Publicidad

Una cámara termográfica para prevenir lesiones deportivas

Las cámaras termográficas detectan diferentes tonalidades en la piel y son capaces de identificar con adelanto qué zonas del cuerpo están en riesgo de sufrir una lesión.

El mayor miedo de todo deportista de élite son las lesiones. Un contratiempo de este tipo puede truncar los sueños, las esperanzas y los años de trabajo sobre todo cuando se trata de un acontecimiento que solo se da una vez cada cuatro años como ocurre en el caso de los Juegos Olímpicos o la Copa del Mundo. Con el fin de reducir a la mínima expresión el número de casos, se ha dado con una solución tecnológica. Hablamos del sistema termográfico.

Las cámaras termográficas detectan diferentes tonalidades en la piel y son capaces de identificar con adelanto qué zonas del cuerpo están en riesgo de sufrir una lesión. Al estilo de ‘Minority Report’, pero para prevenir una lesión y no un crimen, nació la ‘startup’ ThermoHuman. Esta empresa española trabaja con varios clubes profesionales con el objetivo de reducir el número de visitas a la enfermería. Entre sus clientes figuran equipos de disciplinas muy dispares. La selección española de baloncesto, el equipo de béisbol Houston Astros o el mismísimo Atlético de Madrid son algunos de ellos. Con una plantilla de menos de 20 jugadores, algún secreto debía esconder en el vestuario Diego Simeone para seguir con vida con el Atlético en dos competiciones y como claro favorito en los pronósticos de fútbol al título de la Europa League. Los rojiblancos parten por delante en las cuotas de otros asiduos a las competiciones continentales como el Arsenal o la Lazio.

Las lesiones musculares se reducen en un 70%

Dicen los fundadores de ThermoHuman, Manuel Dillero y Pedro Gómez, que su tecnología es capaz de recudir en un 70% las lesiones musculares, al captar la radiación que emite el cuerpo humano. A través de la imagen, se ve claramente el grado de simetría entre dos músculos idénticos. Por poner un ejemplo, si hubiera mucha asimetría entre el bíceps femoral de una y otra pierna estaríamos ante un caso de riesgo claro de lesión. Hablamos, ya de por sí de un músculo bastante lesivo a nivel profesional.

Desde sus inicios en 2009 a la actualidad, sus avances son evidentes. Los chequeos médicos se hacen ahora en tiempo exprés porque bastan 10 minutos para analizar al completo a una plantilla entera. Los resultados se vuelcan en una nube de manera automática, por lo que los servicios médicos de los clubes pueden sobre la marcha analizar los datos en el ordenador. El propio ‘software’ genera una clasificación de los miembros de un equipo con más probabilidades de lesionarse muscularmente a corto plazo. Ofrece el historial clínico de cada paciente cómo para actuar con antelación. Dicho de otra manera, un entrenador tiene información detallada a su alcance para saber quién necesita un descanso con mayor urgencia.

La termografía aplicada al deporte era un campo casi virgen hace apenas una década, pero desde el nacimiento de ThermoHuman se han multiplicado los estudios de postgrado y la cifra de artículos científicos publicados asciende ya a 30. Existen, no obstante, otras vías para valorar el estado físico de un deportista, como es el caso del Big data que puede medir por ejemplo el esfuerzo acumulado.

Compartido
Loading...


Acerca del Autor

Jensy Mier y Terán

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad