Publicidad

Yolanda Ramón V: Quimioterapia

Quienes reciben tratamiento de quimioterapia deben aplicar estrictas medidas de higiene para prevenir infecciones de origen bacteriano, viral o micótico

QUIMIOTERAPIA

Quienes reciben tratamiento de quimioterapia deben aplicar estrictas medidas de higiene para prevenir infecciones de origen bacteriano, viral o micótico. La terapia algunas veces suele ser tan agresiva que, además de eliminar las células malignas, también debilita el sistema inmunológico, encargado de defender al organismo de agentes externos; advirtió la hematóloga Ada Hernández. Los fármacos utilizados afectan la médula ósea e incrementan el riesgo de presentar neutropenia febril, una complicación que ocurre por la disminución de los glóbulos blancos. Es vital: realizar la higiene bucal con cepillo de cerdas suaves, lavar las manos con agua y jabón cada vez que use el inodoro, bajar la tapa del inodoro antes y después de usarlo para evitar posibles salpicaduras y consumir alimentos bien cocidos, entre otras medidas de higiene.

ANSIEDAD

Los trastornos de ansiedad se caracterizan por miedo excesivo, así como alteraciones conductuales que terminan generando un malestar significativo e interferencia en la cotidianidad. Su aparición puede ser abrupta o paulatina, y puede mantenerse en el tiempo o ser recurrente; explicó el psiquiatra Emilio Miquelena. Palpitaciones o aceleración de la frecuencia cardíaca, tensión muscular, miedo irracional, preocupación por múltiples factores, escalofríos, sobresaltos frecuentes, dolor en el pecho o en el abdomen y en otras áreas, sudor y frío, mareos, sensación de hormigueo, de asfixia o de ahogo, incluso temblores o sacudidas, facilidad para fatigarse, inquietud, irritabilidad, problemas para concentrarse con el sueño y dificultad para relajarse, pueden ser expresiones de un trastorno de ansiedad.

MIGRAÑA

En las migrañas con aura pueden manifestarse apariciones visuales como: luces, estrellas, sensación de adormecimiento en la boca y en las manos, al igual que cambios en el estado de humor (tristeza y depresión). En el caso de migraña sin aura, se sabe que el cuadro doloroso se instala sin ninguna manifestación que lo anuncie o lo preceda; diferenció el neurólogo, Sigfrido Sánchez. Aunque muchas personas detectan el momento en que inicia este malestar común -en cualquiera de sus formas- esperan a que se haga intolerable para tratarlo. El dolor, además de progresar, se convertirá –posiblemente– en un malestar más intenso: en migraña crónica, con síntomas que no durarán horas sino meses y que, a diferencia de la cefalea, no se alivia solo con analgésicos, requiere otros tipos de terapia médica.

Yolanda Ramón V.

[email protected]

@hiloterapia

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Yolanda Ramón

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad