Opinión

Yolanda Ramón: Somos Venezuela

3 meses antes
Por

Yolanda Ramón: Somos Venezuela

POETA Y DRAMATURGO JOSÉ ANTONIO MAITÍN, FALLECIÓ TAL DÍA COMO HOY:  4 DE AGOSTO

El poeta y dramaturgo José Antonio Maitín falleció tal día como hoy: 4 de agosto –de 1874– en Choroní, estado Aragua. Nació en Puerto Cabello, estado Carabobo, el 21 de octubre de 1804.

Transcurrió su infancia en su pueblo natal. Como su familia poseía bienes de fortuna, tuvo un preceptor particular.

En 1812 la familia Maitín huyó a Curazao como consecuencia de la caída de la Primera República. Tenía apenas 8 años. Fueron apresados en alta mar y conducidos a Coro. Posteriormente, se residenciaron en La Habana.

Allí estudió y conoció al dirigente civil del movimiento independentista de Nueva Granada que estaba confinado en Cuba: José Fernández Madrid, quien lo introdujo en los círculos intelectuales. También trabó amistad con el joven Santos Michelena, recién llegado a Cuba en 1819. Esa amistad será decisiva.

En 1824 regresó a Venezuela. La guerra destruyó su querencia nativa y, en 1826, viajó a Inglaterra como adjunto al Cónsul General de La Gran Colombia: Santos Michelena.

En 1834 regresó a Venezuela y se estableció en Choroní, donde sus padres José Ignacio Maitín y Ana María San Juan; tenían una hacienda.

Sus años de producción literaria van desde 1840 a 1850. Lo primero que publicó fue La Prometida, comedia en dos actos escrita en verso. Después vendrá su comedia Don Luis o El Inconstante. Desde la publicación de un poema dedicado a José Zorrilla que su amigo José María de Rojas publicó en El Liberal el 18 de enero de 1842, su fama se extendió por todo el país.

En enero de 1848, mortalmente herido durante el asalto al Congreso, murió Santos Michelena. Acongojado escribió un poema sobre el trágico suceso.  Poco después, en 1851, falleció su esposa. Escribió una dramática elegía: Canto Fúnebre, y se recogió en su hacienda El Parnaso de Choroní.

En 1855, víctimas de cólera mueren personas que amaba profundamente. Ese mismo año se entera de la muerte de su amigo José María Vargas y le dedica su mejor composición escrita después del Canto Fúnebre.

José Antonio Maitín… uno de los poetas más populares de su tiempo… contribuyó a la difusión y popularización del romanticismo en Venezuela… la Venezuela que sí somos…

 

1935:

POR VEZ PRIMERA,

LAS VENEZOLANAS

TOMARON LA PALABRA

PÚBLICAMENTE

Entre las iniciativas positivas de aquellas semanas tras la muerte del dictador Gómez, se encuentran las reuniones en casa de Ada Pérez Guevara. De allí surgió el Mensaje de las Mujeres a Eleazar López Contreras.

Por vez primera, las mujeres tomaron la palabra públicamente, lo hicieron pidiendo por ellas y por los niños, y desde aquel mismo momento surgió la idea de la necesaria obtención de los derechos civiles como único camino de poder luchar por la obtención del voto femenino. De hecho, les fue ofrecido ese año, pero ellas escribieron diversos artículos rechazándolo, señalando que no deseaban el voto sin tener derechos civiles.

Todas las conquistas de la mujer venezolana se espigan desde el Mensaje a López Contreras. Los trece días en que se reunieron a concebir el Mensaje era un momento de gran presagio en el país. El 30 de diciembre de 1935 el Mensaje fue firmado y llevado al Palacio de Miraflores.

El Mensaje significó una toma de posición, fue un acto de rebeldía. Ellas, inferiores legalmente en aquel momento, ya no se sintieron tales. Hablaron como se hace en los momentos cuando se proponen grandes cambios. Hablaron en alto, claramente, de todo lo que les concernía. Pero lo hicieron de aquella forma diáfana que era propia de ellas.

La raíz del Mensaje a López Contreras está en lo sucedido en los siete años anteriores de forma callada, clandestina, pues pervivía la censura de la dictadura y la prohibición de la formación de toda agrupación de cualquier signo. ¿Por qué decimos que ello partió del año 1928?… La razón es muy sencilla: en la Semana del Estudiante, iniciada el 6 de febrero de aquel año, apareció en nuestra escena la Generación Política de 1928, pero ellos, todos jóvenes estudiantes, fueron impulsados en su acción contra la dictadura por sus novias, hermanas y amigas. Así lo habían hecho nuestras féminas cuando empujaron a nuestros jóvenes a pelear por nuestra independencia. En 1928 también se hicieron presentes las mujeres como: María Teresa Castillo, Antonia Palacios, Carmen Clemente Travieso, Isabelita Jiménez Arráiz, para solo citar algunas.

Luego de los hechos de 1928, es significativa la aparición en la revista Elite de la columna: Al encuentro de la mujer venezolana, que escribió -bajo el seudónimo de Maruja Llanos- nuestra insigne escritora: Trina Larralde. Después la presencia de Lola Amengual de Gondelles, también firmante del Mensaje, quien estableció el primer bachillerato para mujeres en el Colegio Católico Venezolano y el Curso de Cultura Femenina. Y, desde luego, en aquellos mismos siete años, la formación clandestina de asociaciones femeninas como: Agrupación Cultural Femenina, Sociedad Protectora de la Infancia, Unión Feminista de Lara, la única al parecer que utilizó esa palabra entre nosotros entonces. La presencia de estas agrupaciones, cuya presencia la hallamos en las adhesiones que recibió el Mensaje, creemos que es en donde se puede hallar la génesis de lo que será el Mensaje a López Contreras y la inmediatamente activa presencia de las mujeres en la vida venezolana a partir del 30 de diciembre de 1935.

 

ENSAMBLE GURRUFÍOREINTERPRETACIÓN DE LA MÚSICA INSTRUMENTALVENEZOLANA

Ensamble Gurrufíoes un cuarteto dedicado a la investigación, arreglo y a la reinterpretación de la música instrumentalvenezolana. La improvisación en Gurrufío es un elemento fundamental, dejando un amplio espacio para lo espontáneo, lo inesperado, la habilidad de extraer lo mejor de la virtuosidad de cada de sus miembros.

Ensamble Gurrufíofue fundado en 1984 por Luis Julio Toro (flauta), Cristóbal Soto (mandolina) y Cheo Hurtado (cuatro). David Peña (bajo) completó el cuarteto en 1989. Los cuatro son músicos académicos y profesores con considerable experiencia como solistas y ejecutantes.

Un quinto miembro: Juan Ernesto Laya (maracas) se unió al Ensamble desde 1998, cuando Cristóbal Soto se fue a Francia.

La razón por la que se considera a Ensamble Gurrufío entre los más importantes del género, no solamente descansa en su virtuosidad, sino también en su sentido contemporáneo, expresado a través del género tradicional urbano de la música venezolana.

Gurrufío conserva el romanticismo, la melancolía y el sentido fresco, de la tradición instrumental venezolana, y al mismo tiempo adopta la armonía y los ritmos actuales. La improvisación es explotada al máximo.

Su agraciado y refrescante estilo no pertenece realmente al folklore, o a la música clásica, o al jazz, o a la nueva era. Lo que ellos ofrecen es una música instrumental contemporánea versátil, multifacética, con profundas raíces en la tradición venezolana.