Opinión

Yolanda Ramón: Somos Venezuela

8 meses antes
Por

Yolanda Ramón: Somos Venezuela

PIONERO DEL DERECHO LABORAL EN VENEZUELA: RAMÍREZ MAC GREGOR,

FALLECIÓ TAL DÍA COMO HOY:

10 DE MARZO

El abogado laboral y periodista Carlos Enrique Ramírez Mac Gregor, falleció tal día como hoy en Caracas: 10 de marzo de 1975. Tenía 69 años. Nació el 14 de marzo de 1906 en Maracaibo, estado Zulia.

Cursó la carrera de derecho en las universidades de Madrid y Central de Venezuela.

Inició su carrera de periodista como corresponsal en Caracas del diario marabino Panorama en 1935.

Fue el primer Inspector del Trabajo designado para el estado Zulia en 1936 y es autor de uno de los primeros informes escritos en el país sobre las condiciones de vida de los trabajadores petroleros. Entre tantas acciones: logró entre los representantes del Gran Ferrocarril del Táchira y sus trabajadores, la firma del primer contrato colectivo que se registra en Venezuela cuando todavía se encontraba en discusión el proyecto de Ley del Trabajo.

Exiliado a raíz del 18 de octubre de 1945, adquirió en 1949, junto con Luis Guillermo Pineda, el diario Panorama.

En 1956 fundó la revista Momento. Allí fue redactor Gabriel García Márquez.

En 1963 se desvinculó de Panorama y se quedó con la dirección de Momento hasta 1974.

Carlos Enrique Ramírez Mac Gregor, además de abogado laboral y periodista, fue también diputado y embajador… activo… la Venezuela que sí somos…

 

PRÓXIMO SÁBADO 18:

TALLER “RETAZOS VIVOS”

EN EL CONSEJO

El próximo sábado 18 a las 9:30 de la mañana, Rafaela Runque dictará un taller básico sobre patchwork (unión de piezas de telas cosidas entre sí por los bordes). Así hizo la artista consejeña una serie en gran formato: Su-Frida y Artista, homenaje a la artista mexicana Frida Kahlo

La inversión es de bolívares 1.200,oo y los materiales que se precisan: hilos de coser, agujas, tambor mediano de bordar y un cuarto de metro de tela unicolor de algodón.

El terreno arcilloso donde comenzó su niñez hizo de Rafaela la artista que es, la artista consejeña que es. Allí comenzó haciendo figuras que decoraba con cayenas. Ya en la escuela, siempre se ofrecía para hacer las carteleras y así descubrió su pasión por el color. Un día se instaló en casa la bisabuela Elena, una ternura de 96 años que sabía contar historias y cocer. Era descendiente de alemanes e italianos. Confeccionaba unas florecitas que llamaba arepitas. Éstas se quedaron por siempre en la mente de Rafaela Runque.

Llegó el bachillerato. Interrumpido. Rafaela se convirtió en mamá. Trabajó incansable sin olvidar sus sueños y se prendó de las manualidades. Éstas le generaban dinero y alegría. Crecieron sus hijos y llegó el tiempo de retomar sus sueños. Cuando comenzó modelado escultórico supo que eso haría el resto de su vida y creó su taller. Participó en numerosas exposiciones en espacios públicos y privados. En la Gobernación de Aragua, específicamente en FundaCrepo, además de apoyar su trabajo con cinco créditos, se tornaron en sus amigos. De la mano de ellos participó en las Ferias de Maracay. Y estudió cerámica artística y artesanal, y aprendió modelado escultórico e hizo cursos de fachadas y pesebres. Activa Rafaela Runque.

Desde el año 2003 y durante cinco años expuso en New York en una Feria de Imágenes Religiosas con el promotor cultural AdnanZayad. En el 2007, la Superintendencia de Inversiones Extranjeras hizo de una de sus obras la portada de las postales de los embajadores venezolanos en el mundo. En el 2011, el Museo de Arte Popular Salvador Valero le otorgó una Mención Honorifica por su participación en la X Bienal Salvador Valero de Arte Popular por su obra: ¿qué hago con mis sueños?…

Y llegó la primera exposición individual en el 2013: Una Realidad. Exhibió modelado a mano y fotografía en los espacios de la fundación ProVive de El Consejo. En el año 2016 realizó exposiciones individuales entre El Consejo y Maracay que nombró: Su-Frida y Artista.

Desde mediados de 2016 está dedicada a retornarle a la quebrada Monte Oscuro el espacio que se merece en la memoria de El Consejo. Hizo de la quebrada una galería. Convirtió piedras en obras de arte. De las piedras hizo un colorido Nacimiento que hoy forma parte de la Capilla de Las Rosas. Y animó a muchas personas a hacer esculturas en equilibrio y con ello caminar la quebrada donde nació El Consejo. Gran parte de las piedras las trasladó a La Casa Azul para enseñar a descubrir vida en las piedras mediante el color.

Información adicional:

0412-887-92-12

 

¿CÓMO OBTUVIERON

LOS PRIMEROS MARGARITEÑOS

UNAS VIHUELAS

PARA CANTAR EL POLO?…

Sevilla… 20 de abril de 1529… el galeón español San Andrés, capitaneado por el Maestre Juan Zodo, leva anclas y se desplaza rápidamente, en su corriente hacia el mar, por el río Guadalquivir… lleva en su interior una pesada carga que incluye alimentos, bebidas, lencería, libros y herramientas. Su destino: una pequeña y casi desértica isla del Caribe, ubicada a más de 6 mil kilómetros de distancia y dos meses de travesía. Se trata de la remota isla de Cubagua, en costas venezolanas, y su única ciudad, Nueva Cádiz de Cubagua, dedicada por completo a la explotación intensiva de perlas.

El San Andrés transporta también otra clase de carga, cuyo registro ha quedado para la posteridad. Embalados cuidadosamente se encuentran varios instrumentos musicales de cuerda. Hay quince vihuelas exportadas por comerciantes italianos residenciados en Sevilla para ser comercializadas entre los habitantes de esa isla que siempre fueron, durante su corta historia, muy aficionados a la música.Dicho cargamento llegará a Nueva Cádiz en junio de 1529.

Ningún instrumento es tal sin la música que le acompaña… valga decir: manos que lo toquen… Fue una época en la que, como nos dice un testigo presencial: Juan de Castellanos, se estrenaron en las fiestas y «saraos» de esa región insular «nuevos villancicos y canciones», y en la que los primeros músicos, nacidos de ese intercambio cultural, ‘enternecieron corazones con ingenioso contrapunto’.

Nueva Cádiz estaba condenada a perecer con catastrófica violencia. En vísperas de Navidad, el 24 de diciembre de 1541, la ciudad fue devastada por un huracán. Los sobrevivientes del cataclismo se trasladaron a la cercana isla de Margarita, llevando consigo, no sólo la imagen andaluza de la Inmaculada Concepción —hoy en día Nuestra Señora del Valle—; sino esos «villancicos y canciones» traídos desde España y transformados, tanto por indígenas como por criollos, en polos y galerones.

Ello es viva demostración de que los procesos históricos, aun los más dolorosos y plagados de injusticias, pueden engendrar luz y espiritualidad. Pues recordemos que allí la vida había comenzado con violencia depredadora, llevándose las vidas esclavizadas de innumerables guaiqueríes y africanos, obligados a bucear hasta morir en búsqueda de las preciadas perlas.Es muestra fehaciente de ello el hecho incontestable de que, después de cinco siglos, nuestros músicos margariteños sigan tocando, casi sin modificación, las antiguas cadencias renacentistas traídas por los españoles.