Publicidad

El nuevo altavoz de Sonos se controla con Alexa

Sonos actualiza todos sus equipos para que puedan ser controlados a través de otros dispositivos que cuenten con el asistente virtual de Amazon

Sonos es el referente en sistemas de sonido inalámbricos de alta calidad. Fue la primera compañía en integrar multitud de servicios y facilitar el uso de Spotify en el hogar en sistemas de varios altavoces y habitaciones. Pero llegó Echo de Amazon y Home de Google. Su integración de comandos por voz capaces de realizar infinidad de tareas y su enfoque abierto a multitud de servicios dejaron a Sonos en un segundo plano.

La compañía americana respondió ayer anunciando que todos sus equipos se podrán actualizar a partir de este miércoles a una nueva versión de software que permite el control desde otros dispositivos que integren Alexa, la popular asistente virtual de Amazon. La función ha sido desarrollada en colaboración con Amazon para elaborar numerosos comandos simples que entiendan el contexto en el que se encuentra el usuario. Por ejemplo, Sonos necesita un comando como “Alexa, pon Black Dog de Led Zeppelin” en lugar de “Alexa, pon Black Dog de Led Zeppelin en el altavoz dos de la habitación tres”, que es lo habitual en servicios que no están integrados en colaboración.

La aplicación también se ha actualizado para hacer más rápida e intuitiva la selección de altavoces en sistemas de varias habitaciones.

Todos los altavoces de Sonos se actualizan para ser controlados por Alexa

Sonos pondrá a la venta el 24 de octubre su primer altavoz con micrófono que se puede controlar por la voz por 229 euros. Se llama Sonos One y es una actualización de su modelo más básico, el Play:1. Cuenta con una matriz de seis micrófonos y varios algoritmos para bajar el volumen de la música de forma inteligente para captar la voz del usuario cuando habla. Cuando el micrófono está operando se enciende un indicador LED en la parte superior del altavoz. Es una conexión física para evitar que se engañe al usuario a través de un ciberataque.

La compañía tiene claro su negocio y su nicho de usuarios: amantes de la música a los que no le importa pagar un extra por un buen diseño, facilidad de conexión, compatibilidad y mejor calidad de sonido que la competencia. Ahora incluye controles por voz, por lo que podrá competir contra el Echo, el Home. Aunque el principal rival del Sonos One es el HomePod de Apple, un altavoz inalámbrico de alta gama diseñado también con la música en mente.

El rival del nuevo Sonos es el HomePod de Apple que saldrá a la venta en diciembre

La ventaja de Sonos es su enfoque agnóstico en cuanto a plataformas y servicios. Ahora incluye Alexa, pero en 2018 también integrará Google Assistant. Los usuarios podrán pedir a Alexa que suba el volumen y a Google que le pase de tazas a gramos las cantidades que esté leyendo de una receta. También incluirá soporte al nuevo protocolo de conexión inalámbrica AirPlay 2 de Apple.

“Me gusta que Sonos intente integrar todos los asistentes porque creo que los consumidores usarán varios en el futuro de forma acorde a las virtudes de cada uno de ellos”, dice Ben Bajarin, analista de Creative Strategies. “Creo que el HomePod lo hará bien en el mercado y el Sonos One lo hará muy bien. Puede ser un rival duro”.

“El anuncio deja a Sonos en una posiblemente delicada posición entre Apple, que también se enfoca en el mercado premium, y Google y Amazon, que ofrecen también plataformas abiertas y más baratas”, dice Jan Dawson, analista de Jackdaw Research. “La diferencia es muy sutil y está enfocada en la sencillez de uso de sus sistemas de varias habitaciones y, tal vez, su precio frente al HomePod de Apple. Sonos tendrá que depender de asentada marca y clientes, ya que es difícil de ver claras las ventajas en los puntos de venta”.

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Jensy Mier y Terán

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad