seguros para los peatones y los ciclistas.
  • Transporte: reducir las emisiones y ampliar el transporte público.
  • Agricultura: reducir el uso de plaguicidas peligrosos y erradicar el trabajo infantil.
  • Industria: eliminar adecuadamente los residuos peligrosos y recortar el uso de productos químicos nocivos.
  • Sector de la salud: hacer un seguimiento de los resultados sanitarios y educar a la población sobre los efectos de la salud ambiental y la importancia de la prevención.

Imagen relacionada

Los contaminantes del aire pueden afectar el sistema respiratorio y del sistema cardiovascular, mientras que cuando consumimos el aire limpio la cual es una condición fundamental de nuestra salud, a causas de efectos de la contaminación del aire en el sistema cardiovascular humano

En el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los países están trabajando para alcanzar una serie de metas que pueden orientar las intervenciones en materia de higiene del entorno en que viven los niños y poner fin a las muertes prevenibles de los recién nacidos y los niños menores de cinco años de aquí a 2030. Además del SDG 3 («Garantizar una vida sana y promover el bienestar de todos a todas las edades»), el logro de otros ODS permitirá mejorar el acceso a agua salubre, el saneamiento y la higiene; llevar a cabo la transición a energías no contaminantes para mejorar la salubridad del aire, y revertir el cambio climático, unas metas que, sin duda, tendrán efectos positivos en la salud de los niños.

SOLUCIÓN DEL PROBLEMA 

Resultado de imagen para Medidas para que los niños vivan en entornos saludables

  • Existen diversos modos de evitar la contaminación del aire, a saber:
  • Uso de combustibles adecuados para la calefacción doméstica e industrial.
  • Usar chimeneas con tirajes o filtros en condiciones de cumplir sus funciones.
  • Mantener los vehículos motorizados en buenas condiciones.
    No quemar hojas o basuras.
  • Sembrar árboles y colaborar en el mantenimiento de las áreas verdes.
  • No utilizar productos que contienen contaminantes, como CFC (desodorantes en aerosol), gasolina con plomo, etc.
  • Si utilizan vehículos automotores, regular periódicamente la combustión del motor para evitar la producción de gases tóxicos.
  • Se deben usar alternativas menos contaminantes como abonos orgánicos en lugar de los sintéticos; transformar los desechos urbanos orgánicos en abonos; controlar biológicamente las plagas, es decir, combatir los insectos dañinos con sus enemigos naturales.

Los cambios en los sistemas orgánicos también pueden tener efectos sobre el sistema endocrino donde algunas citosinas liberadas por otros órganos inflamados (debido a los contaminantes del aire) también pueden producir efectos negativos en el cardio-vascular, incluida la reducción de la resistencia mecánica y la eficiencia metabólica del corazón y los vasos sanguíneos, donde las demandas del mercado de hoy con una línea completa de sistemas de filtración de aire para aplicaciones residenciales, comerciales y de automoción buscan en poder brindar una filtración en filtros de aire en interiores de volumen de aire de 20 CFM a 1200 CFM que busquen el reducir significativa las partículas, microscópicas y compuestos orgánicos que suelen ser volátiles para el ser humano.

Resultado de imagen para Medidas para que los niños vivan en entornos saludables

Sin embargo, la mayoría de nosotros que vivimos en países como los Estados Unidos, Venezuela, España y otros países desarrollados sufren la exposición a muchos contaminantes atmosféricos que ponen en peligro nuestra salud, donde la contaminación del aire afecta nuestra salud de manera diferente a simples a problemas graves, como por ejemplo, las partículas en el aire las cuales  disminuye la esperanza de vida de acuerdo a muchos investigadores; contaminantes como el ozono irrita la respiración de las personas, desencadenar síntomas de asma y causar cáncer de pulmón y enfermedades del corazón, la exposición al humo ambiental del tabaco causa muchos problemas de salud graves respiratorias como el asma en el pulmón, cáncer, efectos de la contaminación del aire en el sistema respiratorio humano

En conclusión el estudio proporciona un mensaje claro, aunque nada nuevo donde todos juntos tenemos que trabajar para mejorar así la calidad del aire y como siempre “Naturaleza, Salud y Bienestar”, siempre contigo buscando entregarte reflexiones para que podamos ayudar a nuestro mundo y a una esperanza de vida larga, próspera y feliz.

Maite Araujo Olivares, @maitearaoliv, [email protected]

Fuente:http://www.encolombia.com/medicina/neumologia/neumologia15403-contaminacion.htmParagraph.

http://www.salonhogar.com/ciencias/contaminacion/enfermedades.htm

https://nemesisnoticias.wordpress.com/category/sin-categoria/page/8/

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Maite Araujo

Maite Araujo Olivares: Docente Educ. Especial área Talento, en C.E.A.C, área de Ciencias. Funda el Grupo Conservacionista EL MANGLAR y "FuMuJEAM".Publica la columna "Naturaleza, Salud y Bienestar" en elclarínweb.com y en maitearaoliv.wordpress.com

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad