Opinión

Yolanda Ramón: Somos Venezuela

Viernes, 19 Mayo 2017
Por

Yolanda Ramón: Somos Venezuela

EDITOR DE PRIMERA OBRA VENEZOLANA CON ILUSTRACIONES: CELESTINO MARTÍNEZ,

NACIÓ TAL DÍA COMO HOY: 19 DE MAYO

El pintor, litógrafo, fotógrafo y escritor Celestino Martínez nació tal día como hoy en Caracas: 19 de mayo –de 1820– y en su ciudad natal falleció el 23 de diciembre de 1885. Tenía 65 años.

Luego de estudiar pintura con Juan Lovera viajó a Europa y allí profundizó los conocimientos adquiridos en su ciudad natal para regentar, a su regreso en 1843, una cátedra en la Escuela de Dibujo.

Su incursión en el campo de la litografía y la fotografía es de gran importancia, uniéndosele en ello su hermano Gerónimo. Con éste trabajó en la primera obra con ilustraciones que se edita en Venezuela: Los misterios de París.

En 1847 viajó a Colombia contratado por el gobierno de ese país para montar un taller de litografía. Allí trabajó con su hermano Gerónimo por espacio de catorce años, siendo el primero en realizar grabados en piedra, viñetas y rótulos. Se le menciona también como el introductor en Colombia del arte fotográfico moderno.

En 1861, ya en Caracas, instala con su hermano un estudio fotográfico.

En 1868 es seleccionado para la cátedra de Dibujo de la Academia de Matemáticas y, en 1878, pasó a formar parte de los miembros del Instituto de Bellas Artes que ese año se había creado por decreto del presidente Francisco Linares Alcántara.

Es también autor de piezas teatrales de tema histórico.

Celestino Martínez… estudioso… creativo… emprendedor… la Venezuela que sí somos…

 

W Y SUS AMIGOS:

MÚSICA TRADICIONAL VENEZOLANA

La música tradicional venezolana en breve podrá disfrutarse en el segundo disco compacto de W y sus Amigos, agrupación con sede en nuestra ciudad de La Victoria. A su primera producción musical: Alzando Vuelo, se suma un texto de Margarito Aristiguieta, patrimonio musical del joropo central.

Desde el 2014 cuando fue creada esta agrupación musical su propósito es cultivar y difundir géneros de nuestra música tales como: parrandas, aguinaldos, fulías, golpes de tambor, sangueos, gaita de tambora.

W y sus Amigos se ha presentado en diversos escenarios de La Victoria y del estado Aragua y lo integran músicos de experiencia en el ámbito musical y académico. Entre ellos: Ana Morales (violín), Mariela Ramos (coro), Edgar Ramos (solista), Jesús Gutiérrez (mandolina y bandola), Boris Pedra (percusión), Eduardo Aranguren (percusión), José Luis Ferrera (bajo eléctrico), Wilfredo Aristiguieta (solista y productor general) y el director Humberto Buznego (cuatro y coro).

Información adicional:

0416-736.46.69

0412-598.35.09

 

NOVELISTAS NUESTRAS

La primera novela escrita por una mujer en Venezuela, en la octava década del siglo XIX, es El medallón (1885) de Lina López de Aramburu, quien firmó toda su obra con el seudónimo Zulima. Ella fue también autora de dos novelas más y de la pieza teatral María o el despotismo (1885), que fue el primer libro literario escrito por una mujer editado en el país. La otra novela concebida por una dama del siglo antepasado fue Castigo o Redención de María Navarrete, quien perteneció al importante grupo de escritoras de Coro que lideró Polita De Lima. Ésta fue la primera peña literaria formada por mujeres que registran nuestros anales literarios. Nació el grupo en Coro en 1890 con la publicación de la revista Armonía Literaria.

Las cuitas románticas de sus protagonistas las pintó muy bien Virginia Gil de Hermoso en sus novelas. Fue ella además la primera novelista venezolana, a principios del siglo XX, en lograr amplio eco con sus narraciones: Sacrificios (1908) e  Incurables (1915). Pero ya había en Virginia Gil de Hermoso, otra de las mujeres del grupo de intelectuales de Coro, un hecho fundamental en el desarrollo de las letras nuestras escritas por mujeres: sentir lo grave de nuestra realidad social, evidente en su novela El Recluta que, de haberse publicado en sus días, y no sesenta y cinco años después de su deceso, hubiera sido la iniciadora de la novela social venezolana.

Fue Teresa de la Parra quien escribió en Ifigenia la primera historia de amor de nuestra literatura, recuento de un amor frustrado. Pero nuestra gran Teresa de la Parra a la vez nos mostró la sociedad caraqueña bajo el gomecismo, y el lugar que ocupaba la mujer. Y en Las memorias de mamá Blanca (1929) pintó nuestros ámbitos del siglo XIX. Esas mismas memorias, hechas con saudade, no las brindaría también Antonia Palacios en Ana Isabel, una niña decente (1949), la mejor novela venezolana de los años cuarenta.

Y fue Teresa de la Parra la inspiradora de lo que vino después de ella, desde 1937 para ser exactos. A Teresa la siguieron Ada Pérez Guevara mostrando en Tierra Talada los ideales y proyectos de nuestra primera generación de mujeres activistas, la que apareció el 30 de diciembre de 1935 con su célebre Mensaje al presidente López Contreras. Este papel es el primer documento femenino de la historia de Venezuela.

Y tras Ada Pérez Guevara vimos aparecer la realidad vista con ojos críticos y mirando el interior de sus criaturas y sus conflictos en Guataro(1938) de Trina Larralde, la protesta de aquella que no quería ser solo ama de casa, en Tres palabras y una mujer (1944) de Lucila Palacios. Y vino más tarde la tragedia de la incomprensión matrimonial, ya en los cincuenta, en Amargo el fondo (1957) de Gloria Stolk. Y estos son apenas algunos ejemplos antes que la brújula creadora cambiara y entrara por nuevos senderos.

Este nuevo andar lo encontramos en la primera novela de Laura Antillano: La muerte del monstruo-come-piedra de 1971. En 1975 con: No es tiempo para rosas rojas, de Antonieta Madrid; y desde 1989 en los universos de una estupenda novelista, hasta ahora poco atendida, como lo es Milagros Mata Gil o la extensa parábola que significan los ámbitos imaginarios de Ana Teresa Torres.

 

HOY 19 DE MAYO:

REMEMBRANZAS DE LA VICTORIA

EN MARACAY

Hoy viernes 19 de mayo a las 4:30 de la tarde, la agrupación musical Remembranzas de nuestra ciudad de La Victoria se presenta en Espacio de Aprendizaje (nivel 1) del Centro Comercial Maracay Plaza.

Un nuevo Viernes de Peña exaltando lo mejor de nuestra Venezuela a través de las voces y talentos del grupo Remembranzas que hará un paseo por nuestra idiosincrasia musical de la mano de: Josefina Reyes, María Elena Pacheco y Douglas Urbina, evocando así un sin fin de recuerdos, destacando lo hermoso de nuestra Venezuela, así como de nuestra ciudad de La Victoria.

Información adicional:

@espaprendizaje

0412-532.37.71

0416-022.99.51