Publicidad

A una semana del desbordamiento El Limón mete miedo

Luego de una semana de haber ocurrido el más reciente desbordamiento del río el Limón, en los municipios Mario Briceño Iragorry y Costa de Oro, los habitantes de esos sectores se mantienen en tensión.

El recuerdo de la tragedia que el mismo río causó hace ya 33 años, cuando también se salió de su cauce pero con dimensiones muchos mayores que las actuales, sigue vivo.

La tragedia de 1987 constituyó un hito en cuanto a emergencias generadas por aluviones o deslaves en el estado Aragua. Y fue la inundación aluvial de mayor magnitud que afectara áreas urbanas en Venezuela.

El desastre se inició aproximadamente a la 1 de la tarde del 6 de septiembre. Aquel día el río ubicado en la vertiente sur del Parque Nacional Henry Pittier, se desbordó. Producto de las intensas lluvias caídas en toda la región central del país. Provocando deslizamientos de tierra que derrumbaron parte de la vía que conecta a Ocumare de la Costa y Maracay.

Ese día las fuertes precipitaciones prolongadas por un período de 6 horas. En total se generaron 180 milímetros de agua, lo que equivale a las lluvias de aproximadamente dos meses. Trayendo como consecuencia la saturación de los suelos, aunado a la pérdida de material vegetal, producto de la intervención humana. Lo cual provocó a primeras horas de la noche el desprendimiento de grandes masas de tierra, vegetación y rocas. Todo se derrumbó dejando bajo las aguas y el lodo gran parte de los sectores La Candelaria, El Progreso, Mata Seca, Los Rauseos, Arias Blanco, Valle Verde, Las Mayas y El Limón.

Con respecto a la situación actual, un diagnóstico realizado por la gobernación del estado Aragua informa que aproximadamente unas cien viviendas resultaron afectadas en el municipio Mario Briceño Iragorry. Pero que, afortunadamente, no se registraron pérdidas ni daños humanos. Aunque si un buen número de damnificados que son atendidos en refugios ad hoc acondicionados para tal evento.

Restringido paso a Ocumare de la Costa

En tanto que el paso por la carretera que une a Maracay y El Limón con la población de Ocumare de la Costa continúa restringido. A pesar de que cuadrillas tanto del ejecutivo regional, como de la alcaldía de Mario Briceño Iragorry, lograron desplazar los grandes árboles que había bloqueado la mencionada vía.

 

Loading...


Acerca del Autor

Redacción - El Clarín

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad