Publicidad

2023: el año en el que Venezuela podría vacunar para volver a la normalidad

Un reporte de Economist Intelligence Unit advirtió que más de 85 países con escasos recursos no podrán inmunizar de forma generalizada a su población al menos hasta el año 2023, entre ellos está Venezuela.

“En los países más pobres, es posible que no sea posible una cobertura de vacunación significativa, suficiente para que la vida vuelva a la normalidad, hasta 2023, si es que alguna vez lo hace”, dice el informe.

Entre los países está buena parte de los territorios africanos, estados de Sudamérica como Paraguay o Bolivia, así como algunos países asiáticos como Indonesia, Malasia, Pakistán o Afganistán.

Ya la OMS había advertido la distribución desigual internacional de las vacunas. “Al final, estas acciones tan solo prolongarán la pandemia, las restricciones necesarias para contenerla y el sufrimiento humano y económico”, dijo en enero el máximo responsable del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Mientras los países con grandes ingresos ya iniciaron los planes de vacunación con las vacunas de Pfizer/BioNTech, Moderna y AstraZeneca/Oxford, los países de ingresos bajos dependerán de COVAX, una iniciativa que lidera la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el objetivo de asegurar al menos 6 mil millones de dosis para una distribución más equitativa y accesible.

Las dosis de COVAX solo cubrirán hasta el 20% de la población de cada país. Estos suministros pueden tardar en llegar, especialmente si los retrasos en la producción y la entrega a los países con más ingresos retrasan las fechas de entrega en países con menor ingreso.

En el caso venezolano, el ministro de Salud, Carlos Alvarado, dijo en diciembre que “los países ponen recursos (en el Fondo Covax) y en esa medida garantizan vacunas para sus territorios. Nosotros ofrecimos 18 millones de dólares, sin embargo, producto del bloqueo, no hemos podido liberar esos recursos para pagar el Fondo Covax”.

Sin embargo, en enero Ciro Ugarte, director de Emergencias en Salud de la OPS, en conferencia virtual, dijo que Venezuela no es considerada una de las diez naciones de escasos recursos de las Américas, que las recibirán sin coto.

“Hay negociaciones para poder acceder a otros mecanismos y por otras vías para que Venezuela pueda tener acceso”, dijo Ugarte tras explicar que COVAX está descartado.

Otro de los mecanismos es el Fondo Rotatorio de Vacunas. Pero para que Venezuela participe “va a requerir el pago de la deuda” y “el acuerdo de las partes para movilizar los recursos que sean necesarios para la adquisición de las vacunas”, reseñó AP.

“La vacunación puede salvar la vida de muchas personas, especialmente la del personal de salud y las personas de alto riesgo. No es un capricho político, es una necesidad urgente”, dijo el 25 de enero el Comisionado Presidencial para la emergencia sanitaria y médico José Manuel Olivares.

Por otra parte, el Ministerio de Salud aprobó el uso de la vacuna rusa, Sputnik V, que ha estado rodeada de opacidad. Fue el tercer país en la región en autorizarla, tras Argentina y Bolivia.

También se realizaron, según las autoridades del régimen, ensayos clínicos de la vacuna. Más de 120 personas en Venezuela han participado en el ensayo clínico, en su fase III, en la que se determina la eficacia y seguridad de la dosis.

Los primeros casos de covid-19 se registraron en Venezuela en marzo de 2020. Desde entonces se han reportado 125.776 casos y 1.1777 fallecidos.

Fuente: El Nacional

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad