• Tecnología

Vall d’Hebron, primer hospital con ecógrafo digital y navegador en quirófanos

Martes, 16 Mayo 2017
Por Editor Martín Flores

Vall d’Hebron, primer hospital con ecógrafo digital y navegador en quirófanos
Fuente EFE

El Hospital Vall d’Hebron de Barcelona es el primer centro sanitario de España que dispone de un ecógrafo digital y navegador en tiempo real integrados en el bloque quirúrgico de su servicio de Neurocirugía.

Según ha informado el hospital, la integración de los dos equipos permite un mejor control de las intervenciones a los cirujanos, que pueden ver en todo momento su evolución y se podrá utilizar en la mayor parte de las 1.400 intervenciones de neurocirugía que se practican en Vall d’Hebron, sobre todo de tumores cerebrales.

Los dos equipos, de las empresas BKMedical y Brainlab, permiten a los cirujanos tener un control más grande de las intervenciones intracraneales, ya que pueden ver en tiempo real su evolución y compararla con la situación inicial del paciente.

El Servicio de Neurocirugía del Vall d’Hebron ha incorporado esta avanzada tecnología en los quirófanos híbridos (preparados para realizar pruebas radiológicas y de imagen) del bloque quirúrgico desde el pasado mes de marzo.

En la mayor parte de las 1.400 intervenciones de neurocirugía que se hacen cada año en este hospital, la nueva tecnología será usada sobre todo en casos de tumores cerebrales, en los cuales eleva el grado de resección de la masa tumoral y facilita hacer biopsias, así como hemorragias cerebrales y en malformaciones arteriovenosas.

El centro sanitario ha destacado en un comunicado que la combinación del ecógrafo digital (Flex Focus de BKMedical) y el neuronavegador (CURVE de Brainlab) utilizada en Vall d’Hebron es única en España y permite, entre otras cosas, enviar por red desde el ecógrafo digital al navegador imágenes digitales de más calidad e información en tiempo real.

Así, los cirujanos pueden ver en todo momento la evolución de la intervención, comprobar que siguen la planificación prevista y modificar sobre la marcha las características del material, como las sondas, que se utilizan sin necesidad de volver a calibrar todo el equipo.

Todo ello permite ahorrar al paciente pruebas de obtención de imagen durante la cirugía, así como tiempo de estancia en el quirófano, a la vez que amplía el margen de seguridad en un tipo de intervención de alta complejidad.

Compartido
Loading...

Noticias recientes