Opinión

Pastor Heydra: Poco grano y mucha paja

lunes, 4 abril 2016
Por

Pastor Heydra: Poco grano y mucha paja

En estos días releí el libro de crónicas personales sobre la política y la vida del socialista, ex Presidente francés, François Mitterrand: “El grano y la paja”, donde el autor hace un esfuerzo por separar, de acuerdo a sus vivencias, lo esencial de lo superfluo; los valores sólidos de los insustanciales.

Parodiándolo y tomándome el abuso de extrapolarlo a Venezuela, viendo bien las cosas, de un lado o del otro, acá lo que tenemos, desde hace un montón de años, es una suerte de “República boba”, donde lo que ha predominado en sus círculos gobernantes y opositores ha sido una suerte de estilo arcaico con una esencia no sé si insípida, pero en todo caso muy pragmática, aderezada con ideologismos fatuos que se visten, unos con un revolucionarismo de izquierda que no cumple con ninguno de sus  requisitos básicos, salvo la sobrevivencia en el poder, apoyada por la logorragia y un control casi absoluto de los medios comunicacionales, al menos TV y restricciones a la prensa escrita y radial, y por la contraparte con un “derechismo”, si así se le puede llamar a ese amasijo de intereses inconexos, enredadísimo, en el que se confunden diversos criterios y escuelas, donde al final, solo unos pocos avezados llegan a dominar el arte de los cananeos. El resto es pura paja, sin ningún grano.

Ambos están metidos en una zona laberíntica en la que parecen perdidos. Y lo que es peor, esa “abstracción concreta” que se denomina la República, también está inmersa en ello. Y es lo que nos perjudica a todos.

Esas son las que tenemos. La Asamblea Nacional  en una unanimidad absolutamente hipócrita apoyó  el mensaje de paz y dialogo del Papa Francisco, pero eso no pasa de ser un simple saludo a la bandera, pues allí se habló de violencia, de confrontaciones, de lo que es el día a día, pues. En otras palabras de nuestra cotidianeidad partidista, muy distante del país nacional (Gaitán), como las que vemos con la nueva AN, a la que el Poder Ejecutivo, aliado con los otros poderes que controla como el Judicial y el electoral ya le han puesto sordina; nombre y figura a leyes como las del BCV, la de Amnistía, y  muy próximamente al Revocatorio y a las elecciones de Gobernadores, las cuales, a mi modesto entender, olfatear y ver, serán corridas y apareadas con las de Alcaldes, hacia el mes de agosto del próximo año.

Muchas verdades y mentiras a medias ¿Por qué no decirlo? Fuera careta. La “enmienda” sugerida por Henry Ramos, es una simple corrida de arruga, pues es posible y necesaria, pero solo aplicable al final del período presidencial de NM. No deja de tener razón el valenciano, aunque no habla del todo claro: “Nicolás termina tu período, no habrá más relección indefinida” y otros “periquitos” que quieran ponerle, pero hasta allí. Como Presidente de la AN es un garante de la continuidad institucional. Un buen fenicio.

El RR lo saca Capriles, hombre de valor, pero disminuido políticamente en este momento, por figuras como L. López, J. Borges o H. Ramos, y hasta H. Falcón que anda como caimán en boca de caño. Es un instrumento de difícil aplicación con un “arbitro” como el CNE de Tibisay Lucena. Sin dudas será un factor para movilizar a esas fuerzas opositoras silvestres e inasibles, pero que no toman corporeidad, lo cual es un talón  de Aquiles de la oposición; del cual, por cierto, padece también el gobierno, a pesar de las presiones que pueda ejercer sobre el funcionariado público para que lo acompañe. El drama es que nadie mueve a nadie. Hay ausencia absoluta de liderazgo en el país.

Unos y otros no parecen haber entendido que se están distrayendo en la paja, y con ello se creen que se están comiendo al universo, pero están dejando de lado el grano, que es lo esencial y sustantivo.

Se fueron los idus de marzo donde mataron a Julio Cesar (44 A de C), y entramos en abril, el único mes del año que coincide en terminación con el último de diciembre. Ya veremos que nos deparará. Mientras tanto muchos  siguen empeñados en quedarse con la paja, y pocos con el grano. Hay como una necesidad de revisión general y saber a dónde vamos o podemos ir.

pastorheydra24680@gmail.com   @PastorHeydra