Opinión

Yolanda Ramón: Albinismo

Martes, 25 Julio 2017
Por

Yolanda Ramón: Albinismo

Los albinos tienen una alta incidencia de quemaduras solares, degeneración de la piel (elastosis), queratosis actínica (lesiones premalignas) y cáncer de piel debido a que tienen fototipo de piel muy claro; señaló la dermatóloga Gilda Mancini. Es importante usar protectores solares con alto factor de protección aplicado cada dos horas, evitar la exposición prolongada al sol (sobre todo en las horas de máxima radiación) y cubrir las áreas susceptibles con ropa. También, los albinos pueden sufrir de disminución de la agudeza visual, defectos de refracción, iris translúcido, nistagmo, hipoplasia foveal, hipopigmentación del fondo de ojo y la desviación de las fibras del nervio óptico en el quiasma. Para evitar estas lesiones se deben usar lentes con protectores especiales y evitar la exposición directa a la luz solar.

HIPERTENSIÓN ARTERIAL

La hipertensión arterial es una afección asintomática. Es importante mantener valores de presión arterial por debajo de 130/90 mmHg. La patología sin control puede derivar en infarto al miocardio, angina de pecho, insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal, ictus o accidente cerebro vascular; alertó el cardiólogo Carlos Ponte. Es aconsejable realizar la medición de la presión arterial, al menos dos veces al año, al llegar a la edad adulta. La mejor manera de hacerlo es tomar las medidas a diferentes horas un mismo día. Si el nivel resulta ser mayor de 140/90 mmHg, se debe acudir a un especialista. La prevención y el tratamiento implican mantener una alimentación sana, baja en sal y grasas saturadas, con alto consumo de frutas y vegetales, reducir el consumo de alcohol, no fumar y hacer ejercicio al menos 5 días a la semana.

ALZHEIMER

Cuando el cerebro acumula de manera anormal el material neurotóxico Beta-Amiloide se producen daños en las neuronas y sus sinapsis. Ello deriva en la pérdida progresiva de las funciones cognitivas, incluyendo: memoria, alteraciones de conducta y de personalidad. Y esa condición es la enfermedad de Alzheimer, explicó el neurólogo Ciro Gaona. Este proceso puede llevar décadas. Inicialmente se produce un déficit neurocognitivo leve que se caracteriza por la progresiva dificultad cognitiva aunque todavía sea una persona independiente. Paulatinamente aumentan los grados de demencia o trastornos neurocognitivos mayores, caracterizados por la cada vez mayor dependencia a nivel laboral, social, familiar y personal. La frecuencia aumenta con la edad, aunque no es exclusivo del adulto mayor.