Publicidad

Los germinados son nutritivos a la hora de prevenir infecciones hepaticas

¿Qué almuerzo? Fragancia de fresas, albahaca, aloe vera y germinados sanadores

Una sopa de fresas, pepino, germinados de rabanitos, albahaca y aloe vera; aromática, picante y una buena compañía para nuestro proceso de limpieza y sanación de esta primavera.

De desintoxicar se encargan todas las células del organismo, pero los verdaderos protagonistas son los hepatocitos o células del hígado, principal órgano responsable de estas tareas. Os traigo una sopa con un toque picante que dinamiza y moviliza residuos metabólicos, y contribuye así a la pérdida de peso, y con un punto ácido de fresas y limón, que ayuda a metabolizar grasas, a generar bilis y a bajar la temperatura del hígado, lo que mejora sus funciones. Es importante comprender que no es lo que comemos lo que causa enfermedad, sino lo que el organismo es incapaz de metabolizar y eliminar, tanto física como mentalmente.

Una saturación de los órganos de desintoxicación o una sobredosis de tóxicos podría hacer que se debilitaran las funciones vitales; con lo que la regla número uno de un proceso détox, para mí, sería no llegar a intoxicarnos más allá de nuestra capacidad de eliminación. Por eso, para esta receta, he utilizado el aloe vera, que, aunque se conoce sobre todo por sus beneficios en estética, contiene siete de los ocho aminoácidos esenciales y reconstructores, colágeno y elastina, ácidos grasos; además de ser rico en glucomanano, un tipo de fibra soluble con efecto saciante, que además actúa como regulador de los niveles de insulina. Consumir jugo del aloe vera en pequeños sorbos diarios contribuye a limpiar el tracto digestivo y ayuda a mantener una flora intestinal saludable.

Cuenta la leyenda que, cuando Adonis murió, Venus, diosa del amor, lloró desconsoladamente y sus lágrimas, al caer a la tierra, se convirtieron en corazones rojos y pequeños: las perfumadas fresas.Su dulzura y jugosidad son sinónimo de delicadeza y feminidad. Su alto contenido en potasio (100 gramos de fresas contienen 161 mg de potasio), se relaciona con un menor riesgo de accidente cerebrovascular; las fresas poseen, además, potentes antioxidantes (quercetina, antocianinas…) que trabajan inhibiendo el crecimiento de tumores y disminuyendo la inflamación en general y que, junto a la vitamina C y el ácido fólico, hacen de ellas un sabroso y excelente escudo contra las células potencialmente cancerosas.

Ojo, porque las fresas suelen estar a menudo en lo alto de la lista de los vegetales con más contenido en pesticidas, así que ecológicas siempre, ¡por favor! Ya sabéis que soy partidaria de incluir a diario en la dieta alimentos lo más vivos posibles. Una ración diaria de germinados provee de la máxima vitalidad, en ensaladas o como acompañamiento. Son alimentos vivos y frescos con grandes cantidades de enzimas, minerales, oligoelementos y vitaminas. Todas las plantas en su proceso de germinación poseen un gran poder regenerativo y revitalizante único para mantener y recuperar la salud a la vez que depuran el organismo. Para esta receta he elegido los germinados de rabanito, muy crujientes y picantes, ideales para depurar algunos de los órganos más importantes, como el hígado y los riñones.

Una sopa con un toque de albahaca o hierba sanadora, capaz de aliviar síntomas de la gripe, energética, digestiva, purificadora de sangre y que, además, contribuye a aliviar el estrés. Esta maravillosa planta mejorará nuestro bienestar general y nos ayudará a tener energía suficiente para limpiar y sanar. Os recomiendo que, antes de tomar la sopa, mastiquéis un par de hojas frescas para realzar su sabor. Existen algunas prácticas que os apoyarán en vuestro programa de limpieza: vestir ropa de algodón, utilizar aceites esenciales y cosmética eco, realizar ejercicios de respiración consciente, pasear por la naturaleza, incrementar el ejercicio, masticar concienzudamente cada bocado de comida y dedicar cada día un tiempo a la contemplación, disfrute y gratitud hacia nuestra existencia.

La receta

Ingredientes para 2 vasos grandes:

  • 400 g de fresas bio
  • 2 pepinos (sin piel)
  • El zumo de 1 limón
  • Unas 8-10 hojas frescas de albahaca (al gusto)
  • 2 chupitos (40 ml) de zumo de aloe vera
  • 1 puñado pequeño de germinados de rabanitos

Preparación

Mezclar todos los ingredientes (se puede corregir la textura con un poco de agua mineral). Decorar, si apetece, con queso feta auténtico de cabra y semillas de cáñamo, y ¡vivir al momento!

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Jensy Mier y Terán

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad