Opinión

Rafael Avila: De la biblioteca básica en Economía (II)

Martes, 18 Abril 2017
Por

Rafael Avila: De la biblioteca básica en Economía (II)

En el artículo anterior dimos inicio a la pretensión de elaborar una lista de lecturas básicas a hacer, para poder comenzar a desarrollar criterios básicos y buenos en materia económica.

Como ya comentamos, lo que me parece interesante es dar una respuesta, que además sea extraña para lo que comúnmente se esperaría. Uno podría tener la expectativa que la lista estaría integrada por manuales y libros muy técnicos en, y estrictamente de, Economía, lo que en mi opinión, enturbiaría los criterios básicos que en esta “ciencia” se deben tener, alejando por lo engorroso del asunto a mucha gente de acceder a estos temas que además, la realidad es que son muy próximos a la persona, a su naturaleza y son de sentido común. Vale la pena comentar que para cualquier persona sería conveniente manejar lo básico del asunto, al menos.

También creo justo recordar que este intento de “lista de lectura” no pretende ser exhaustiva, y que por supuesto es susceptible de ser mejorada, es perfectible, y responde a una opinión sesgada, pero bien intencionada, de mi parte.

 

Continuemos entonces con la “lista”, que, reitero, pretende ser en Economía, pero que necesariamente incluye temáticas como la Moral, la Ética, la Justicia y la Política:

  1. De los clásicos en Ciencias Políticas pasamos ahora a Bastiat (primera mitad del siglo XIX):
    • Este periodista y diputado francés tiene la virtud de poner en palabras muy sencillas temas económicos fundamentales y profundos: propugna el libre comercio, la paz, y el gobierno limitado a proteger la vida, la libertad y la propiedad de los ciudadanos; y desmonta las falacias socialistas y proteccionistas (mercantilismo). Para FrédéricBastiat el buen economista es aquel que no sólo ve lo que es evidente (consecuencias a corto plazo), sino que también ve las consecuencias a largo plazo de las políticas económicas, evaluando ganadores y perdedores (“lo que se ve y lo que no se ve”).
    • Su obra principal es La Ley(1850) en la que explica la función del Derecho en la sociedad y describe el funcionamiento delaexpoliación legal. Fundamentalesa leer son sus obras Armonías económicas (1850) ySofismas económicos (1859, post mortem). Célebre de Bastiat es la definición del Estado como“la gran ficción a través de la cual todo el mundo se esfuerza en vivir a expensas de todo el mundo”. Allí toca el tema del rent-seeking.

 

  1. De la Francia de Bastiat, nos conduce la ruta hastaMenger y Böhm-Bawerk (finales del siglo XIX):
    • En sus Principios de Economía Política (1871), Carl Menger, padre fundador de la Escuela Austriaca de Economía (nombre dado peyorativamente en sus orígenes), y quien junto a Jevons y Walras irrumpe en la ciencia económica con la revolución marginalista, quiebra con las ideas prevalecientes atacando la teoría del valor-trabajo (basamento clásico), explica la formación de precios con la teoría de la utilidad marginal, y formula leyes económicas universales y atemporales (apriorísticas), distinguiéndose de la para la época dominante, Escuela Histórica Alemana. De Menger también destaca su obra sobre el Origen del Dinero, y su definición de bienes de orden superior (p.e. bienes de capital) y de orden inferior (p.e. bienes de consumo): el valor de los bienes de orden superior está determinado por el valor futuro de los bienes de orden inferior. Aquí hay una evidente base de la Teoría de la imputación de Friedrich von Wieser (1889), que invierte la causalidad precio-costo de la escuela clásica, reemplazando el paradigma,para el momento predominante, por otro: los costos son determinados por los precios; el valor de cada insumo viene determinado por la valoración (subjetiva) que la gente da a los bienes finales de consumo.
    • De EugenBöhm-Bawerk destaca su obra de tres tomosCapital e Interés (1884, 1889 y 1898), y sus Fundamentos de la Teoría del Valor Económico (1886). Aportes: difunde la teoría de la utilidad marginal, teoría del valor y de los precios, y desmonta las falacias del sistema marxista.

 

