Portada » Guyana condena la declaración de Venezuela sobre el Esequibo
Internacionales

Guyana condena la declaración de Venezuela sobre el Esequibo

Este viernes 22 de marzo, Guyana expresó su condena ante la decisión de Venezuela de declarar la región del Esequibo como su «estado», desafiando los acuerdos previos entre ambos países para evitar escaladas en la disputa territorial.

Esta postura generó tensiones adicionales en una región marcada por la controversia sobre la soberanía del Esequibo.

Desacuerdo con la declaración venezolana

La condena de Guyana surge después de que la Asamblea Nacional de Venezuela aprobara por unanimidad una ley que establece el estado Guayana Esequiba, una acción que añade una nueva capa de complejidad a la disputa territorial entre ambos países.

El ministro para Asuntos Locales de Guyana, Robeson Benn, lamentó la decisión venezolana, señalando que esta acción contradice los principios de buena voluntad acordados en la Declaración de Argyle, firmada por los presidentes de Guyana e Venezuela en diciembre pasado.

Un llamado a la resolución pacífica

En un esfuerzo por mantener la paz y la estabilidad en la región, Benn reiteró el compromiso de Guyana de resolver la disputa territorial del Esequibo a través de la Corte Internacional de Justicia en La Haya, un enfoque que Caracas ha rechazado.

A pesar de los desafíos y riesgos que enfrenta, Benn enfatizó la disposición de Guyana para abordar este conflicto de manera diplomática y legal.

Preocupaciones por la presencia militar y diplomática

La controversia territorial se intensificó con la aprobación unilateral por parte de Venezuela, en diciembre pasado, de un referendo vinculante para anexar la zona disputada bajo su control. Esta acción fue seguida por el despliegue de una división militar cerca del área en disputa y la modificación del mapa oficial venezolano para incluir la Guayana Esequiba. Además, la visita del director de la CIA de Estados Unidos a Guyana ha exacerbado las tensiones, lo que Venezuela denunció como una «escalada de provocaciones».

En un contexto marcado por la incertidumbre y la rivalidad geopolítica, es esencial que Venezuela y Guyana mantengan el diálogo y busquen una solución pacífica y justa a la disputa territorial del Esequibo. Se insta a ambas naciones a comprometerse con los mecanismos internacionales de resolución de conflictos y a evitar acciones unilaterales que puedan exacerbar las tensiones. Además, se recomienda la mediación de organismos internacionales y la cooperación regional para facilitar un acuerdo mutuamente beneficioso que promueva la estabilidad y el desarrollo en la región.

:::

Publicidad