Opinión

Yolanda Ramón: Somos Venezuela

2 semanas antes
Por

Yolanda Ramón: Somos Venezuela

TAL DÍA COMO HOY: 3 DE NOVIEMBRE, FALLECIÓ El GENEALOGISTA FELIPE FRANCIA

 El genealogista del Libertador y del Gran Mariscal de Ayacucho: Felipe Francia, falleció en Caracas tal día como hoy: 3 de noviembre –de 1923–. Tenía 63 años. Nació en Caracas el 24 de octubre de 1860.

El orgullo por sus antepasados ilustres le fue transmitido por su padre Felipe Francia y de las Casas, mediante narraciones que ilustraban las glorias alcanzadas por sus antecesores en las Indias Occidentales y en Europa. De allí proviene el interés que desarrolló hacia la investigación de la genealogía de las familias distinguidas de la ciudad de Caracas, así como la de las primeras figuras de la historia de Venezuela.

Disciplinado y acucioso, se dedicó a la investigación de los archivos del Ayuntamiento y el Palacio Arzobispal, el Registro Principal, archivos parroquiales y de la capital; conformando una interesante recopilación de documentos que reposan en los archivos de la Academia Nacional de la Historia.

En 1919 publicó la Genealogía de la familia del Libertador, la cual fue comentada favorablemente por los entendidos en la materia y estableció relaciones con famosos genealogistas europeos. Su obra es reconocida en el exterior.

El 13 de noviembre de 1918 fue elegido individuo de número de la Academia de la Historia. El 27 de agosto de 1920 presentó el trabajo: Los orígenes del Gran Mariscal de Ayacucho.

El 25 de septiembre de 1922 fue elegido segundo vicepresidente de la Academia por estar ausente del país Pedro Manuel Arcaya, cargo que ejerció hasta su deceso en 1923.

Felipe Francia… disciplinado y acucioso… estudioso… la Venezuela que sí somos…

CON TERESA DE LA PARRA

SURGIÓ LA NOVELA FEMENINA

VENEZOLANA

En las manos de Ana Teresa ParraSanojo -Teresa de la Parra- surgió la novela femenina. Antes de la caraqueña, sólo habíamos tenido, con grande eco en su momento, las novelas lacrimosas, los folletines románticos, con cuya lectura lloraban nuestras abuelas; de la falconiana Virginia Gil de Hermoso: ¡Sacrificios! e Incurables. Aunque también Virginia Gil hizo la que debió ser la primera novela social escrita por una mujer: El Recluta. Ésta quedó inédita al fallecer su autora y sólo fue publicada seis décadas después de su deceso.

En: Ana Isabel, una niña decente; de Antonia Palacios, la mejor novela de los años cuarenta, encontraremos la inmersión en los territorios del recuerdo y de los días felices de la infancia. También evocó días felices Trina Larralde en su única novela: Guataro, pues falleció a los 28 años en 1937. Memorar días ya idos, será lo que se propongan, años más tarde, Gloria Stolk en: La casa del viento, y Ana Teresa Torres en: El exilio del tiempo, al mirar la Caracas de los cincuenta y de los primeros sesenta del siglo XX.

También Ana Teresa Torres peregrinó hacia la experiencia histórica de los venezolanos y produjo sus celebradas novelas: Doña Inés contra el olvido y La escribana del viento. En otra miró una dolorosa experiencia frustrada de numerosos venezolanos de los años sesenta: la insurgencia armada y lo expresó en: Los últimos espectadores del acorazado de Potemkin, ya con una edición internacional. Y para nada se le escaparon los días dolorosos del Caracazo (febrero 27-marzo 1,1989) y escribió la novela: Vagas desapariciones. Luego miró la Caracas maltratada hasta el hartazgo en: Nocturama.