  1. De la generación fundacional austriaca, nuestro recorrido nos lleva a Mises y Hayek (siglo XX):
    • De Ludwig von Mises destacan sus obras: La Teoría del Dinero y del Crédito (1912), para explicar los ciclos económicos, combinando aportes de David Ricardo, KnutWicksell y Böhm-Bawerk. Distingue la tasa de interés natural de la de mercado, define los malinvestments, como parte del ciclo económico (auges, crisis y depresión); explica cómo afecta la política crediticia expansiva a la estructura productiva. En su obraSocialismo (1922) demuestra la imposibilidad del cálculo económico en el socialismo, por éste ignorar la importancia de la propiedad privada. De Mises no puede dejarse por fuera su tratado de Economía La Acción Humana (1949): pensamiento económico fundado en el individualismo y el subjetivismo metodológico, derivación de leyes económicas abstractas y de aplicación universal (apriorísticas), presentación sistemática de un método axiomático-deductivo definido, precios determinados por la utilidad marginal, teoría heterogénea del capital y ciclos económicos, demostración de las consecuencias de las políticas gubernamentales intervencionistas en los mercados de bienes y servicios, mercado laboral, mercado de crédito y mercado cambiario. En su obra Liberalismo (1927), Mises habla de la que debe ser la función del Estado, del entorno institucional respetuoso de la propiedad privada y la libertad individual, que propicia la cooperación entre las personas y entre los pueblos, del protagonismo de la iniciativa individual y la sociedad civil en el desarrollo económico, del rent-seeking de empresarios, de reglas constitucionales, división de poderes, federalismo y derecho de secesión.
    • De Friedrich von Hayek destacan varios aportes.En su obra Individualism and EconomicOrder (1948), y particularmente de esta en el ensayo El uso del conocimiento en la sociedad (1945), Hayek hace énfasis en el conocimiento: problemas de incentivos y de cálculo económico, conocimiento disperso de medios y fines, lo que dificulta la optimización en la asignación de recursos escasos a fines ilimitados, función empresarial y descubrimiento de oportunidades, y la imposibilidad de la planificación central; tema este que culminará en su Camino de Servidumbre (1944). En sus obrasPrecios y Producción (1931) y Monetarytheory and thetradeCycle (1933)destacan estos aportes: teoría subjetiva, dinámica y heterogénea del capital, bienes económicos, bienes de capital o de consumo según la utilidad para cada individuo, estructura intertemporal de la producción (los procesos de producción son en etapas y conllevan tiempo). Vale la pena revisar la controversia Hayek Keynes (Contra Keynes y Cambridge, 1996), y su obraNuevos Estudios de filosofía, política, economía e historia de las ideas (1978), en la que critica la Teoría General de la ocupación, el interés y el dinero de Keynes (1936), y la estanflación de los años 1970s (desempleo con inflación) generada por estas políticas keynesianas. Sus obras Fundamentos de la Libertad (1960) y Derecho, Legislación y Libertad (1973, 1976 y 1979), muestran su interés por las instituciones políticas y económicas garantes de la paz y la prosperidad de los pueblos y naciones.

 

  1. Avanzamos un poco más hasta la próxima estación que, aunque menos académicos, son importantes en la difusión de ideas: Read,Hazlitty Sowell(siglo XX):
    • De Leonard E.Read, fundador en 1946 de la FoundationforEconomicEducation, es fundamental leer su clásico y más famoso ensayo Yo, el Lápiz (publicado por vez primera en 1958). En este ensayo, Read trata de forma muy sencilla temas como la cooperación en el mercado, división del trabajo, la “mente maestra” la dispersión del conocimiento y la información, la asignación eficiente de recursos limitados, la “mano invisible”, la imposibilidad de laplanificación central, intercambio, libre comercio, y armonía entre las naciones, haciendo uso de una analogía simple con el “árbol genealógico” de algo tan sencillo como un lápiz.
    • De Henry Hazlitt, filósofo, economista y periodista estadounidense, es fundamental leer La Economía en una lección (1946) y Los errores de la nueva ciencia económica(1961). En el primero de los libros mencionados, Hazlitt analiza cada uno de los paradigmas más comunes en Economía, y demuestra que tal creencia común es una falacia.En el segundo libro destacado, Los errores de la nueva ciencia económica, el autor hace un análisis detalladde las falacias keynesianas, criticando cada capítulo de la Teoría General de John Maynard Keynes.
    • Thomas Sowell, quien aplica la lógica de la economía a distintos ámbitos sociales. Obrasfundamentales: A Conflict of Visions: Ideological Origins of Political Struggles (1990), Economic Facts and Fallacies(2008), y Basic Economics: A Common Sense Guide to the Economy (2012).

 

  1. Siguiente parada: la contrarrevolución al keynesianismo que significó el monetarismo de la Escuela de Chicago (siglo XX).
    • Milton Friedman: a finales de los años 1970s, con su obra Paro e Inflación, basándose en las ideas de Irving Fisher de inicios del siglo XX (Teoría Cuantitativa del Dinero), Friedman responde al problema inflacionario que las políticas keynesianas generaron y el keynesianismo no comprendió, y propugna políticas económicas conservadoras de libre mercado, control del gasto público, gobierno limitado y crecimiento monetario ajustado a un target de inflación. Vale la pena ver la serie de televisión de esa misma época, Free to Choose, hecha por Milton y su esposa Rose Friedman.

 

Bueno amigos, detengámonos en este punto por el momento. Continuaremos en el próximo artículo confeccionando la literatura básica que, en mi humilde opinión, hay que dominar en Economía.

Entender de economía política, identificar ganadores y perdedores, nos permite entender por qué no cambia y por qué es difícil cambiar el statu quo.

 

@rjavilad

rjavilad@gmail.com

www.rafael-avila.net