Publicidad

82 mil afectados por inundaciones en Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro

En el estado Amazonas hay más de 60.000 damnificados por las recientes inundaciones. Los municipios más afectados son Atabapo, Autana, Puerto Ayacucho, Puerto Páez y Puerto Carreño. El diputado a la Asamblea Nacional por el estado Amazonas, Rommel Guzamana, afirmó que los habitantes de la entidad perdieron sus casas y sus enceres.

 

En el estado Bolívar hay al menos 12.000 personas afectadas, entre las cuales más de 4.000 son niños, 2.000 de ellos lactantes. El parlamentario por el estado Bolívar, Francisco Sucre, denunció que El Hospital Pediátrico de Guayana tiene más de cuatro meses cerrados. “Esto es culpa de la corrupción y de la falta de planificación”, sentenció.

 

Sucre recordó cuando el Presidente Nicolás Maduro fue a Cuba a entregar personalmente una donación de 600 toneladas de ayuda cuando se vieron afectados por el huracán Irma. Mientras tanto en Venezuela, el gobierno declaró alerta roja al cumplirse poco más de un mes de las crecidas de los ríos Caroní y Orinoco.

 

La diputada por el estado Delta Amacuro, Larissa González, denunció la grave situación que padecen más de 10.000 afectados por la crecida del rio Orinoco en los municipios Tucupita, Casacoima, Pedernales y Antonio Díaz.

 

“El gobierno regional sabe que cada año las lluvias causan estragos en estas zonas y es verdaderamente lamentable que hasta ahora no tenga un plan de emergencia serio para evitar que tantas personas padezcan de lo mismo año a año”, sentenció.

 

La representante del Parlamento denunció que las enfermedades y el hambre se están intensificando mucho más en esas zonas. «Muchos niños deshidratados a causa del vómito y la fiebre, lesiones por hongos en la piel y diarrea son algunos de los males con los que estos deltanos están obligados a lidiar por la desidia del régimen”, precisó la legisladora.

 

Otro problema que expuso la representante de Delta Amacuro en el Capitolio es la falta de mantenimiento y las malas condiciones en la que se está actualmente el Sistema de Control de Inundaciones del Delta del Orinoco que es la infraestructura que mantiene el caudal del Orinoco al margen y evita que toda la ciudad se inunde. «Es un tema delicado, en las compuertas del cierre hay grietas y al pasar por ahí se puede observar claramente como el agua se cuela, es por eso que el Estado debe atender reforzar esta obra con suma urgencia para evitar que colapse y ocurra una catástrofe”, sumó.

 

Fuente: NTN24

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad