Opinión

Yolanda Ramón: Alzheimer

2 meses antes
Por

Yolanda Ramón: Alzheimer

Alzheimer

Con el paso de los años es normal que se torne lenta la velocidad de procesamiento de información y haya ciertas fallas en la memoria episódica, sin embargo, si estas fallas de memoria y trastornos conductuales limitan el funcionamiento independiente de la persona, requiriendo de la supervisión y apoyo para poder sobrevivir; entonces puede tratarse de Alzheimer, señaló la neuropsicóloga Sandra Crespo. Existen opciones de tratamiento farmacológico como la memantina, molécula que actúa sobre el sistema glutamatérgico mediante el bloqueo de los receptores NMDA de glutamato; que puede retrasar la progresión de la enfermedad en las fases leves hasta moderadas de la demencia. Los tratamientos no farmacológicos: dieta, ejercicio, rehabilitación cognitiva, grupos de apoyo, terapia ocupacional, entre otros, son fundamentales para mejorar la calidad de vida del paciente.

 

MENOPAUSIA

Usualmente la edad promedio de la menopausia es de los 48 a los 52 años con variaciones. Se habla de menopausia precoz a aquella que antecede los 40 años y menopausia temprana a la que ocurre antes de los 45. Las mujeres latinas tienden a percibir los síntomas con mayor fuerza que las asiáticas debido al estilo de alimentación que llevan; diferenció la ginecoobstetraMaría del Pilar Caridad. Entre los cambios figuran el patrón menstrual que finaliza con la supresión de la menstruación. Sin embrago, el proceso de degeneración del funcionamiento ovárico puede durar años donde comienzan a aparecer alteraciones en la regularidad del patrón menstrual y pueden ocurrir dos escenarios o menstruaciones muy seguidas o espaciadas cada dos o tres meses con cambios en la cantidad del sangrado.

ESPINA BÍFIDA

Los síntomas de este padecimiento pueden estar ausentes si es una espina bífida oculta o acompañarse con: hidrocefalia (trastorno del paso del líquido cefalorraquídeo que circula por el cerebro y la médula espinal), debilidad muscular, dificultad para bipedestación (capacidad para mantenerse parado) y para caminar, e incontinencia urinaria y fecal; señaló el neurocirujano Alejandro Krajewski. Durante el embarazo se puede diagnosticar a través de un ultrasonido fetal y determinación de los niveles de alfa-fetoproteína materna en la sangre. En el segundo trimestre se puede realizar una amniocentesis. Efectuar al bebé radiografías, tomografías o resonancia magnética es necesario para obtener imágenes de columna y vértebras. La carencia de ácido fólico es uno de los factores de riesgo.