Publicidad

Mujeres maltratadas dejan procesos a la mitad por vergüenza

Funcionarios públicos aplican Violencia a las víctimas de agresiones domésticas

María tiene 32 años, dos niños preciosos, una carrera medianamente lucrativa, un esposo y un secreto a voces que se da a conocer tras un afligido golpe.

 

Desde hace doce meses, su vida de madre, profesional y esposa cambió para convertirse en una más en la lista de víctimas de violencia doméstica.

 

Carla, su amiga, ha recomendado denunciar al agresor. ¿Como hacerlo si es el padre de mis hijos? responde María. Como queriendo excusar el comportamiento de su victimario en la crisis profesional que atraviesa. “El no era así, y no quería hacerlo. Yo lo he menospreciado y es por eso que me golpeó”.

 

Ruth Rodriguez, presidente de la Gran Alianza de mujeres de Aragua GAMA, asegura que cuando una dama es víctima de cualquier acción violenta, no sólo por parte de su pareja, sino también en los ámbitos laboral e institucional, en un primer momento llega a sentir vergüenza, y es posible que crea que ella provocó tal reacción.

 

“El caso de María, es un reflejo más de las muchas denuncias que a diario se procesan en Aragua y que quedan sin efecto al sentir la víctima una doble agresión por parte del órgano receptor de la denuncia”.

 

Según cifras manejadas por GAMA, un alarmante 90% de las mujeres maltratadas no continúan el proceso de denuncia por vergüenza.

 

Ante esto, se hace  urgente la capacitación de los funcionarios encargados de la recepción de casos, tomando en cuenta los tiempos de retrasos para que proceda la demanda, lo que hace que el Estado sea responsable por omisión.

 

En vista de ello, a la mujer solo le resta seguir “durmiendo con el enemigo”. Al no existir un personal respetuoso capacitado, el círculo vicioso persistirá”.

 

En Aragua, la oficina de atención a la víctima recibe a diario un promedio de 20 denuncias de mujeres agredidas de distintas manera por hombres. Nada más de enero a Marzo de este año, las atenciones ascendían a 30 cada fin de semana. A diferencia del año anterior, las féminas no regresan a impulsar la denuncia o para intentar meter preso al agresor.

 

Rodríguez, refuerza la lucha de la asociación que preside. “Callar no es la solución para erradicar la violencia contra la mujer, para colocar la denuncia se garantiza el anonimato de cada una de las víctimas, ya que sabemos que el temor inicial es precisamente este”.

 

La abogado defensora de los derechos de la mujer asegura. “Hemos tenido casos de seguimiento que culminan con éxito, y muchas de ellas vuelven para agradecer. Nuestro deber es seguir asesorando y garantizando los derechos de las mujeres en situación de violencia”..

 

De acuerdo con el artículo 5 de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, el órgano receptor de la denuncia, tiene la obligación de procesar la acusación, de manera respetuosa.

 

Podrá ser presentada en forma oral o escrita, ordenar las diligencias urgentes, impartir orientación ordenar la comparecencia obligatoria del presunto agresor, imponer las medidas de protección y de seguridad pertinentes “La omisión de cada característica podría constituir una violencia institucional y esto es sancionado con una multa de 50 a 150 U.T.”

 

Autor: María Eugenia Hermoso

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Martín Flores Araujo

Licenciado en Comunicación Social, egresado de la Universidad Católica Cecilio Acosta de Maracaibo, estado Zulia. Músico, Oboísta y compositor, Es autor de varias obras Musicales y Literarias, además de haber realizado diversos Documentales y videos institucionales, así como diversos trabajados en medios tanto impresos como digitales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad