Portada » Norovirus desata epidemia gastrointestinal en Paraguaná: abarca hasta el 85% de las consultas
Actualidad Salud

Norovirus desata epidemia gastrointestinal en Paraguaná: abarca hasta el 85% de las consultas

En Paraguaná, una inesperada oleada de síndromes virales ha colocado a la población en alerta durante estos últimos meses del año. La combinación de gripe y diarrea, sintetizada en el norovirus, ha proliferado, siendo responsable de un significativo porcentaje de las consultas ambulatorias. Este virus altamente contagioso, conocido como «gripe estomacal», ha creado un desafío para el sistema de salud local.

  • La Incidencia del Norovirus: Según datos del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias, los brotes de norovirus no guardan relación con la influenza. Esta infección viral ha afectado predominantemente a niños de 2 a 9 años y a adultos de 45 a 59 años, según la doctora Laura Jiménez del ambulatorio Barrio Adentro de Punta Cardón. En consultorios como el de Los Taques, se ha observado que el 85% de las consultas médicas están relacionadas con este síndrome viral.
  • Síntomas y Atención Médica: Los síntomas del norovirus incluyen diarrea, vómitos, náuseas, dolor de estómago y gripe. La doctora Jiménez destaca que el tratamiento se centra en la hidratación y el reposo, ya que al ser un virus, no responde a la antibioticoterapia. La importancia de medidas de higiene, como el lavado de manos y alimentos, se subraya para prevenir la propagación del virus.
  • Prevalencia en Diferentes Ambulatorios: Ambulatorios en áreas urbanas han registrado al menos el 60% de los casos de norovirus. La doctora Ramírez de El Oasis, Los Taques, confirma que el 85% de las consultas en su centro están vinculadas a este síndrome viral. La magnitud del impacto varía, pero la necesidad de atención médica es evidente en toda la región.
  • Factores Estacionales y Climáticos: La doctora Ramírez atribuye el aumento de casos a los cambios climáticos característicos de la región, donde el clima semiárido experimenta variaciones bruscas entre periodos de sequía y lluvias. Este año, las precipitaciones comenzaron en octubre, y las fluctuaciones de temperatura en noviembre, de calor a lluvia y luego a frío, han contribuido al brote de norovirus.

La propagación del norovirus en Paraguaná destaca la vulnerabilidad de la población ante síndromes virales y la necesidad de medidas preventivas efectivas. La atención médica y la conciencia pública sobre la importancia de la higiene son cruciales para controlar esta epidemia gastrointestinal. La conexión entre el clima y el aumento de casos subraya la necesidad de adaptabilidad en los sistemas de salud para abordar los desafíos estacionales y garantizar una respuesta eficaz en situaciones similares.

:::

Publicidad