Y podríamos seguir porque, como lo hemos propuesto más de una vez, poniendo en fila los diversos personajes femeninos de nuestra ficción, podríamos -por una parte- seguir la historia de la mujer y, sobre todo, mirar sus pesares y desvelos. Tendríamos así una novela coherente. En ese libro que proponemos veríamos el drama de nuestras féminas, se podría comprender el por qué de sus dolores, insatisfacciones y frustraciones, todo ello pese a lugar tan destacado y protagónico que muchas de ellas ocupan en la vida venezolana de estos días, producto del empuje de lo que iniciaron aquellas mujeres que primero acompañaron a hermanos y novios en los sucesos de 1928 y emergieron pujantes a la muerte del tirano en el mes final de 1935 con su Mensaje a López Contreras.

MAÑANA 4 EN EL CONSEJO:

CONFERENCIA SOBRE HALLAZGOS

EN IMAGEN DE LA COROMOTO

Mañana 4 a las 9:30 de la mañana en el Salón Parroquial de Nuestra Señora del Buen Consejo, el presidente de la Fundación Hermano Nectario María: historiador David Chacón Rodríguez, informará sobre los hallazgos en la Sagrada Imagen de la Patrona de Venezuela durante el proceso de restauración iniciado en 2002.

En la imagen de 2,5 cm de alto por 2 cm de ancho se han descubierto -mediante procedimientos científicos- elementos que constituyen un llamado a vivir la invitación que la Virgen hizo a nuestros antepasados: reconciliación y unión como verdaderos hermanos; afirmó el historiador Chacón Rodríguez. “Se logró identificar en los ojos, de menos de un milímetro, la presencia del iris. Al profundizar en el estudio del ojo izquierdo, se pudo definir un ojo con las características de un ojo humano. Se diferencia con claridad el orbe ocular, el conducto lacrimal, el iris y un pequeño punto de luz en el mismo. Maximizado el punto de luz, se pudo observar que el mismo parece formar la imagen de una figura humana con características muy específicas. La corona de la Virgen y el Niño son típicamente indígenas. En el ojo derecho hay células humanas vivas y la forma del mapa de Venezuela. Algo impresionante. Igualmente corroboraron que el penacho principal de la corona de la Virgen es de pluma y aparece la imagen de la Virgen de Chiquinquirá, patrona de los zulianos”.

La historia de la Virgen de Coromoto se la debemos al historiador Hermano Nectario María de la congregación Hermanos de las Escuelas Cristianas La Salle. En 1928, elaboró su primera historia y logró que, el 1º de mayo de 1942, los Obispos de Venezuela en la Conferencia Episcopal, la declararan Patrona de Venezuela. Finalmente, el 7 de junio de 1954, el Papa Pío XII la instituye canónicamente.

La conferencia sobre los hallazgos en la Sagrada Imagen de la Virgen de Coromoto es una iniciativa de la Fundación Emma López. “La restauración de la Sagrada Imagen de la Patrona de nuestra Patria, constituye un verdadero hito histórico que, sin duda alguna, contribuirá al afianzamiento y renovación de la fe de todos nosotros”, afirmó el presidente de la Fundación que hace vida en El Consejo: Alejandro Arnauda. “Por eso decidimos invitar al historiador David Chacón Rodríguez, presidente de la Fundación Hermano Nectario María. Queremos contribuir al reencuentro de cada quien consigo mismo y con su entorno siguiendo el consejo de María: hagan lo que Él les diga. Y estamos convencidos que ese es el camino para el reencuentro en Venezuela: los principios y valores que María, en su advocación de la Coromoto, nos está indicando retomar. Los hallazgos que expondrá el historiador Chacón Rodríguez son más que conmovedores e invitan a la revisión y a la reflexión personal”, puntualizó Alejandro Arnauda.

Antes de la conferencia sobre los hallazgos en la Sagrada Imagen de la Patrona de Venezuela, el padre Antonio González celebrará -a las 8:30 de la mañana- una misa con la participación de la Banda Federico Vollmer. Ésta, posterior a la conferencia, regalará a los asistentes un concierto de música venezolana.