Publicidad

El heredero de Samsung le exigen enfrentar una pena de 12 años

Piden 12 años de prisión para el heredero de Samsung

Jay Y. Lee había sido condenado en agosto a cinco años de cárcel, pero los fiscales solicitaron ampliar la pena para el ejecutivo, considerado el sucesor del fundador de la compañía, Lee Kun-hee

Los fiscales surcoreanos que siguen el caso de corrupción de Jay Y. Lee, vicepresidente de Samsung Electronics, solicitaron ampliar la pena a 12 años. El pedido se realizó durante la apelación que realizaron los abogados defensores del ejecutivo, que fue condenado en agosto a cinco años de prisión.

Se espera que el Tribunal Superior de Seúl anuncie su dictamen a fines de enero. En prisión desde febrero, Jay Y. Lee, de 49 años, es el hijo de Lee Kun-hee, el fundador del conglomerado surcoreano que fabrica desde dispositivos electrónicos a barcos, casas, hoteles y hospitales.

También comercializa seguros de vida y gestiona parques temáticos y canchas de golf, en una estructura que comenzó como un chaebol, como se conocen a los enormes grupos empresariales dominados por familias.

El cuento del heredero de Samsung viene desde el 2014 cuando su padre se complicó debido a un ataque cardíaco

Kun-hee había sido acusado por evasión de impuestos y condenado a tres años, aunque fue indultado por el gobierno surcoreano. En 2014 sufrió un ataque al corazón que lo dejó con un delicado estado de salud. Desde entonces, Jay Y. Lee fue visto como su sucesor natural, hasta que el escándalo de corrupción lo llevó a la cárcel, en el marco de una crisis institucional que terminó con la destitución de la presidenta Park Geun-hye.

Lee fue declarado culpable por soborno, malversación de fondos, fuga de capitales y perjurio en relación con el pago o la promesa de pago de 38,6 millones de dólares a la confidente de Park, Choi Soon-sil, actualmente encarcelada.

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Jensy Mier y Terán

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad