Publicidad

La marihuana tiene un impacto importante en el cerebro

Marihuana o alcohol, ¿qué afecta más al cerebro?

Este estudio que busca explorar la relación entre el consumo de alcohol y la marihuana, encaja con un cuerpo de trabajos que han encontrado resultados mixtos sobre lo que pasa entre su consumo y el cerebro.

Con la legalización del uso de la marihuana para fines médicos o recreativos en varias partes del mundo, ha aumentado el interés por conocer sus efectos, especialmente en sus consumidores jóvenes. De hecho, aunque en Colombia no está legalizada, del total de consumidores de drogas ilícitas en el último año, el 87 % consume marihuana, según el reporte de Drogas de Colombia 2016.

Un estudio reciente sugiere que el alcohol puede tener un mayor impacto en el cerebro que la marihuana, especialmente para los adolescentes. Una de sus conclusiones sugiere que “la severidad del consumo de alcohol se asocia con un volumen más bajo de materia gris y la integridad de la sustancia blanca en adultos, y con un menor volumen de materia gris en adolescentes.

Específicamente, los investigadores encontraron que tanto en adolescentes como en adultos el consumo crónico de alcohol está relacionado con disminuciones en la materia gris del cerebro, que consiste en cuerpos de células cerebrales y sinapsis.

En los adultos, el consumo de alcohol también se relacionó con la disminución de la integridad de la sustancia blanca del cerebro, que se compone principalmente de las largas fibras nerviosas que comprimen los mensajes a través del sistema nervioso. El consumo de cannabis, por otro lado, no se asoció con disminuciones de materia gris o blanca.

“La diferencia entre el alcohol y el cannabis es bastante dramática”, dijo el autor principal del estudio, Kent Hutchison, profesor de psicología y neurociencia en la Universidad de Colorado en Boulder al portal LiveScience.

El consumo de la marihuana tiene un impacto cerebral importante

Otros estudios han sugerido que los efectos de la marihuana en el cerebro pueden ser más complicados de lo que los expertos pensaban anteriormente, y pueden depender de factores relacionados con la persona que los usa, como su genética.

Un estudio publicado en 2016, por ejemplo, no encontró cambios en la sustancia gris después del consumo de marihuana, pero descubrió que la droga estaba relacionada con la disminución de la integridad de la sustancia blanca o la calidad de las conexiones entre las células cerebrales, especialmente para las personas que comenzaron a usarla en edades tempranas.

Los investigadores del estudio controlaron estadísticamente el consumo de alcohol mientras buscaban los efectos del cannabis y viceversa. Lo que encontraron para el consumo de alcohol no fue sorprendente, considerando que el alcohol es una neurotoxina conocida. El estudio sugiere que el mayor consumo de alcohol condujo a mayores disminuciones en la materia gris y disminuciones en la calidad de las conexiones en la sustancia blanca.

Como esta investigación actual no es longitudinal sino más bien transversal, no se puede determinar si el uso de marihuana causa cambios en las estructuras neuronales. Tal análisis requerirá datos longitudinales (una metodología observacional, no experimental, en el que hacen seguimiento a los mismos individuos por un largo tiempo), como se espera sean recogidos por el nuevo estudio nacional Cerebro Adolescente y Desarrollo Cognitivo financiado por NIH, según anuncian los científicos en el artículo publicado en la edición de diciembre de la revista Addiction.

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Jensy Mier y Terán

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad