Publicidad

Jesús Trujillo: Semana Santa, reflexión y conversión

Cada año basado en el I Concilio Ecuménico de Nicea en el año 325, la Semana Santa se celebra el primer domingo de luna llena después del equinoccio primaveral (alrededor del 21 de marzo) conmemorando durante una semana la vida, muerte y resurrección del hombre y divinidad más icónico de la humanidad, es Jesús de Nazaret ese personaje que nos llama a recordar esos pasajes interesantes de la Biblia llenos de historia, enseñanzas, reflexiones donde los evangelios describen los momentos más importantes de sus vivencias que cambiaron el rumbo de la historia universal dividiéndola entre el antes y después de Cristo.

 

Es así como en las diferentes sociedades que componen nuestro mundo y entre ellas la venezolana, la realidad nos lleva a unirnos en momentos para la reflexión porque fuimos creado bajo la fe cristiana que ha envuelto a la mayor parte de la humanidad, y estas fechas
nos permiten fortalecer esas creencias que nos llaman a ser mejores seres humanos
demostrando con solidaridad, amor y obras el verdadero origen de la religión que profesa
las enseñanzas de Jesús.

 

Hoy nuestro mundo y nuestra Venezuela necesita mucho más de ese desempeño ejemplar al cual nos llama el mensaje de Cristo, porque se han perdido esas vivencias que nos permiten caminar juntos como hermanos y cumplir así con sus preceptos. En nuestro país está época nos lleva a honrar entre la fe y la tradición las imágenes del Nazareno de San Pablo y de Achaguas, también el Santo Sepulcro de la Villa entre otros que aglomeran cantidades de fieles que cumplen promesas por favores recibidos, es parte de nuestra idiosincrasia y devoción como nación cristiana. Pero también vivimos el Triduo Pascual donde la iglesia conmemora desde el jueves al sábado los momentos más sobresalientes de esta semana mayor.

 

De esta manera es propicio hacer un llamado a cada uno de los venezolanos para que aprovechemos estos días a la conversión de nuestros actos, de la responsabilidad como ciudadanos que tenemos de ser cada día cristianos comprometidos con la palabra de Jesús, que principalmente nos pide que reflejemos el amor con ejemplo hacia nuestros semejantes, así como él los demostró en su última cena representando la humildad y el servicio a los demás lavando los pies a sus discípulos regalándonos su nuevo mandamiento: “Amaos unos a otros como yo os he amado”, siendo este el mayor regalo para que los hombres cumplamos con su palabra para que nuestro país y el mundo puedan cambiar.

 

Hasta un nuevo encuentro, donde seguiremos aportando ideas por un Rescate
Ciudadano…y si quieres, colaborar para que sigamos mejorando, escribe a mi correo.

 

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Jesús Trujillo

T.S.U. en Informática, Licenciado en Comunicación Social, Locutor, Productor Nacional Independiente.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad