Opinión

Yolanda Ramón: Somos Venezuela

8 meses antes
Por

Yolanda Ramón: Somos Venezuela

PRINCIPAL POETA LÍRICO DE ARAGUA: SERGIO MEDINA,

FALLECIÓ TAL DÍA COMO HOY:

7 DE ABRIL

Nuestro victoriano Sergio Medina falleció tal día como hoy: 7 de abril -de 1933-. Tenía 51 años apenas. Nació El 7 de Octubre de 1882. Nació y falleció en nuestra ciudad de La Victoria.

Sergio Medina fue un autodidacta, aun cuando aprendió sus primeras letras con el maestro Luis Churión en el colegio Ribas de La Victoria.

Es el principal poeta lírico de Aragua y uno de los más representativos del país en su género. Cantó a la campiña, al surco, al arado,… a su Aragua nativa.

Escribió en periódicos regionales como: El Criterio, Ariel, Prosa y Verso, El Paréntesis, Puntos y Comas,… así como en El Cojo Ilustrado.

Dejó publicados sus poemarios: Poemas de sol y soledad de 1913 y Cigarras del trópico de 1928.

Sergio Medina… poeta, agricultor… siempre en La Victoria… La Venezuela que sí somos…

VENEZOLANAS

QUE CULTIVAN

LA HISTORIA

Las cultoras de la historia debe iniciarse con el nombre de Lucila Luciani de Pérez Díaz. Su mayor interés fueron los días de la emancipación. Son fundamentales: Francisco de Miranda, su vida y su obra, y Bolivianas. Fue ella la primera mujer que llegó a ser Individuo de Número de la Academia Nacional de la Historia en 1939.

Carmen Clemente Travieso, la primera reportera que hubo en nuestro país, dejó obras que se deben tener en cuenta para tratar la historia. En especial: Mujeres de la Independencia. Lourdes Dubuc de Isea, destacada intelectual trujillana se acercó a la faceta intelectual del Libertador. Miriam Blanco Fombona de Hood fue una historiadora venezolana que realizó toda su obra en Inglaterra. Sus contribuciones fueron muy grandes para el descubrimiento de los días de Miranda, Bolívar y Bello en Londres. De este período no se puede dejar de mencionar la biografía de Mercedes Alvarez Freites: Simón Rodríguez, tal cual fue. Al igual que deben tenerse en cuenta los numerosos trabajos sobre la historia de este tiempo que debemos a Graciela Schael Martínez.

El gran libro de Josefina Rodríguez de Alonso: El siglo de las luces visto por Francisco de Miranda, originalmente aparecido en francés, es obra fundamental para comprender el tiempo europeo del Precursor. Carole Leal Curiel, estudió en sus Convicciones y Conversiones de la República, aspectos de la vida del prócer José Félix Blanco. Por su parte, Inés Quintero se ha dedicado a la historia del período independentista con biografías del Marqués del Toro, Francisco Rodríguez del Toro y Antonio José de Sucre. Se ha centrado muy especialmente en la figura de María Antonia Bolívar Palacios: La criolla principal y El vendedor de peinetas.

Entre las escritoras que tocan el siglo XIX figuran: Alicia de Nuño: Ideas sociales del positivismo en Venezuela, y Marisa Kohn de Beker: Tendencias positivistas en Venezuela. Por su parte, tres historiadoras tocan aspectos del tiempo guzmancista: María Elena González de Lucca y Carmen Elena Flores. Mientras que Erminia  Méndez Serrano se detiene ante un crucial hecho de aquellos días: La Iglesia Católica en los tiempos de Guzmán Blanco.

En el siglo XX nos encontramos con obras memorialistas como las de Cecilia Pimentel: Bajo la tiranía; Valentina Lecuna: Una casa en Caracas, y Margot Boulton de Bottone: Una mujer de dos siglos. Así como los de Ángela Zago sobre el proceso guerrillero, asunto que toca también Clara Posani; y los estudios biográficos como los que consagró Bhilla Torres Molina a Alirio Ugarte Pelayo y a Rafael Simón Urbina, este último el hombre que organizó y ejecutó el asesinato del presidente Delgado Chalbaud en 1950. Igualmente, hallamos documentados expedientes como el relativo a la conspiración militar del 18 de octubre de 1945 en La Palabra Inédita de Ana Mercedes Pérez.

Y, desde luego, estudios de historiadoras profesionales como: Irene Rodríguez Gallad cuando estudió al régimen de Cipriano Castro, Clemy Machado de Acedo cuando analizó la incidencia de las ideas positivistas en Rómulo Gallegos, Carmen Margarita Nones Mendoza y María Lourdes Acedo de Sucre: La generación venezolana de 1928: estudio de una élite política; Yolanda Segnini: Las luces del gomecismo,…

Más cercanos en el tiempo son los estudios de Mirtha Rivero: La rebelión de los náufragos, sobre la caída de Carlos Andrés Pérez en 1993. Y a estos tiempos se refieren las obras de Ruth Capriles Méndez: El libro rojo del resentimiento, Ana Teresa Torres: La herencia de la tribu, Michelle Roche Rodríguez: Álbum de familia,…

LA CORRUPCIÓN ELECTORAL EN…

1820

En nuestras continuas búsquedas de documentos históricos referentes a Venezuela en los Archivos europeos, encontramos en el Archivo General de Indias, de Sevilla, un valioso e interesante folleto que narra los acontecimientos acaecidos durante las elecciones realizadas para la instalación del Ayuntamiento de la ciudad de Barquisimeto en 1820:”DIALOGO FAMILIAR QUE TUVIERON JUANITO Y PEPE, DANDO AQUEL A ÉSTE NOTICIA EXACTA DE LO QUE ADVIRTIO EN BARQUISIMETO Y QUE PUEDE SERVIR DE INSTRUCCION A LA JUVENTUD PARA QUE REGLE MEJOR EN LO VENIDERO SUS DERECHOS”, y que como su nombre lo indica, tiene un fin didáctico: está destinado a la juventud para que aprenda a conocer y defender sus derechos cívicos.

En el texto se narra las trampas hecha a los electores violando la ley establecida al respecto. Ellos lo hacían basados en la ignorancia entronizada del pueblo que se dejaba marear fácilmente.

Fue tanto el descaro que se eligieron hombres inhabilitados por la ley en vez de ciudadanos honrados y virtuosos con luces y conocimientos.

Ellos, lejos de ser útiles, constituyen una verdadera polilla, convirtiéndose en miembros infectos del cuerpo social para pervertir y corromper la virtud y alterar la moral que son las principales bases que debe sostener a la democracia.

Generalmente, los políticos de oficio, son sabios en apariencia, valientes en imprudencias, osados, petulantes, ostentosos, que hacen promesas que no pueden cumplir. Solo ven por sus intereses y lucro personal.

Estos ejemplos deben servirnos para salir al frente y combatir esas envejecidas costumbres por medio de la instrucción y el conocimiento cabal de las leyes y la Constitución.

EN LA VICTORIA:

TALLER DE INICIACIÓN TEATRAL

A partir de los 15 años de edad admiten en la Fundación de Teatro Julio Páez para el Taller de Iniciación Teatral. Durante 20 horas la facilitadora Yvonne Ladera enseña a los participantes a: desarrollar sus condiciones actorales, aumentar su cultura general, dominar cuerpo, gestos y movimientos más usuales; mejorar la dicción, tono y volumen de voz; aumentar la concentración, la creatividad y la disciplina, entre otras actitudes de interés para todas las actividades de la vida diaria.

El Taller de Iniciación Teatral se dictará en dos sedes: Casa de la Cultura y Sociedad Nuestra Señora del Carmen. En la Casa de la Cultura (plaza Ribas) se efectuará los sábados de 9 de la mañana a 1 de la tarde. En la Sociedad ubicada en la calle 5 de Julio –norte– martes y viernes de 2 a 4 de la tarde.

Información adicional:

0244-321-62-73

0414-316-67-20